Paloma Cuevas

En la finca Cetrina

Paloma Cuevas muestra nuevos detalles de la Comunión de su hija Bianca

La hija menor de la empresaria y Enrique Ponce vivió un día inolvidable del que su madre ofrece ahora algunas pinceladas

por hola.com

Bianca, la hija menor de Paloma Cuevas y Enrique Ponce, recibió la Primera Comunión el pasado 11 de septiembre en Cetrina, la finca de Jaén que compartieron la diseñadora y el torero cuando estaban casados. Desde entonces, Paloma ha mostrado algunas pinceladas de este día tan importante para la pequeña y para toda la familia, ya que, según confesó la empresaria, "la vida se hace siempre de momentos y ver recibir la Primera Comunión a un hijo es de los más bellos que podemos vivir". Primero publicó varias imágenes del precioso vestido que llevaba la niña, de nueve años, para recibir el sacramento, y luego Paloma ha ido compartiendo nuevos detalles de la celebración que ella misma estuvo preparando durante meses con gran ilusión. Ha publicado fotos de la decoración floral, de la espectacular tarta que degustaron todos los invitados, de la minuta del menú, de los recipientes usados para el agua y el vino durante la misa y de los recordatorios de un momento inolvidable

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Paloma se ha esforzado para que Bianca tuviera un día inolvidable. Se ha volcado en cada detalle y también se ha implicado en el proceso de creación del vestido de comunión, que estaba lleno de significado ya que lo ha diseñado expresamente para ella junto a Rosa Clará, para la que ha escrito un mensaje de agradecimiento: "Mil gracias mi queridísima Rosa Clará por poner en su vestido tanto cariño e ilusión como nosotras. Mi eterna gratitud". La niña estaba radiante con un diseño de plumeti y bordados artesanales de silueta fluida que cubre los hombros delicadamente y tiene una hilera de botones tanto en la falda como en la espalda. Su pelo, largo y rizado, lo recogió en una bonita trenza adornada con un precioso tocado artesanal elaborado por Jimena Rilova con hojas azules y flores blancas.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Las margaritas, como las que Bianca llevaba en su tocado, predominaban en los arreglos con los que se adornó para la ocasión Cetrina, la finca familiar de Navas de San Juan (Jaén) que Paloma y Enrique compartieron durante sus 24 años de matrimonio. Es el lugar que la niña eligió para esta señalada fecha al igual que hizo su hermana mayor, Paloma, quien comulgó por primera vez en 2017. Estas flores estaban presentes también en el altar que instalaron para la misa, en las columnas del jardín en el que se celebró, donde colocaron sillas de color blanco divididas en varias filas, en las mesas que se dispusieron para cenar alrededor de la piscina, en el menú de la cena, en los recordatorios que entregaron a los invitados.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Como no podía ser de otra manera, las margaritas, entre otras flores, tenían un papel destacado en la espectacular tarta de la celebración que sirvió para poner el toque más dulce a una día tan especial. Un pastel de tres pisos en color blanco en el que podía leerse el nombre de la pequeña en letras plateadas y que Paloma ha definido como una "obra de arte". 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Paloma Cuevas ha cuidado con mimo cada detalle de la Comunión de su hija pequeña, como queda patente en uno de los elementos más importantes para la ceremonia religiosa: dos pequeñas jarritas para el agua y el vino, respectivamente, que usaría el párroco. Ambos recipientes, realizados en cerámica, se sostenían sobre una base, del mismo material, en el que estaba inscrito el nombre de Bianca y la fecha de un día inolvidable para ella. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Entre los asistentes se encontraban familiares y amigos íntimos como Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, que es la madrina de Bianca, José Luis Santos y Cristina Yanes, Nieves Álvarez, Naty Abascal, Patricia Rato, Remedios Cervantes, el doctor Villamor, los duques de Cadaval, Gema Ruiz y Juan Díaz, Fiona Ferrer, Marián Camino o Elsa Ramírez.

VER GALERÍA

El inicio de una temporada llena de retos y alegrías

Tras la inmensa felicidad que le produce ver cómo su hija pequeña tuvo su día soñado, a Paloma le esperan nuevas alegrías en las próximas semanas. Ha convertido su pasión por la moda en un nuevo y fascinante reto que verá la luz dentro de muy poco. Tras participar en la creación de algunos de los elegantes looks que ha lucido en sus apariciones familiares y sociales, ahora va a lanzar de la mano de Rosa Clará una colección de fiesta exclusiva que estará a la venta en cerca de un centenar de países. Además, se acerca una fecha muy señalada para toda la familia: las bodas de oro de sus padres, Victoriano Valencia y Paloma Díaz, que se convirtieron en marido y mujer en octubre de 1971 en la iglesia de la Concepción de Madrid.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie