Entramos en la romántica boda de tres días de Nuria March y Don Johnston en Londres: tres vestidos, un crucero por el Támesis, una fiesta en el museo y actuaciones sorpresa

La empresaria y el financiero se dieron el ‘sí, quiero’ el pasado fin de semana

Boda Nuria March HOLA 4064

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

La historia de Nuria March y George Donald Johnston III podría servir de argumento para una película de amor a la americana. En 2017, el matrimonio formado por Gonzalo Díaz-Rato y Blanca Andrada-Vanderwilde pensó que podrían hacer una buena pareja y decidió organizar una cita a ciegas para que se conocieran. No se equivocaron. Desde entonces, la empresaria española y el financiero estadounidense encajaron a la perfección y se volvieron inseparables. El pasado fin de semana, cinco años después de aquel primer encuentro, protagonizaron, en Londres, la escena más esperada de todo filme romántico que se precie, la de su boda.

Portada HOLA 4064©Hola

Los festejos comenzaron el viernes 10 de junio. Ese día tuvo lugar la ceremonia civil en la que se dieron el ‘sí, quiero’. La localización fue, de nuevo, muy cinematográfica. Se trataba del Chelsea Old Town Hall, el antiguo Ayuntamiento del exclusivo barrio londinense de Chelsea. Un majestuoso edificio victoriano ubicado en el corazón de King’s Road y entre cuyas paredes se han casado algunas de las estrellas más famosas del celuloide, desde Judy Garland a Hugh Grant o Pierce Brosnan. Aunque los contrayentes residen habitualmente en Madrid, optaron por la capital británica, ya que allí viven los hijos de él y estudia el hijo de ella.

Boda Nuria March HOLA 4064©Jacobo Tome
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Lagencia
Arriba, durante su llegada al Museo de Historia Natural de Londres, donde se sirvió la cena. En el centro, algunas amigas ayudan a la novia a enfundarse en el espectacular diseño de Lorenzo Caprile, y momento en el que Estrella Elorduy maquilla a la empresaria. Abajo, la entrada al museo.

Don, como es conocido por todos, sorprendió a Nuria con otro detalle de película: contrató el servicio de un Rolls-Royce con conductor que la recogió en el hotel donde se alojaba para trasladarla hasta este enclave, sede del Registro Civil. Fue una ceremonia íntima y discreta, que llevó a cabo el oficial del Ayuntamiento y que estuvo reservada para los familiares y amigos más próximos. Sobre las once, la novia hizo su entrada del brazo de su hijo, Jaime Martínez-Bordiú March, de veintidós años, un joven y estiloso padrino, con traje azul marino y camisa blanca, de Mirto, firma que también vistió al novio. El guitarrista Juan Carmona, fundador de Ketama, y su mujer, la cantante María Segura ‘Almaría’, subrayaron el sentimiento del acto al versionar con su flamenco y la melodía de Sting los versos de Josefina de la Torre, la poeta, novelista, cantante y actriz, perteneciente a la Generación del 27, que es una de los grandes referentes literarios de la novia.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Imagen de los novios, el pasado sábado 11 de junio, durante la celebración de su enlace.

Una novia ‘retro’

Nuria March, considerada una de las mujeres más elegantes de nuestro país desde sus tiempos de modelo, no fue una novia demasiado conservadora y se decantó por un primer vestido azul inspirado en un Dior de los años cincuenta. Se trataba de un diseño de dos piezas con silueta New look, confeccionado en tweed de lana fría mohair por sus buenos amigos Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández, de The 2nd Skin Co. La chaqueta, de manga larga, llamaba la atención por el maxilazo que llevaba prendido en el hombro izquierdo y por su cinturón. El vestido, sin mangas, de cuerpo recto y falda de línea evasé, era largo hasta debajo de la rodilla. Los zapatos, unos stilettos de piel de color nude de poco más de cinco centímetros, eran creación de Isabel Abdo.

En la fiesta, celebrada en el Museo de Historia Natural de Londres, la novia deslumbró con un espectacular vestido fucsia deLorenzo Caprile, color que también lucieron Marta Sánchez yNieves Álvarez
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Lagencia
Arriba, Nuria March junto a Amparo Corsini, esposa del banquero Manolo Falcó y marqueses de Castel-Moncayo. Abajo, la modelo Nieves Álvarez con su actual pareja, el empresario libanés Bill Saad. Al lado, Fernando ‘Gigi’ Sarasola junto a su mujer, la galerista Sara Zaldívar.

La empresaria de la comunicación en el sector del lujo combinó este estilismo con unos pendientes de esmeraldas. Nuria quiso tener presente a su madre, Elvira Almela, fallecida hace tres décadas. Por ello, lució algunas de sus joyas, además de unas piezas cedidas por la joyería Yanes, también encargada de elaborar las alianzas. Con este homenaje, Nuria cumplió con la tradición de llevar algo prestado, así como algo azul —el vestido— y nuevo —los zapatos—. A su vez, quiso darle un toque español a su look y, al renunciar al ramo, lució un abanico haute couture de madera y seda en tonos rosa, con dos grandes flores de tela color salmón, obra del diseñador francés Olivier Bernoux, que hizo las veces de bouquet. Su amiga Estrella Elorduy, quien la acompaña desde hace más de treinta años en las ocasiones especiales y cuenta con una dilatada trayectoria en la moda, fue la encargada de su sencillo pero, a la vez, sofisticado recogido y de su maquillaje, natural y luminoso.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
De izquierda a derecha, la interiorista Belén Domecq-Zurita, Nieves Álvarez, la diseñadora Vicky Martín Berrocal y la cantante Marta Sánchez.

Flamenco en Londres

El acto, que transcurrió íntegramente en inglés, tuvo varios momentos emotivos. El hijo de Nuria, Jaime, un brillante universitario a punto de graduarse en Economía, Historia y Relaciones Internacionales, ejerció, además de padrino, de testigo junto a los hijos del financiero, Kyle, Alex y Pamela. Los dos nietos de Don tampoco se perdieron la ceremonia y protagonizaron algunos tiernos instantes. Gonzalo Díaz-Rato, uno de los artífices de que los caminos del ahora flamante matrimonio se cruzaran, ofreció un cariñoso discurso que provocó la emoción de los novios. Fue quien firmó el acta matrimonial junto a su mujer, Blanca Andrada-Vanderwilde. Buena amiga de Nuria, es nieta de Ángel Sanz Briz, conocido como ‘el ángel de Budapest’, el diplomático español que, durante la II Guerra Mundial, salvó a más de cinco mil judíos del exterminio. Hubo otros puntos de gran sensibilidad, ya que Juan Carmona y María Segura impresionaron a Nuria y Don con una canción escrita expresamente para ellos. Tras la ceremonia, fueron recibidos con una lluvia de pétalos.

Entre los doscientos invitados que viajaron a la capital británica, destacó la presencia de los presidentes de los bancos más importantes de España
Boda Nuria March HOLA 4064©Lagencia
Boda Nuria March HOLA 4064©Lagencia
De arriba abajo y de izquierda a derecha: Cristina Yanes, Gonzalo Díaz-Rato y Blanca Andrada-Vanderwilde, Belén Domecq-Zurita y Álvaro Rivera, Nieves Elorduy, Rocío Jiménez, la relaciones públicas Chiquín Figueroa y Mencía del Alcázar.

Más tarde, el ya feliz matrimonio y sus respectivas familias almorzaron juntos en el restaurante Fifty Cheyne, uno de los más emblemáticos de la ciudad, para, unas horas después, recibir a los doscientos invitados llegados a Londres desde todos los lugares del mundo con motivo del enlace. Desde Colombia, de donde procede Sarita, la madre de Don, quien, a sus noventa y un años, reside en Florida, aterrizaron sus primos. El alto ejecutivo estuvo también arropado por su hermano, Michael Johnston, que vive en el estado de Vermont (Estados Unidos) y viajó para la ocasión. Por su parte, la novia fue arropada por su hermano Fernando March, y su pareja, Macarena Romanos, así como por su sobrino Javier, hijo de su hermano Javier March, quien no pudo viajar hasta la capital británica por motivos laborales.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Lagencia
Arriba, Nuria March y Don Johnston, la viva imagen de la felicidad. Abajo, Kyle Johnston, hijo del financiero, y su pareja, Charlotte Baer.

El olimpo de las finanzas

El enlace también se convirtió en un desfile de rostros conocidos, como los cantantes Marta Sánchez y José María Cano, íntimos de la novia; la diseñadora Vicky Martín Berrocal; la modelo Nieves Álvarez, que acudió junto a su nueva pareja, el empresario libanés Bill Saad; la interiorista Belén Domecq-Zurita y su marido, Álvaro Rivera, hijo del marqués de San Nicolás; Javier García-Obregón y María Thevenet; el empresario Fernando ‘Gigi’ Sarasola y su mujer, la galerista Sara Zaldívar; la relaciones públicas Chiquín Figueroa, y el banquero Manolo Falcó, hijo del fallecido Carlos Falcó y marqués de Castel-Moncayo, junto a su mujer, Amparo Corsini.

“Estoy feliz. Ha sido lo más espectacular que he vivido en mi vida”, nos confiesa Nuria March, antes de poner rumbo a su luna de miel, en Estados Unidos
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Jacobo Tome
Arriba, imagen del interior del Museo de Historia Natural de Londres, donde tuvo lugar la ceremonia. En ella, Marta Sánchez ensaya ‘My way’, la canción con la que sorprendió a los novios e invitados. Abajo izquierda, Javier García Obregón y María Thevenet.

Don pertenece a la primera división de las altas finanzas, es banquero de inversión y consejero de tres empresas del Ibex 35. Por ello, no es extraño que a su boda con Nuria asistieran algunos de los banqueros y ejecutivos más importantes de nuestro país, como Josep Oliú, presidente del Banco Sabadell; Carlos Torres, presidente de BBVA; Olaf Díaz Pintado, jefe de Goldman Sachs en España; José Bogas, consejero delegado de Endesa; Carlos Bertomeu, fundador y presidente de Air Nostrum; Rafael Miranda, presidente no ejecutivo de Acerinox; Juan Monte, máximo responsable de UBS en España, y Antonio Rodríguez Pina, presidente de Deutsche Bank en nuestro país.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Jacobo Tome
Nuria, junto a su sobrino Javier March, su hermano Fernando March y la pareja de este, Macarena Romanos.

‘Sí, mi capitán’

A las siete de la tarde del mismo viernes 10 de junio, llegó el momento de la Welcoming Party o, lo que es lo mismo, una gran fiesta de bienvenida. Los doscientos asistentes fueron citados en uno de los muelles del Támesis, punto de partida de un glamuroso crucero por los puntos más turísticos de la ciudad. El dress code fue Yachting elegant. Es decir, ‘náutico elegante’. Y, como salida del mismo barco de ‘Vacaciones en el mar’, Nuria sorprendió a todos con su versión más espectacular: apareció con un elegante mono corto de encaje y escote halter, con una sobrefalda blanca de tafetán, de Tot-Hom, la firma de Marta Rota, que combinó con un turbante de rayas de Solideo. Este fue el único estilismo de color blanco que llevó durante las celebraciones. Don también se metió en el papel de capitán y lució una gorra grabada con sus iniciales. Durante la travesía por el río que recorre el centro de Londres, se sirvió una cena y hubo baile hasta la medianoche. Una torcedora de puros cubana que viajó desde Madrid a Londres fue la gran sorpresa que los amigos del financiero le tenían preparada.

Dos de los momentos más emotivos fueron cuando Jaime, el hijo y padrino de Nuria March, ofreció un emotivo discurso y cuando Marta Sánchez sorprendió a los novios cantando My way, de Frank Sinatra
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Abajo, Nuria y Don durante un momento del baile. En el centro, a la izquierda, la empresaria abraza a su hijo, Jaime, tras su emocionante ‘speech’ durante la cena. A la derecha, Marta Sánchez durante su sorpresa a los novios.

Una noche en el museo

El sábado 11 de junio fue el día de la gran celebración. Nuria y Don citaron a sus invitados, a las siete de la tarde, en un empla­zamiento que, de nuevo, causó sensación. Se trataba del Museo de Historia Natural, ubicado en el barrio de South Kensington. El esqueleto de una enorme ballena que preside el hall resaltaba gracias a la espectacular iluminación, que confería al espacio un ambiente único. La pareja eligió este sitio, donde también hay una colección de peces, para hacer un guiño a la afición de Don: la pesca con mosca. Las mesas fueron elegantemente decoradas por la florista Mary Jane Vaughan, una de las más demandadas por la alta sociedad británica. Los novios, involucrados en la organización del enlace desde hace varios meses, no olvidaron ningún detalle. A su vez, estuvieron asistidos por su wedding planner, Holly Poulter, de Revelry Events. El Catering Seasoned fue el responsable de servir un menú típicamente indio.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Sobre estas líneas, momento en el que Nuria y Don salen de la sede del Registro Civil, en el centro de Londres, donde tuvo lugar la ceremonia. Arriba, momento del ‘sí, quiero’. En el centro, Nuria del brazo de su hijo, Jaime, el padrino. Fue un acto muy emotivo en el que actuaron Juan Carmona, fundador de Ketama, y su mujer, María Segura.

Nuria volvió a lucir un tercer vestido, de nuevo made in Spain. En esta ocasión, se trataba de un llamativo y elegante diseño de Lorenzo Caprile de color fucsia. Una creación con cuerpo asimétrico, de pedrería en tonos verdes y dorados, y una falda tail hem —ligeramente más larga por delante que por detrás—, de muchas capas de tul, hasta el tobillo. En esta ocasión, llevó un ramo creado por Laura Ruano, de Naranjas de la China, que viajó desde España, y que, tras la cena, lanzó a los asistentes casaderos.

La ceremonia civil se celebró en el Chelsea Old Town Hall de la capital británica y estuvo amenizada por la guitarra de Juan Carmona y la voz de su mujer, María Segura

Nuria no fue la única que optó por este tono rosa. Nieves Álvarez deslumbró con un ajustado vestido del mismo color, de Jean-Louis Sabaji, y mono de pedrería, zapatos de Aquazzura y joyas de Bulgari. Por su parte, Marta Sánchez también llevó un vestido frambuesa, de Carla Ruiz. La artista fue otra de las protagonistas de la velada, ya que subió al escenario para interpretar My way, de Frank Sinatra, con la que, inesperadamente, quiso homenajear a los novios. La música fue esencial a lo largo de la velada, que fue amenizada por Diamond Skyline, una orquesta de veinte músicos. Los novios abrieron el baile con I’ve got you under my skin, en la versión de Tonny Bennet y Lady Gaga, y sorprendieron a los invitados con una coreografía que les habían preparado en la academia de baile El Círculo de Vicky y José Antonio.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Arriba, los contrayentes junto a sus respectivos hijos. De izquierda a derecha, Pamela Johnston; Jaime Martínez-Bordiú March, Alex Johns­ton y Kyle Johnston. Abajo, la empresaria de la comunicación junto a su hijo, un brillante estudiante universitario en Londres.

A su vez, un grupo de amigas de Nuria animaron la fiesta con un baile sorpresa. Pero, si hubo un instante especial, ese fue cuando Jaime, el hijo de Nuria, así como Kyle, Alex y Pamela, los de Don, subieron al escenario para pronunciar un speech que conmovió a todos los asistentes y, en especial, a los novios. La boda terminó, el domingo 12 de junio, en casa de José María Cano. El artista quiso despedir este fin de semana de celebraciones de una manera también muy americana: con una barbacoa. Un ritmo trepidante que ha dejado exhausta a Nuria March, quien nos atiende antes de marcharse de luna de miel.

El matrimonio pidió que los regalos fuesen donaciones a las fundaciones Tara, Aladina, Soñar Despierto y Madrina, comprometidas con las víctimas de la guerra de Ucrania
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Nuria March y Don Johnston, tras su romántico ‘sí, quiero’, en el Chelsea Old Town Hall, de Londres. La pareja celebró un almuerzo en el restaurante Fifty Cheyne, uno de los más elegantes y emblemáticos de la ciudad, junto a su familia.

Habla la novia

—¿Cómo te encuentras?

—¡Imagínate! ¡Feliz! ¡Encantada! Ha sido lo más espectacular que he vivido en mi vida.

—¿Con qué momento te quedas?

—Ha habido muchos especiales, pero, sobre todo, con las palabras que nos dedicaron nuestros hijos . Hicieron que todos los asistentes se emocionaran. ¡Y el baile sorpresa que me prepararon mis amigas!

—¿Cuál ha sido el más emo­tivo? 

—Este baile del que te hablo. Fue con la canción Dancing Queen, de ABBA. Llevaban preparándolo mucho tiempo… y ¡lloré mucho!

—¿Qué ha supuesto ir del brazo de tu hijo, Jaime?

—Un orgullo como madre.

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Arriba, la empresaria y el financiero con dos de los asistentes a la ‘Welcoming Party’, Peter y Bettina Mallinson. Abajo, los novios.

—¿Qué sentiste cuando viste a Don esperándote al final delpasillo?

—Mucha ilusión y emoción. Lo que hemos vivido este fin de semana ha sido alucinante. Me ha sorprendido el amor y el cariño de nuestros invitados.

—¿Has echado de menos a alguien?

—A mis padres.

—Has lucido tres vestidos de moda española. ¿Por qué has elegido a estos diseñadores?

Lorenzo Caprile me ha vestido durante muchos años. ¡Me ha hecho más de quince vestidos en mi vida! Y tenía que estar en un día tan especial para mí, al igual que The 2nd Skin Co y Tot-Hom.

“Esta boda ha sido como una película... ¡pero real!”, cuenta la empresaria, que solo lució un vestido blanco durante la fiesta de bienvenida, en un crucero por el Támesis

—Has sorprendido con tu vestido fucsia. ¿Cuál es el motivo de esta elección?

—Porque es el color corporativo de mi agencia, de mi logo… Además, creo que me favorece mucho y suelo vestir mucho de él.

—¿Cuál es el regalo que más ilusión os ha hecho recibir? 

—Que todos nuestros amigos y familia nos acompañaran en este fin de semana tan especial. Pedimos que, en vez de hacernos un regalo a nosotros, lo destinaran a las fundaciones Tara, Aladina, Soñar Despierto y Madrina. Nuestra intención ha sido poder ayudar a estas organizaciones, que, especialmente durante los últimos meses, han hecho un esfuerzo grande para socorrer a muchas personas tras la guerra de Ucrania.

—¿Habrá luna de miel?

—Sí, aprovecharemos para descansar de la intensidad de los preparativos. ¡Nos vamos a Estados Unidos! Esta boda ha sido como una película… ¡pero real!

Boda Nuria March HOLA 4064©Javier Salas
Imagen de Nuria March, en el crucero por el río Támesis, con el que recibieron a los doscientos invitados llegados a la capital británica para la ocasión.


Más sobre