Zara Tindall: primeras imágenes con su hijo Lucas, el bebé que tenía prisa por nacer

Es el décimo bisnieto de Isabel II

ZARA TINDALL PASA EL DIA EN LA HIPICA EN FAMILIA HOLA4010

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El pasado fin de semana, Zara Tindall (de soltera, Phillips) volvió a disfrutar de su gran pasión: la hípica. Y lo hizo acompañada de su tercer hijo, Lucas Tindall, al que llevó a una competición ecuestre en Norfolk, en una mochila portabebés.

ZARA TINDALL PASA EL DIA EN LA HIPICA EN FAMILIA HOLA4010©GTres
Zara Tindall takes baby Lucas to work at the Houghton Hall Horse Trials HOLA4010©CordonPress/ ContactoPhoto
Zara acudió a una competición ecuestre en Norfolk, llevando a Lucas en una mochila portabebés. El décimo bisnieto de la Reina de Inglaterra nació el 21 de marzo en el cuarto de baño. La hija de la princesa Ana paseó junto a los caballos con su hijo, muy bien abrigado con un buzo con orejas de osito.

Estas son las primeras imágenes del décimo bisnieto de Isabel II desde que vino al mundo el pasado 21 de marzo, de una manera totalmente inesperada. Como informamos en su día, el bebé de Zara tenía prisa por nacer, ya que la amazona tuvo que dar a luz en el cuarto de baño de Gatcombe Park —la casa de campo de su madre, la princesa Ana— ante la imposibilidad de llegar al hospital a tiempo, tal y como desveló su padre, el exjugador de rugby Mike Tindall, en el podcast ‘The good, the bad and the rugby’.

Zara acudió dos días al Houghton Hall International Horse Trials, donde saludó a los jinetes y paseó feliz entre los caballos, con Lucas, que iba bien abrigado con un buzo azul con orejas de osito, pegado a su regazo o descansando plácidamente en su cochecito.


Más sobre