Kiko Rivera

Kiko Rivera asegura que ha perdonado a su madre y a su tío Agustín y paraliza la venta de Cantora

El DJ, en cambio, carga sin piedad contra Anabel Pantoja y su hermana

por hola.com

Tras más de un año de conflicto, Kiko Rivera e Isabel Pantoja volvieron a verse en Cantora, la finca que ha sido testigo de los momentos más felices de su vida, pero también del inicio de su guerra más brutal. Madre e hijo aparcaron sus diferencias para llorar juntos la muerte de doña Ana y ahora se conocen más detalles del esperado encuentro gracias a uno de sus protagonistas. El DJ ha confesado qué sintió al ver a la artista. "Nos vimos y salimos corriendo a abrazarnos, durante 15 minutos. Fue un perdón sin palabras", ha contado en Lecturas.

VER GALERÍA

Ese emotivo abrazo ha marcado una nueva etapa en su relación y Kiko ha decidido paralizar la venta de Cantora a pesar de tener un comprador. Fue a principios de años cuando el DJ anunció que había puesto a la venta su parte de la finca. "No le voy a poner el precio que tiene sino más bajo… No quiero movidas. Mi parte de Cantora está en venta. Y se puede hacer. Yo pensaba que no se podía hacer, por eso no lo hice", dijo en aquel momento. "Si todo sale como debe igual tiene un inquilino tomando café con ella", añadió en tono de broma. Ahora ha cambiado de opinión y solo desea que su madre salde la deuda de Cantora y pueda ser feliz

Isabel Pantoja, a punto de vivir una gran alegría tras atravesar su momento más duro

Kiko empieza de cero con su madre y también con Agustín Pantoja. El DJ ha retirado la demanda contra su tío, al que acusaba de apropiación indebida, estafa y administración desleal. Fue a principios de mayo, cuando Kiko aseguraba en una llamada a Sálvame que había demandado a su tío. "Llegados ya a este punto que se haga justicia con lo que se tenga que hacer. Si alguien ha actuado mal y ha hecho las cosas mal, tendrá que pagarlo”, sentenciaba. El proceso judicial arrancó el pasado 10 de junio, cuando vimos a Kiko ratificando la demanda contra Agustín en los Juzgados de Chiclana de la Frontera. Aquel día, el DJ no quiso hacer declaraciones, pero previamente había asegurado en Lecturas que su tío "hasta puede entrar en la cárcel". Además, adelantó que su madre podría verse implicada en el juicio, y así fue. El 1 de julio, la cantante acudió a los juzgados de Chiclana de la Frontera (que se encuentran en Cádiz, a aproximadamente media hora en coche de la finca Cantora), para declarar en calidad de testigo. 

VER GALERÍA

La guerra familiar comenzó el 2 de agosto de 2020, durante el cumpleaños de Isabel Pantoja. Aquel día, según reconoció Kiko en el programa Cantora, la herencia envenenada, vio, por casualidad, que en la habitación de Paquirri, que estaba siempre cerrada con llave, estaban todos los objetos personales de su padre, cuando en su día se denunció que los habían robado. Ahora parece que las aguas han vuelto a su cauce entre madre e hijo, y los hermanos Rivera, Francisco y Cayetano, también han decidido dar un paso atrás en su demanda contra la cantante. "Si tengo que llevar a Isabel Pantoja a juicio, tengo que traer a su hijo como testigo para que testifique contra su madre; entonces, prefiero no hacerlo", ha declarado Joaquín Moeckel, abogado de los toreros, en Viva la vida

VER GALERÍA

Kiko Rivera carga sin piedad contra Anabel Pantoja y su hermana

Kiko Rivera ha apagado un fuego dentro del clan familiar, pero ha originado otro. El DJ mantiene que Anabel no ha propiciado su reconciliación con Isabel Pantoja sino todo lo contrario."Mi prima cuenta su versión, pero hay testigos que escucharon cómo me decía que mi madre no quería que fuera a Cantora", asegura. La colaboradora, por su parte, dio su versión de los hechos en ¡HOLA!, asegurando que estaba muy feliz por el reencuentro entre madre e hijo. "Hacía mucho tiempo que no pisaba esa casa y no tenía relación con su madre… No sabíamos cómo sería la reacción, pero todo el mundo le aconsejó que estuviese con ella. Creo que ha sido la mejor decisión", dijo la sevillana en su entrevista más esperada, donde confirmó que no ha vuelto a hablar con su primo. "No he vuelto a hablar con Kiko tras la boda. Irene no sabe nada y siempre la quiero mantener al margen". 

VER GALERÍA

EXCLUSIVA: DE LAS LÁGRIMAS DE ANABEL PANTOJA A LA FIESTA FLAMENCA, LA BODA AL DETALLE

Kiko no fue a la boda de Anabel y Omar Sánchez y reconoce que no felicitó a la pareja por su enlace tras ver las imágenes de la fiesta. Además, el DJ se muestra muy dolido con su hermana, Isa Pantoja, por no haberle apoyado lo suficiente durante el conflicto familiar. "Mi prima y mi hermana no tienen oficio ni beneficio", sentencia. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie