Supervivientes

Supervivientes: Un búnker en Honduras, un resort en España, todo con tal de mantenerse a salvo y aislados del virus

Todo el equipo ha estado en completo aislamiento ante la amenaza del coronavirus

por hola.com

Supervivientes 2020 ha sido la edición más larga, extrema y complicada de todas las que se han vivido en la historia del concurso. Han sido 100 días de máximo entretenimiento, con tal de hacer pasar un buen rato a tantisima gente en España que estaba sufriendo los estragos del Covid-19. La aventura llega a su fin. Hugo Sierra, Rocío Flores, Ana María Aldón y Jorge Pérez son los finalistas y hoy se conocerá el nombre del ganador de una edición excepcional e inolvidable, no solo por haber sido una de las más duras que se recuerdan, sino por haber logrado sobrevivir a la amenaza del coronavirus. 

VER GALERÍA

El compromiso del equipo que ha hecho posible Supervivientes 2020 es digno de mención. Todo fue posible gracias al “trabajo de aislamiento del exterior y unas medidas de seguridad máximas para mantener al equipo alejado del virus”, asegura el director general de la productora del reality, Bulldog TV, Alfredo Ereño. "La parte más bonita de toda la edición ha sido el inmenso compromiso y sentido de la responsabilidad del equipo, que decidió permanecer en Honduras para llevar el programa hasta el final, siendo conscientes de lo que estaba ocurriendo en España. Tanto ellos como los concursantes entendieron que su misión era generar entretenimiento para aliviar una situación muy complicada.  Saber que hemos sido la única ventana con vistas a la vida normal, al sol y al mar ha propiciado que el equipo haya puesto un empeño especial", añadió.

-Elena se queda en shock al ver los estragos de la COVID-19 en España

-Los supervivientes se derrumban tras conocer la situación en España por el coronavirus

VER GALERÍA

Un auténtico búnker en Honduras

Supervivientes 2020 es uno de los pocos programas en España que no se detuvo, siguió adelante su emisión, pese a la situación de amenaza. El reality se graba y emite desde Honduras, con base en la zona de La Ceiba, más concretamente en el Hotel Palma Real, un gran resort que se cerró íntegramente para evitar el coronavirus. Además del equipo del programa, los trabajadores del hotel estuvieron en completo aislamiento, sin poder salir al exterior ni ver a sus familiares.

VER GALERÍA

Las medidas de seguridad han sido máximas.. Para ello, "decidimos crear una especie de burbuja en torno al hotel que utiliza habitualmente el programa", revela el director.  Nadie entraba y nadie salía del hotel. "Además, establecimos con nuestro médico en Honduras un sistema de control exhaustivo especial para el equipo en coordinación con las medidas que se iban adoptando en España”.

Todo estaba dispuesto ante una posible amenaza, había incluso un plan de evacuación de emergencia por si era necesario, con un avión preparado para volver a España en cualquier momento. Tenían garantizado su regreso. Afortunadamente, no ha sido necesario.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Una reserva natural en España

A la hora de volver, todos los concursantes fueron trasladados a un complejo a las afueras de Madrid para cumplir con la obligada cuarentena y vivir los últimos días antes de la gran final. Una impresionante reserva natural con bungalows e impresionantes jardines en los que se han alojado tanto los finalistas como todo el equipo de Supervivientes, entre ellos la presentadora Lara ÁlvarezAllí los concursantes  han vivido en amplios y lujosos bungalows con todo lujo de detalles, ducha de hidromasaje incluida, y comodidades de todo tipo para que se puedan sentir como en casa.  Un paraje idóneo para adaptarse poco a poco a su vida en España después de tres meses en Honduras y donde ya cuentan las horas para la esperada final. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie