El beso de Pierre y Beatrice y la ausencia de la princesa Charlene en el Baile de la Rosa

por hola.com

Entre la preparación de la boda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, para la que queda menos de un mes, y el inminente nacimiento del segundo hijo de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, la Familia Real monegasca tiene estas semanas su agenda rebosante de grandes acontecimientos. Preparar una boda y ampliar la familia de forma casi sucesiva sin duda les mantiene muy ocupados, pero han sacado el tiempo necesario para una tradición de la que no podían olvidarse: el Baile de la Rosa.

VER GALERÍA

Como cada año, los Grimaldi han inaugurado su calendario festivo con el Baile de la Rosa, una forma de dar la bienvenida por todo lo alto a la primavera y, a la vez, un homenaje a la princesa Gracia, para cuya Fundación se recaudan fondos en este evento. El exclusivo Sporting de Montecarlo ha vuelto a ser el escenario del Baile, concretamente la Salle des Etoiles, por donde los royals monegascos han paseado su glamour vestido con las mejores galas.

Una vez más, el príncipe Alberto y la princesa Carolina, guapísima con su vestido blanco, han presidido esta reunión. En esta ocasión han vuelto a contar con el inestimable apoyo y presencia de Karl Lagerfeld, gran amigo de la Princesa, quien, como ya hiciera en años anteriores, ha diseñado un entorno único para el Baile de la Rosa, en este caso al más puro estilo art déco, con composiciones florales de aerosoles y una muestra de fotografías retro en la entrada y un mosaico de oro mate con características formas geométricas a modo de figura central de la sala.

VER GALERÍA

Una de las grandes incógnitas era si Tatiana Santo Domingo podría asistir al baile, teniendo en cuenta su avanzado estado de embarazo. Finalmente, ni Andrea Casiraghi ni su esposa acudieron al evento, algo normal teniendo en cuenta que el nacimiento de su segundo hijo se espera para esta misma semana.

Aunque era previsible que Andrea y Tatiana se perdieran la fiesta, ésta estuvo marcada por otra ausencia: la de la princesa Charlene, quien, según publican los medios locales, tuvo que quedarse al cuidado de su hija, la pequeña Gabrielle, que estaba enferma. Tampoco acudió la princesa Estefanía.

VER GALERÍA

Quienes no quisieron perdérselo fueron los "novios de Mónaco", que pronto se convertirán en marido y mujer. Sorientes y cariñosos, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo han paseado su amor y su elegancia por las salas del Sporting. Beatrice pronto se vestirá de blanco pero, de momento, este fin de semana se ha vestido de dorado con un precioso diseño escotado que combinó con joyas y 'clutch' a juego y le sentaba como un guante.

VER GALERÍA

Allí se encontraba también Carlota Casiraghi, luciendo un vestido rosa y negro con lentejuelas. Su pareja, Gad Elmaleh, tampoco pudo acompañarla debido a una gripe, tal y como él mismo contaba ayer en sus redes sociales.

Carlota, a quien el año pasado veíamos convertida en la "reina del baile" tras haber dado a luz a su primer hijo, volvió a mostrar el mismo ritmo y no dudó en salir a la pista junto a su hermano Pierre y Beatrice Borromeo para bailar al son de las canciones de Lily Allen, que ofreció una actuación para los asistentes como parte del programa de una noche con diversión para todos los gustos.


VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie