Ana Boyer y su hijo Miguel

Del calor de Tenerife al frío en los Alpes italianos

De la playa a la nieve: el cambio radical de Ana Boyer y su familia '¡en menos de 24 horas!'

La hija de Isabel Preysler muestra el llamativo contraste de escenario que ha vivido estos días con los suyos

por Martín Gálvez Piqueras

De estar en bañador tomando el sol en el mar o la piscina con una temperatura no inferior a 20 grados, a ponerse ropa de abrigo para proteger bien tu cuerpo del frío en plena montaña. Un cambio radical que, además, resulta aún más notorio si se hace en un corto espacio de tiempo. Esto es lo que han experimentado Ana Boyer y su familia, tal y como revelaba ayer la hija de Isabel Preysler a través de dos imágenes que resultan muy esclarecedoras y descriptivas. "Esta semana hemos pasado de la foto 1 a la 2 ¡en menos de 24 horas!", cuenta y exclama la mujer de Fernando Verdasco. "¿Qué os gusta más a vosotros, playa o nieve?", añade para poner sobre la mesa esta pregunta clásica sobre qué opción se prefiere a la hora de viajar. En ambas instantáneas, la influencer aparece con su pequeño Miguel, que tiene dos añitos y medio, para mostrar el contraste que supone pasar de un escenario a otro. Esto es, del calor con unas palmeras de fondo a un manto blanco con un abeto en el paisaje que nos recuerda lo cerca que estamos ya de la Navidad. 

¡Vaya ladronzuelo! Fernando Verdasco se derrite con el divertido gesto de su pequeño Mateo

Dos situaciones antagónicas pero igual de disfrutables, sobre todo si -como en este caso- las vives en compañía de los que más quieres. Esta vez, Ana Boyer y los suyos se han desplazado hasta Italia, concretamente a la zona de los Dolomitas en la turística localidad alpina de Ortisei, donde el tenista juega el Sparkassen ATP Challenger que se disputa allí en pistas rápidas indoor. Un precioso y pintoresco lugar con impresionantes vistas que se ubica en el valle de Gardena y donde es tradicional la artesanía de la madera, particularmente la escultura, como vemos en la última imagen que la influencer ha compartido con su retoño. Cabe recordar que Ana Boyer y su marido se trasladaban a principios de mes hasta Teneride en Canarias por el torneo del que formaba parte el deportista. Allí, la pareja coincidió con sus buenos amigos Sandra Gago y Feliciano López, con quieren compartieron planes.

Ana Boyer, orgullosa por el nuevo rumbo profesional de Fernando Verdasco

VER GALERÍA

"Disfrutando de esta maravilla en la mejor compañía", escribía la modelo junto a varias estampas en la que aparecía con su colega. Muy sonrientes, se miraban la una a la otra en actitud cómplice mientras lucían looks cómodos y ligeros propios del buen tiempo en las islas afortunadas, con las clásicas gorras deportivas sobre sus cabezas. En cuanto a los dos matrimonios, podíamos verles también degustando deliciosos platos de restaurante, a juzgar por las secuencias que publicaban para sus seguidores. Además, Ana y Sandra pudieron ponerse el bikini y reconocer "la suerte de empezar noviembre así", decía la primera bajo una sombrilla y sobre una relajante tumbona. También compartía algunos de los momentos donde estaba con su esposo, como cuando se inmortalizaban felices y enamorados dentro de un ascensor mirando al espejo. 

Ana Boyer cede todo el protagonismo a Mateo en su última foto juntos

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie