Llueva, nieve o granice... la agenda de Mette-Marit de Noruega debe continuar

La Princesa puso al mal tiempo buena cara y, entre copos de nieve, pronunció un discurso durante su 'viaje literario'

por hola.com

VER GALERÍA

 

La maravilla de un copo de nieve es comparable a la maravilla de un libro. Y ayer, casualidades de la vida, ambas maravillas, de formas infinitas y belleza única, coincidieron en el viaje literario en tren que la princesa Mette-Marit emprendía por el norte de Noruega durante dos días con el objetivo de promover la lectura entre sus compatriotas.

El viaje arrancó temprano por la mañana en Bodø, donde la Princesa puso al mal tiempo buena cara y, entre copos de nieve, pronunció un discurso en el que aseguró que no podía imaginar una vida sin libros. Llueva, nieve o granice... la agenda de la Princesa debe continuar y siguió su trayecto. La literatura infantil fue el tema elegido cuando el tren hizo parada en Fauske, donde la Princesa fue recibida por un grupo de niñas de esta localidad, que le entregaron varios libros. La princesa Mette-Marit leyó fragmentos de un libro de Astrid Lindgren, la creadora de Pippi Calzaslargas, por quien mostró su devoción. "Cuando era pequeña, vivía en mi propio universo. No en la guardería ni en la escuela, sino dentro de mi cabeza", confesó la Princesa, quien añadió que fue su madre -"siempre ha sido la persona más importante en mi vida"- la que la introdujo a la literatura.

En Rognan, siguiente parada, la visita estuvo dedicada a la literatura juvenil. "Elegantes figuras femeninas salían de los libros. Eran damas a quienes podía admirar, pensando que un día podría ser tan fuerte y lista", dijo la princesa Mette-Marit, quien citó La casa de los espíritus, de la chilena Isabel Allende, como uno de sus libros de referencia entonces. El amor en la literatura fue el tema en Mo, donde un grupo de teatro local leyó un conocido soneto de William Shakespeare. La princesa Mette-Marit visitó además la biblioteca local, en la que pudo contemplar su colección de libros digitales. La última parada del día fue en Mosjøen, donde las actividades estuvieron centradas en la lengua y la literaturas samis (el grupo étnico que habita el norte de Noruega, Suecia y Finlandia).

Con motivo de la campaña, se ha creado una etiqueta en la red social Twitter con el nombre #Minbok (mi libro), donde los lectores hablan de sus libros y autores favoritos. Mette-Marit charló con tres de ellos a través de la red. El viaje literario continúa hoy en localidades como Snåsa, Steinkjer y Stjørdal, lugares donde la Princesa charlará sobre la literatura como instrumento para romper tabúes, Shakespeare y sus autores favoritos.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie