Tatiana Santo Domingo, así es su vida al cumplir los 32 años

por hola.com

Sofisticada, ecléctica, discreta… Tatiana Santo Domingo cumple los 32 años convertida en una de las mujeres más ricas del mundo, empresaria de sello “ético”, madre de dos hijos y máximo exponente del boho chic o el gypset. Así ha sido este año para la mujer de Andrea Casiraghi.

Siempre a la caza de una vida discreta, las apariciones de esta neoyorquina de sangre colombiana y brasileña son medidas con cuentas gotas. El matrimonio fue la gran ausencia del reciente Día Nacional de Mónaco, sin embargo no dudaron en convertirse en los grande protagonistas en la festividad nacional del 2014, dejando que los fotógrafos se deleitaran con el debut de su hijo mayor, Sasha. Un equilibrio que define sus años dentro de la familia Grimaldi.

Tatiana Santo Domingo y su fortuna de 2.000 millones de euros, el nuevo nombre de la lista Forbes

Tatiana Santo Domingo luce embarazo en París

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi, primera aparición juntos tras volver a ser padres

Capaz de desaparecer para el ojo público durante meses, Tatiana Santo Domingo tiene el don de reaparecer con el mismo sigilo en un acto en Mónaco, en una gala benéfica o apoyando los proyectos de sus amigas, un exclusivo círculo formado por aristócratas y herederas de grandes fortunas.

VER GALERÍA

El 2015 ha sido para ella un año marcado por acontecimientos destacados. Si a finales de marzo la llegada de India ampliaba la familia, ese mismo mes la revista Forbes revelaba su lista de los más ricos del mundo, incluyendo por primera vez a Tatiana Santo Domingo en ella. Entonces el citado medio le atribuía el sello de “heredera millonaria” con un valor de 2,2 billones de dólares.

A medio camino de la vida bohemia y el lujo en su máximo exponente, Tatiana Santo Domingo –empresaria de moda de comercio justo, con su firma de Muzungu Sister, de la que es socia con Dana Alikhani- ha creado tendencia con su estilo sencillo, natural y en ocasiones hippie.

VER GALERÍA

Este 24 de noviembre la nuera de la princesa Carolina de Mónaco ha cumplido los 32 años, una vida marcada por el imperio que levantó su abuelo y más tarde su padre –los dos fallecidos- y por su presencia como miembro la familia Grimaldi. Dos facetas que ha sabido combinar sin perder su halo de misterio.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie