Carlos y Camilla en Ascot

En 2020 se celebró a puerta cerrada

Ascot vuelve a brillar, pero sin Isabel II: el desfile de 'royals' en las carreras

La Reina, gran aficionada a esta cita ecuestre, ha sido la gran ausente de esta jornada inaugural a la que han asistido sus hijos Carlos, Ana y Eduardo de Inglaterra, así como su nieta, Zara Tindall

por hola.com

El glamour vuelve al estilo más british. Hoy han comenzado las carreras de caballos de Royal Ascot. Una cita muy esperada tras la celebración a puerta cerrada del pasado año debido a la crisis sanitaria del coronavirus, lo que supuso que no pudiéramos ver entonces a miembros de la realeza. En esta ocasión, entre los asistentes han estado el príncipe Carlos y su esposa, la duquesa de Cornualles; Eduardo y Sophie de Wessex, o Mike y Zara Tindall, devolviendo toda la grandeza a este evento que es tan representantivo en Inglaterra. La gran ausente ha sido la reina Isabel II, de 95 años, una apasionada del deporte a la que, sin embargo, no se espera debido a las restricciones en curso. Si finalmente así ocurriera sería solo la segunda vez que se ausenta en sus 69 años de reinado. Por la mañana, la monarca ha cumplido con su agenda oficial al recibir al primer ministro de Australia, Scott Morrison, en el castillo de Windsor. 

Zara Tindall y otras invitadas que han impactado con sus tocados en una nueva cita con Ascot

VER GALERÍA

HAZ CLICK AQUÍ O EN LA IMAGEN PARA VER LA FOTOGALERÍA

El príncipe de Gales y su esposa llegaban a Ascot en coche, del que se bajaban con mascarilla para después quitársela al aire libre. Camilla Parker Bowles ha lucido un conjunto en azul celeste de rayas verticales que estilizaba su figura y una pamela clásica a tono con su look que quiso completar con una mascarilla del mismo estampado que su vestido. Carlos de Inglaterra, por su parte, con el tradicional chaqué en color gris claro, un sombrero y paraguas. Se trata de una de las escasas apariciones del heredero al trono británico tras la muerte de su padre, el duque de Edimburgo. Desde que se produjera el triste acontecimiento, el príncipe Carlos ha sido uno de los miembros de la Familia Real que más afectado se ha mostrado públicamente.

El príncipe Eduardo y su esposa, Sophie de Wessex, tampoco han faltado a esta cita ecuestre. La condesa de Wessex ha destacado por su elegancia con un vestido rosa palo en crepé de seda largo, con escote en uve, falda plisada y lazada a la cintura, firmado por A Ross Girl x Soler, y un tocado, con añadido floral en el mismo tono. Su marido ha elegido un chaqué oscuro y sombrero de copa para su reaparición junto a la familia real tras la muerte del duque.

VER GALERÍA

Este año Mike y Zara Tindall, de los primeros en llegar, han inaugurado las carreras haciendo su primera aparición pública tras el nacimiento de su hijo Lucas el pasado mes de marzo. La nieta de la Reina, de 36 años, y su esposo, el campeón de rugby, de 42 años, aparecieron muy sonrientes en el primer día de Ascot y se unieron al resto de miembros de la Familia Real británica.

Zara Tindall acudió de la mano de su esposo Mike Tindall y eligió para la ocasión un vestido blanco de lunares y un tocado adornado con rosas blancas, mientras que su marido optaba por el tradicional chaqué a juego con un sombrero de copa. La hija de la princesa Ana se mostró muy recuperada tras dar a luz a su hijo Lucas, el décimo bisnieto de Isabel II que vino al mundo el pasado 21 de marzo, de una manera totalmente inesperada. Como informamos en su día, el bebé de Zara tenía prisa por nacer, ya que la amazona tuvo que dar a luz en el cuarto de baño de Gatcombe Park —la casa de campo de su madre, la princesa Ana— ante la imposibilidad de llegar al hospital a tiempo, tal y como reveló el feliz papá en el podcast The good, the bad and the rugby.

VER GALERÍA

Por último, la princesa Ana se sumó a la Familia Real británica y eligió para la ocasión un conjunto azul marino, de vestido de estilo tubo a tono con chaqueta y chal bordados con flores, a juego con una una discreta pamela del mismo tono. A su llegada al condado de Berkshire se reunió con el resto de sus hermanos, el príncipe Eduardo y el príncipe Carlos, así como con su hija Zara y su yerno, Mike, para disfrutar de una jornada en las carreras. Año tras año, además ser testigos del glamour y extravagantes sombreros y pamelas, esta cita nos sirven para ver reunidos a los miembros de la Casa Real británica.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie