Descubre la voz de Jazmín Grace, la revelación musical de familia Grimaldi

La hija de Alberto de Mónaco se presenta a ritmo de 'soul' como una artista emergente en los locales de Nueva York

por hola.com

“Enamórate de Jaz”. Así se presentaba una de las actuaciones que tienen lugar en las noches de Nueva York, en uno de los clubs de música en los que nuevos talentos buscan lanzar su carrera. Hasta aquí se podría pensar que es un show más, sin embargo, esa Jaz no es otra que Jazmín Grace Grimaldi. La hija de Alberto de Mónaco, que lejos de presentarse ante el público con su apellido principesco, lo hace de forma discreta, pero con un gran as en la manga: una voz portentosa.

VER GALERÍA

“Una noche para recordar que contará con los estilos refrescantes y eclécticos de la artista emergente, Jazmin Grace. Su voz vibrante y soul cautivará tu corazón con inspiradoras selecciones que seguro te hacen sonreír”, así se presentaba el espectáculo, cuyas entradas se vendían al precio de cinco dólares.

La nieta de Raniero de Mónaco no defraudó. Se subió al escenario acompañada de una banda de músicos, con un vestido de tul y una cazadora de cuero dorado y desde allí conquistó a todos los presentes con una voz densa con numerosos giros y un repertorio que combinaba soul, jazz y rhythm and blues.

De momento ha pisado ya varios escenarios, en último el del legendario teatro The Duplex, en el barrio de Greenwich Village, cuna del cabaret en la ciudad de Nueva York en donde al principio de sus carreras se dejaron ver Woody Allen, Joan Rivers o Bárbara Streisand. Su soltura y presencia denotaban que esta no era la primera vez que Jazmín Grace se enfrentaba al público, ya lo había con anterioridad y en ocasiones apoyando fines benéficos, no en vano la solidaridad corre por las venas de los Grimaldi.

La Federación UJA de Nueva York o el proyecto Relay for life, de la Asociación Americana contra el Cáncer han contado en alguna ocasión con la actuación de Jazmín, que incluso venció las frías temperaturas para cantar al aire libre y en acústico, acompañada por la guitarra y los coros de Matt Mirro, con el que ha actuado en varias ocasiones. Aunque el dúo Matt & Jazmín suena bien, lo cierto es que ella no necesita mucho acompañamiento, su voz puede prescindir de apoyo y así lo demuestra arrancándose a capela, en improvisadas actuaciones para los amigos.

- El sorprendente encuentro en Nueva York de Paulina Ducruet y Jazmín Grace Grimaldi, dos primas bien avenidas

- Jazmín Grace Grimaldi, hija de Alberto de Mónaco, siente pasión por el cine

- Días antes de que se anunciara el compromiso matrimonial de Alberto de Mónaco, su hija, Jazmín Grace, se graduaba en secundaria

Hasta ahora esta faceta musical de la primogénita del príncipe Alberto era desconocida y sólo se había podido observar la pasión que sentía por el cine, clara herencia de su abuela la mítica Grace Kelly, que revolucionó el Hollywood de los años 50. Es cierto que a Grace se le conoció más como actriz –oscarizada en 1954 por La Angustia de Vivir- y por su brillante faceta como Princesa de Mónaco, pero la mujer de Raniero de Mónaco también tenía una voz melodiosa como demostró en la película High Society, uniéndose a Bing Crosby para cantar la mítica True Love, compuesta por Cole Porter, en una de las escenas icónicas de la película.

VER GALERÍA

Pero si alguien destacó en la casa Grimaldi en el terreno musical esa fue su tía Estefanía de Mónaco. La Princesa tuvo una breve, pero muy exitosa, carrera como cantante de pop cuando en el año 1985 lanzó su primer sencillo, Ouragan –con versión en inglés-, que vendió más de cinco millones de copias. Con estos referentes y una voz privilegiada no es de extrañar que Jazmín Grace tenga por delante un futuro prometedor como cantante y que poco a poco se abra paso en la industria musical.

Jazmín Grace siempre ha vivido alejada de la corte y a que no tiene derechos dinásticos por haber nacido fuera del matrimonio, se sabe que mantiene una relación continúa con su padre -y ahora también con otros miembros de la familia como con su prima Paulina Ducruet- y que es una de las herederas de su fortuna personal, de modo que el Principado se ocupa de su manutención y protección. Los que sí son herederos de los derechos al trono son los mellizos Jacques y Gabriella de Mónaco. ¿Veremos algún día a la joven actuar en el Principado de Mónaco como lo hizo la cantante Lily Allen en el último Baile de la Rosa?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie