Todas las imágenes de la visita de Emmanuel Macron a Estados Unidos

Las imágenes más destacadas y los grandes momentos de la visita de Emmanuel Macron a Estados Unidos

El presidente francés, que aterrizó ayer en Washington con su esposa Brigitte, es el primer líder homenajeado por Donald Trump con una visita de Estado

por hola.com

El presidente francés, Emmanuel Macron, llegó ayer a Washington para convertirse en el primer líder homenajeado por Donald Trump con una visita de Estado, una ocasión que promete múltiples gestos de amistad pero también estará marcada por tensiones en torno al comercio y el acuerdo nuclear con Irán. "Este es un gran honor y una visita de Estado muy importante, dado el contexto actual", dijo Macron a los periodistas al aterrizar en la base aérea de Andrews, en las afueras de Washington. "Tendremos la oportunidad de conversar sobre varios temas bilaterales, como la seguridad, el comercio y muchos temas multilaterales que son muy importantes más allá de nuestras fronteras", explicó en inglés y añadiendo después en francés que hablaría también con Trump sobre "el medio ambiente".

VER GALERÍA

Macron aterrizó en Estados Unidos a primera hora de la tarde, acompañado de su esposa Brigitte, y ambos pasearon por el centro de Washington antes de reunirse con Trump y su mujer Melania en la Casa Blanca. El matrimonio galo se mostró de lo más enamorado y amable con los ciudadanos que se acercaron para saludarles y pedirles incluso un ‘selfie’.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Brigitte combinó una camisa blanca con un pantalón negro, a juego con los zapatos, y un alegre abrigo rosa. Después la vimos con un estilismo mucho más sobrio en la residencia oficial de los Trump. Allí las dos parejas plantaron un roble albar, regalo de los invitados, en el jardín sur de la Casa Blanca. Es un árbol que simboliza la longeva alianza entre los dos países: procede del bosque francés de Belleau, lugar de la batalla homónima de 1918 durante la I Guerra Mundial, en la que murieron más de 9.000 soldados estadounidenses. Tras este acto tan simbólico, partieron a Mount Vernon, la histórica residencia del primer mandatario de Estados Unidos, George Washington, en Virginia. A pesar de ser una cena de Estado, tuvo carácter privado.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

VER GALERÍA

"Tenemos una relación muy especial porque los dos venimos de fuera de nuestros sistemas. No somos parte del sistema político clásico", dijo Macron en una entrevista emitida el domingo en la cadena de televisión estadounidense Fox News. Pero su relación ha estado marcada por dos puntos de fricción: la decisión de Trump de retirarse del Acuerdo de París sobre cambio climático y su amenaza de abandonar el pacto nuclear con Irán que firmaron en 2015 Estados Unidos, Francia, Alemania, el Reino Unido, China y Rusia.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Este martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha recibido al presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa en una ceremonia oficial de bienvenida en la Casa Blanca. El look de Melania para esta ocasión ha sido uno de los más aplaudidos por su derroche de glamour, estilo y sencillez. A pesar de que ha coincidido con Briggite en tonalidad, su estilismo ha acaparado todas las miradas al aparecer espectacular con un traje dos piezas asimétrico blanco nuclear firmado por Michael Kors Collection que ha combinado perfectamente con un sombrero de ala ancha y zapatos en tono azulado. La primera dama francesa, por su parte, ha optado por un vestido en color blanco con detalles en negro y chaqueta a juego. 

Durante el acto, Donald Trump ha ofrecido un discurso de unión, después ha sido el turno de Emmanuel. Al finalizar sus palabras, Melania ha amagado para darle la mano pero este ha preferido besar la mano. Algo que repitió con su mujer ante la mirada de los Trump.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Tras ello, Trump y Macron han ofrecido una conferencia mientras sus respectivas mujeres han visitado la Galería Nacional de Arte, que exhibe en este momento una muestra del pintor francés Paul Cézanne. 

Horas más tarde, se celebrará una lujosa cena de Estado. Trump y su mujer han preparado un festín con acento francés para agasajar al presidente galo y a su esposa. El menú hará un guiño especial a la influencia francesa en la comida estadounidense, especialmente en Luisiana, con el sabroso jambalaya: un plato de arroz con pollo, jamón y langostinos típico de la gastronomía cajún. Además, se servirán costillas de cordero, verduras del jardín de la Casa Blanca, tarta de nectarina con helado de crema fresca y vinos con "alma francesa y suelo estadounidense".

Melania ha supervisado al detalle esta cena, encargándose de la elección de la vajilla y la decoración floral. Se han dispuesto para la ocasión más de 1.200 ramas de cerezos en flor, coincidiendo con el festival homónimo, uno de los momentos más bonitos y esperados del año en la capital estadounidense. La velada, que estará amenizada por la Ópera Nacional de Washington, del Kennedy Center, el gran templo de las artes en la ciudad, dará paso al día siguiente al discurso de Macron ante las dos cámaras del Congreso, que coincidirá con el 58 aniversario del mismo discurso del presidente francés Charles de Gaulle en 1960. 

VER GALERÍA

Ésta será una semana de contactos con Europa para Trump, dado que este viernes visitará la Casa Blanca la canciller alemana, Angela Merkel, con quien el líder estadounidense ha tenido una relación más fría y que tendrá un recibimiento mucho menos pomposo.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie