La adversidad vuelve a unir a Khloé Kardashian y Lamar Odom, ¿hasta cuándo?

por hola.com

Quizá no siempre haya sido la más conocida del clan Kardashian, con la omnipresente Kim eclipsando inevitablemente todo lo que hay a su alrededor, pero no hay ninguna duda de que, en los últimos días, el nombre de Khloé Kardashian ha sido el protagonista de todos los titulares. No han sido momentos nada fáciles para ella. Durante la última semana prácticamente ha vivido en el hospital acompañando a su todavía marido Lamar Odom, de quien no se ha separado mientras él luchaba por su vida tras ser hallado inconsciente en un local de Nevada.

VER GALERÍA

Días complicados en los que muchas decisiones médicas han estado en manos de Khloé. Ahora, el exjugador de baloncesto ha despertado del coma y todo indica que sigue una evolución positiva, pero la situación continúa siendo delicada y por ello la pareja ha decidido cancelar su divorcio, al menos por el momento. Pero ¿qué hay detrás de la historia de amor de esta pareja? ¿Qué motivos les llevaron a pedir el divorcio y por qué ahora han decidido anularlo?

Un ex del clan Kardashian establece su residencia en Vitoria

Kris, matriarca del clan Kardashian, se separa tras 22 años casada y sucumbe a la ‘maldición familiar’

Después de los divorcios... llegan las bodas al clan Kardashian

Khloé Kardashian y Lamar Odom se conocieron en agosto de 2009 durante una fiesta de Ron Artest, compañero de Lamar. Lo suyo fue amor a primera vista y sonaron campanas de boda a un ritmo acelerado, pues apenas 30 días después estaban pasando por el altar. Un mes tardaron en casarse y cuatro años en solicitar el divorcio. A finales de 2013, Khloé tomó esta decisión tras rumorearse que Lamar le había sido infiel y que era adicto a ciertas sustancias.

VER GALERÍA

No fue hasta este verano cuando ambos firmaron los papeles, aunque debido a que todavía no habían sido aprobados por un juez, no llegaron a hacerse efectivos. Precisamente este trámite jurídico ha sido el motivo de que Khloé se haya encargado de tomar las decisiones médicas en nombre de su (aún) marido mientras éste permanecía en coma. Una responsabilidad enorme, "abrumadora" para ella según contaron fuentes cercanas, que llegó a sobrepasarla en algunos momentos.

Según documentos judiciales a los que ha tenido acceso la revista People, el abogado de Khloé acudió este miércoles por la mañana a la corte de Los Ángeles para pedir que se detuviera el proceso de divorcio. "Es un momento muy delicado y difícil tanto para Lamar y Khloe, y lo más sensato en un momento así es no realizar grandes movimientos y dejar todo en espera", ha contado a la publicación una fuente cercana a la familia para explicar esta decisión.

VER GALERÍA

Aunque, en efecto, anular por el momento el divorcio parece el paso más sensato, quizá no solo la lógica habría hablado a la hora de tomar esta decisión, sino también el corazón. De acuerdo con la publicación TMZ, el bautizado como “ángel caído de la NBA” se ha visto totalmente marcado por su experiencia demasiado cercana a la muerte, tanto que ha hablado con Khloé para explicarle su total determinación de cambiar los hábitos que hicieron brecha en su relación y pedirle que vuelva con él. Agradecido por su inamovible compañía durante estos días en el hospital y confesándose todavía enamorado, parece que Lamar ha conseguido convencer a Khloé, o al menos así lo indica su recién frenado divorcio.

Lamar Odom ya respira por sí mismo y dice algunas frases

Kim Kardashian, esperanzada al hacer sonreír a Lamar Odom

Khloé Kardashian respira aliviada, Lamar Odom despierta del coma

Khloé Kardashian, muy preocupada por su papel clave en el momento más crítico de su exmarido

Las Kardashian se vuelcan con Lamar Odom mientras lucha por su vida tras ser encontrado inconsciente en un local

Una decisión que parece alegrar bastante a la familia de Khloé, en especial a su madre, Kris Jenner, que al dar su opinión al respecto comenta que "no hay nada con el amor" e incluso que espera que su hija Kourtney pueda también dar una segunda oportunidad a su ex, Scott Disick.

Durante los cuatro años que duró su matrimonio, el exjugador de baloncesto se integró totalmente en la familia, que también ha estado a su lado y “rezando por él”, en sus propias palabras, durante los momentos críticos. Ahora que Lamar muestra prometedores signos de recuperación como respirar por sí mismo o pronunciar algunas palabras, las Kardashian respiran aliviadas. Tanto es así que ayer incluso se fueron de fiesta, una celebración con la que Kanye West sorprendió a Kim con motivo de su 35 cumpleaños y en la que las chicas Kardashian se vistieron con tripitas falsas en homenaje al embarazo de Kim para divertirse un rato después de días de tanta tensión.

Afortunadamente, parece que soplan vientos favorables para ellos, y mientras Lamar se recupera poco a poco pero de forma esperanzadora, su matrimonio con Khloé podría seguir el mismo camino.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie