Flandes en seis dosis o cómo pasar un verano haciendo planes en seis ciudades

Probar el mejor chocolate del mundo en Bruselas, conocer la fábrica de cerveza más antigua de Amberes, hacer una ruta en bici por la universitaria Lovaina y otras propuestas sugerentes para descubrir esta región flamenca.

by hola.com

PROBAR EL MEJOR CHOCOLATE DEL MUNDO EN BRUSELAS
El chocolate belga presume de ser el mejor del mundo. Basta con darse un paseo alrededor de la Grand Place de Bruselas para caer rendido ante los escaparates de sus irresistibles tiendas, algunas centenarias. Neuhaus (Koninginnegalerij 25), La Maison des Maîtres Chocolatiers (Grote Markt 4), Zaabar (Charloroise Steenberg 125) o Pierre Marcolini Sablon (Miniemenstraat 1) son algunas de las referencias de estas especialidades, pero conviene no dejar de pasar por la Galería de Saint Hubert, un lugar imprecindible para adquirir chocolates bajo una imponente arquitectura.

VER GALERÍA

Y CERVEZA EN AMBERES
Es la reina de las bebidas de la región de Flandes, con más de 450 variedades y, aunque parezca mentira, hay un recipiente específico para saborear cada tipo. Este verano, la novedad está en Amberes, donde su fábrica más antigua de cerveza, De Koninck, inaugura un centro interactivo para conocer el proceso de elaboración una de las cervezas artesanales más famosas de Bélgica.

VER GALERÍA

HACER UNA RUTA EN BICI POR LOVAINA
La universitaria Lovaina es la ciudad de la bicicleta por excelencia. No en vano es el medio de transporte preferido por los estudiantes que residen aquí. El centro está cerrado al tráfico y a la bonita calle Mechelsestraat se abren un buen número de tiendas y cafés con agradables terrazas que tienen a sus puertas bicicletas aparcadas. En la oficina de turismo (leuven.be) se pueden alquilar entre 6 y 12 € por persona y día y ofrecen diversas rutas que conectan la ciudad con el entorno rural cercano, pasando por abadías como la del Parque, uno de los mejores conjuntos monásticos del país o castillos como el de Arenberg, que acoge la facultad de Ingeniería de la universidad de Lovaina.

VER GALERÍA

VER BRUJAS CONVERTIDA EN UNA MEGALÓPOLIS
Tranquila, acogedora, melancólica… son calificativos que bien podrían definir Brujas, pero ¿qué ocurriría si esta ciudad flamenca poco a poco creciera hasta convertirse en una ciudad de mastodónticos edificios? Así se puede ver durante la Trienal de Arte Contemporáneo y Arquitectura (triennalebrugge.be) que, hasta octubre, se celebra en esta ciudad belga. A través de las obras de 18 artistas internacionales se intuye como podría ser la pequeña ciudad convertida en una megalópolis imaginaria en un futuro posible mucho más dinámico. Para ofrecer esta perspectiva nueva se proponen dos recorridos artísticos y arquitectónicos gratuitos, tanto por las calles de la ciudad, como a través de diferentes exposiciones.

VISITAR LOS CAMPANARIOS Y BEATERIOS DE GANTE
A Gante, la que fue la ciudad más grande de Europa en el siglo XVI, se va a ver sus edificios gremiales reflejados en el agua, a admirar la fortaleza de los Condes, a contemplar la Adoración del Cordero Místico en su catedral, entrar en alguno de sus 18 museos, saborear los platos de las innumerables restaurantes del barrio del Patershol, participar de su animada vida universitaria o a dar un paseo cervecero. Pero también, a contemplar sus campanarios –el de la catedral de San Bavón, la Atalaya o Belfort y la torre de la iglesia de San Nicolás- y tres beaterios -los de St. Elisabeth, Ter Hoye y Sint-Amandsberg, tres remansos de paz ideados para mujeres en el medievo- en los que la Unesco ha puesto su mirada para declarar a unos y otros Patrimonio de la Humanidad.

VER GALERÍA

ASISTIR A UN CONCIERTO DE CARILLÓN EN MALINAS
Pasear por una ciudad y oír las campanas de sus torres repicando es un sonido que puede resultar muy familiar, pero escuchar obras musicales interpretadas por las campanas es otra cosa. En Malinas resulta habitual. Y es que esta ciudad destaca no solo por tener un magnífico carillón en la torre de la catedral, sino también porque en su interior alberga una escuela que atrae estudiantes de todo el mundo, la Koninklijke Beiaardschool Jef Denyn. Fundada en 1922, fue el primer instituto superior de campanología del mundo y hoy sigue siendo el de mayor prestigio internacional. De junio a septiembre se organizan conciertos a los que vienen intérpretes de todo el mundo para ejecutar sus obras en este afamado carillón.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Más información
Turismo de Flandes

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie