Cocina con Corazón

Nuria Fergó: música, amor y nueva vida en Madrid

Se cumplen 20 años de la mítica primera edición de ‘Operación Triunfo’, de la que salió

Nuria Fergó en la cocina de su nueva casa en Madrid.

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

“Estoy muy contenta, porque lo he hecho sin esperar nada”, nos dice Nuria Fergó sobre su nuevo single: Quererme solo yo, con el que está logrando un gran éxito. “Así que, cuando llegan cosas así, lo disfrutas más. Sencillamente, he hecho una canción para regalársela a los fans y es muy gratificante”, nos cuenta, “porque no tengo discográfica. Llevo ya diez años que todo me lo hago yo, produzco yo, con lo cual, más satisfacción, porque realmente es una inversión en mí”, añade Nuria.

Quedamos con ella en el restaurante Las Brasas del Mentidero, donde nos prepara la receta que hoy comparte con nuestros lectores mientras hablamos con ella de su música, su nueva vida en Madrid junto a su hija, Martina, del amor que ha vuelto a llamar a la puerta y del 20 aniversario de aquella mítica primera edición de Operación Triunfo, de la que salió.

Nuria Fergó en la cocina de su nueva casa en Madrid.©Fernando Junco
“Desde chiquitita soñaba con grabar un disco, tengo cuatro y dentro de poco tendré cinco y he hecho cosas de publicidad y papeles como actriz, que también quería, así que no me puedo quejar porque todo lo que he imaginado y visualizado lo he conseguido”, nos cuenta Nuria sonriente.

Nuria, hacía tiempo que no se sabía de ti.

Hace un poco más de un año que estoy en Madrid, desde septiembre de 2019, este ya es el segundo curso que hace la peque aquí. Y musicalmente lo último fue la vuelta ciclista, en 2018, y conciertos y promoción. Me vine a Madrid con el proyecto de hacer un disco, pero en la pandemia se paró porque no podíamos movernos de casa y a raíz de ahí se me ocurrió la idea de hacer un single, Quererme solo yo, totalmente diferente a lo que será el disco, que saldrá en primavera, para que a los fans se les hiciera la espera un poco más amena.

“Me vine a Madrid con el proyecto de hacer un disco, pero en la pandemia se paró porque no podíamos movernos de casa y a raíz de ahí se me ocurrió la idea de hacer un , , totalmente diferente a lo que será el disco”

¿Cómo decides este cambio de vida radical, dejar Nerja para venirte a Madrid a vivir?

Como ya sabéis todos, me fui con la peque recién nacida al pueblo y estuve ocho años criándola allí porque quise y me apetecía vivir esos momentos con ella. Es verdad que, al no salir en televisión ni sacar single, no me habéis visto tanto, pero nunca he parado de trabajar, vivo de la música, me he mantenido y me mantengo cantando, haciendo mis conciertos. Y, como tenía para vivir bien, decidí esos años dedicarme a ella. Pero me replanteé irme a Madrid porque no quería quedarme en mi pueblo con cuarenta años, pensé: “Luego ya se verá, pero ahora, con todo lo que me queda por hacer, no me puedo quedar en Nerja”. Y este era el momento, antes de que Martina se haga más mayor y sea más complicado.

“Yo intento ser positiva y mirar para delante siempre”

Y llegas a Madrid y, en pocos meses, una pandemia y todos confinados.

Llegamos en septiembre y en marzo nos confinaron, y el disco se paró. Era como “no me lo puedo creer”. Pero nada, yo intento ser positiva y mirar para delante siempre y por eso me puse en marcha con este single y el proyecto del disco. Ha sido duro todo, pero hay que coger lo positivo y mirar hacia delante.

¿Ya cocinabas antes o el confinamiento en Madrid sola con tu hija te ha obligado a aprender?

Yo siempre he estado sola, menos los ocho años que he vivido en Nerja y he comido en casa de mi madre divinamente —ríe—, pero yo cocino a la plancha, hervido, ensaladas. En el confinamiento me puse más las pilas y es verdad que me he metido un poco más en la repostería, que si bizcocho, galletas, cosas al horno, que nunca había hecho y me he dado cuenta de que me gusta y me relaja.

¿Martina te ayuda en esas labores de repostería?

Sí, le encanta. Es más, me regaña porque me dice: “Déjame que te ayude, mamá” —ríe—.

“Es muy importante quererse para estar bien con uno mismo y con los demás”

Quererme solo yo es tu single, el título parece casi una reivindicación.

Deberíamos reivindicar todos y coger el título al dedillo —ríe— porque es muy importante quererse para estar bien con uno mismo y con los demás. Y lo digo como experiencia porque, si no estás bien, no eres feliz y tal vez buscas en otras personas lo que te falta a ti.

La canción habla de un gran amor, pero también de un gran amor roto.

Sí, un amor que tuve y que al final no pudo ser, pero eso no quita que fuera muy bonito. Y, al mismo tiempo, si has sentido, duele, es duro romper. Para mí fue una historia súperbonita, pero el balance es como “no ha podido ser, pero ahora me voy a querer yo”. Es una canción autobiográfica, me apetecía contar la historia, y ha sido Vega quién la ha compuesto.

¿Te has arrepentido alguna vez de alguna cosa que hayas hecho por amor?

No me arrepiento porque he aprendido. Si todo es como una balsa de aceite, uno no avanza ni evoluciona como persona porque no te llegas a conocer.

Este año se cumplen 20 de aquella mítica primera edición de Operación Triunfo, ¿sientes nostalgia?

Sí, siempre. Me encanta recordar momentos, me encanta cuando los fans cuelgan cosas en las redes y las veo y recuerdo esa experiencia, porque fue para mí la más importante a nivel profesional.

A muchos de tus compañeros no les gusta que les llamen triunfitos, pero a ti…

A mí sí. Gracias a ese programa la gente me quiere, me respeta y desea que yo siga trabajando en esto. Estoy muy agradecida porque los seguidores que me conocieron en el programa continúan escuchando mi música y yendo a conciertos y yo estoy encantada.

¿Habrá reunión de todos para celebrar este aniversario?

Yo creo que sí. A ver si se arregla todo esto, porque tenemos muchas ganas de vernos.

“Me hubiese gustado encontrar una pareja y tener un compañero de vida, formar mi familia y todo, pero…”

Pasado el tiempo, ¿crees que la música te ha tratado bien?

Sí, porque vivo de la música. Desde chiquitita soñaba con grabar un disco, tengo cuatro y dentro de poco tendré cinco y he hecho cosas de publicidad y papeles como actriz, que también quería, así que no me puedo quejar porque todo lo que he imaginado y visualizado lo he conseguido. Y lo más importante es que vivo de la música.

¿Y el amor?

A ratos —ríe—. Yo soy más tradicional. Me hubiese gustado encontrar una pareja y tener un compañero de vida, formar mi familia y todo, pero…

No habrás tirado la toalla, con lo joven que eres…

Hablo de lo que ha pasado hasta ahora. Yo lo tenía en mente y no ha podido ser porque o encajar con alguien o no y no he tenido suerte en ese aspecto, pero, como dices, soy todavía joven, con lo que, si tiene que ser, pues será —ríe—.

Puede que vayas en camino, se te ve feliz, ¿estás enamorada?

Sí, lo estoy. Mucho. Es un hombre maravilloso.

¿Te plantearías volver a ser mamá?

No, eso ya está hablado. Lo tengo claro.

Pollo a la naranja

Pollo a la naranja©StockFood

Ingredientes (para 4 personas): 4 pechugas de pollo o muslos ● 2 cebollas ● 4 naranjas ● 2 cdas. de salsa de soja ● 2 dientes de ajo ● 1 chorrito de vinagre ● 2 cdas. de maizena ● sal y pimienta ● aceite de oliva.

Elaboración

  1. Para la salsa, exprimimos las naranjas, añadimos la salsa de soja, los dientes de ajo picados, el chorrito de vinagre, la maizena y un poco de sal y de pimienta negra recién molida.
  2. Añade el pollo y déjalo macerar durante una hora.
  3. En una sartén a fuego medio, añade un chorro de aceite y, cuando esté caliente, agrega la cebolla picada muy fina.
  4. Salpimentamos y dejamos cocinar cinco minutos, mientras removemos de vez en cuando con una cuchara de palo.