¡Sorpresa! Marta Lozano se convierte en 'hada madrina' de la pedida de mano de unos amigos

La 'influencer' también está prometida y se casará este año con el odontólogo Lorenzo Remohi

Por Cristina Álvarez

El mundo influencer está viviendo un boom de compromisos. Marta Lozano anunció su boda con Lorenzo Remohi en julio del año pasado y un mes después lo hizo su íntima amiga, Teresa Andrés Gonzalvo, que dijo 'sí' a la romántica propuesta de matrimonio de Ignacio Ayllón tras diez años juntos. Pues bien, Marta tiene una nueva cita especial para este año y así lo ha anunciado en sus redes. "¡¡¡Y dijo siiiiiiii!!! #princesasprometidas", ha dicho mencionando a su amiga Diana Terekhova. "¡¡¡Qué ganitas de celebrar nuestras bodas!!! Ya a partir del lunes empezamos", le ha respondido la especialista en comunicación, marketing y RRPP, que es rusa pero vive en España. 

- En ¡HOLA!: las bodas más esperadas del 2022

VER GALERÍA

El gran día tuvo lugar el 31 de diciembre en un marco incomparable, las montañas nevadas de Baqueira Beret, y la influencer y empresaria, que no deja de cosechar éxitos con su firma de belleza 'Glowfilter', tuvo un papel fundamental. Marta les iba a hacer una sesión de fotos muy especial cuando el abogado Miguel Herraiz se arrodilló y sacó de su bolsillo una pequeña caja de terciopelo de color rojo. Solo hay que ver la cara de sorpresa de Di para darse cuenta de que no se lo esperaba y, de hecho, se quedó con la boca abierta, llevándose las manos a la cara sin poder creerse lo que estaba sucediendo. La amiga de Marta Lozano no podía dejar de besar y abrazar a su prometido, y todo fue grabado en vídeo por Marta, quien se convirtió en hada madrina de este momento que, sin duda jamás olvidarán.

Marta Lozano nos enseña su fabulosa colección de zapatos 

"Iba ser un viaje más a Baqueira hasta que llegó ¡el sorpresón! y fin de año se convirtió en un festival de emociones! Enhorabuena pareja @diterehova y @donmiko estoy muy feliz de ser partícipe de este sorpresón", ha dicho el odontólogo Lorenzo Remohi, que también tuvo un papel fundamental en la pedida de mano. "Ha sido increíble. ¡Gracias chicos!", ha contestado Diana.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

La futura novia, que trabaja como jefa de marketing en la firma 'Flamingueo', se quedó alucinada con su anillo y, como buena influencer, no dudó en compartir esta espectacular imagen con sus más de 17.000 seguidores. La pieza es única y, tal y como puede verse en la foto, tiene varios diamantes pequeños y uno central más grande. Parece que todo estaba predestinado y, no sabemos si sospecharía algo o no, pero lo cierto es que llevaba una manicura digna del mometazo que vivió. Se trata de un llamativo diseño que combina la base de un color rosa muy natural con una original francesa en dos tonos, blanco y negro, para darle un toque diferente.

- Marta Lozano nos cuenta cómo lleva los preparativos de su boda

La noticia ha causado furor entre sus fans, que no han dudado en felicitarles por la buena nueva. "Muero de amor con vosotros", "¡Enhorabuena", "Qué bonito, por favor....", "¡Sois una pareja muy bonita!", "Qué conmovedor", "¡Nos vamos de bodorrio!" o "Por fin", son algunos de los cariñosos mensajes que les han mandado a los novios.

VER GALERÍA

Su gran boda

Después de casi cuatro años juntos, Marta y Lorenzo se comprometieron en Jávea, un lugar que tiene mucho significado para ellos y donde el próximo 28 de mayo se convertirán en marido y mujer. A su boda acudirán muchas de las influencers más seguidas de nuestro país, entre las que se encuentran las hermanas Pombo: María, Marta y Lucía. Esta última también se ha comprometido recientemente con Álvaro López Huerta, a quien ha definido como "mi mejor compañero de vida". En su última entrevista con ¡HOLA!, Marta Lozano nos contaba que le llamaba la atención lo tranquilo que estaba Lorenzo. "Parece que se haya casado siempre, yo no sé por qué (risas). Estoy nerviosa yo, pero él no", nos decía. Además, la futura novia habló también de su vestido de novia: "Yo digo siempre que lo tengo claro, pero me han dicho que cuando te empiezas a probar, cambias mucho de idea. Hay cosas que creo que sí que quiero, pero voy a esperar a vérmelas puestas para ver si sí o no. Y sorprender, no sé si lo haré... pero al final un vestido de novia es algo que no he llevado nunca".