Mike Tindall, al borde de las lágrimas al recordar la batalla de su padre contra el párkinson

Mike Tindall, al borde de las lágrimas al recordar la batalla de su padre contra el párkinson

El marido de Zara, nieta de Isabel II, fue diagnosticado de esta enfermedad en 2003 y está muy involucrado en lograr fondos para la investigación de su cura

por Beatriz Castrillo

Durante muchos años, Mike Tindall ha estado muy acostumbrado a encajar los golpes en el campo de rugby. Sin embargo, fuera de la cancha, el exdeportista ha tenido que lidiar con una dura batalla: el párkinson de su padre. El marido de Zara, nieta de Isabel II, ha contado, al borde de las lágrimas y con honda emoción, cómo le ha cambiado la vida a raíz de recibir el diagnóstico. Siempre se ha caracterizado por su naturalidad y transparencia y por eso ha hablado sin tapujos de sus sentimientos y de cómo es el día a día de una persona, y su familia, afectada por esta enfermedad. Los Tindall llevan luchando contra esta patología neurológica desde hace casi dos décadas cuando llegó el temido diagnóstico que confirmó los peores augurios. Desde entonces colabora con la organización benéfica Cure Parkinson trabajando activamente en la recaudación de fondos que ayuden a la investigación.

VER GALERÍA

-Las hijas de Zara y Mike Tindall se cuelan en el último 'podcast' de su papá

Este año, la organización ha compartido un vídeo en el que aparece Mike visiblemente afectado mientras narra cómo le ha afectado el problema de salud de su padre. "Ha sido un camino difícil para él, especialmente en los últimos diez años y ha sido genial poder conseguir fondos para la investigación. Todo lo que hace Cure Parkinson es investigar para detener y curar la enfermedad. Debido a que mi padre ha pasado por eso, es algo en lo que estoy más involucrado", ha dicho. Desde la entidad han hablado sobre el papel de Mike a la hora de recaudar fondos, particularmente a través de Celebrity Golf Classic, un evento deportivo a través del cual se consiguen beneficios que se dedican en exclusiva a la lucha del párkinson. "Mike es fantástico para la organización, es un patrocinador realmente brillante porque es muy bueno impulsando la conciencia y haciendo que las cosas suceden. Es el impulsor de esta joranda de golf de la que nos hemos beneficiado durante varios años. Es increíble, siempre está dispuesto a ayudar con una carrera solidaria o con una reunión de negocios en la ciudad. El respaldo de personas como Mike hace que podamos realmente crear conciencia y conseguir dinero, dos de ellos ingredientes vitales para su curación".

Cure Parkinson fue creada en el año 2005 por cuatro personas afectadas por este mal para poder encontrar una cura o ralentizar su avance. Gracias a su labor se han podido financiar descubrimientos científicos y abiertas nuevas líneas de investigación que han dado esperanza a muchos pacientes. Su objetivo último es encontrar, algún día, la enfermedad sobre esta patología neurológica degenerativa, que se caracteriza por unos niveles bajos de dopamina que afectan a la forma en la que se mueve le cuerpo y provocan movimientos involuntarios en los afectados. Este trastorno hace que los enfermos no puedan hacer actividades cotidianas como vestirse, usar el teléfono, el ordenador o usar los cubiertos. Además de los característicos temblores, tienen rigidez muscular y lentitud de movimiento, aunque low afectados tienen todos los síntomas.

VER GALERÍA

-El divertido sueño de Mike Tindall: tiene ya su actor elegido para 'The Crown'

A pesar de esta dura realidad, Mike y su esposa Zara tienen más que motivos para sonreír. El pasado 21 de marzo el matrimonio dio la bienvenida a su tercer hijo, Lucas, que nació en circunstancs un tanto excepcionales. La nieta de Isabel II se puso de parto antes de lo esperado y no tuvieron tiempo de ir al hospital, por lo que el alumbramiento se produjo en el baño de Gatcombe Park, la casa de campo de la princesa Ana donde vive la pareja. Afortunadamente Dolly, la matrona de Zaa, estaba en la casa por lo que pudo ayudar en el parto. “Fui corriendo al gimnasio a coger una esterilla y ponerla en el suelo del baño, lo llenamos de toallas", explicaba el exjugador de rugby entre risas en el podcast The Good, The Bad & The Rugby. También aseguró que su mujer había sido "una guerrera".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie