Kate Middleton

Futura reina consorte

De compañera discreta a protagonista indiscutible en todos los actos: así ha reforzado su imagen Kate Middleton

El príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge celebran su décimo aniversario matrimonial con numerosos cambios en la monarquía y en sus roles

por Raquel Barahona

A sus 39 años, Kate Middleton es en la actualidad uno de los miembros más apreciados de la Familia Real británica. Diez años después de convertirse oficialmente en la duquesa de Cambridge, la esposa del príncipe Guillermo posee una alta popularidad que ha ido gestándose con el paso de los años. No fue algo sencillo, tuvo que lidiar con conflictos provocados por burlas y sarcasmos de la prensa y con algún que otro disgusto con otros miembros de la familia, como ocurrió recientemente con Meghan Markle. A pesar de ello, Kate Middleton ha dado los pasos correctos en la dirección apropiada para ganarse el afecto internacional de los seguidores de la realeza británica. Gracias a su carácter amable, su compromiso con las obligaciones oficiales, su apoyo a su esposo, su veneración a la reina Isabel II y su savoir faire en los actos públicos, la duquesa de Cambridge se postula como la Reina consorte perfecta. Pero, ¿qué cambios ha experimentado su figura en la familia en esta última década?

VER GALERÍA

Una historia de cuento

A pesar de que celebran su décimo aniversario de matrimonio, Kate Middleton y el príncipe Guillermo se conocen desde hace 20 años. En su juventud, y tras pasar una temporada en un internado mixto, la duquesa de Cambridge modificó repentinamente su elección sobre la universidad a la que iría, lo cual cambió su futuro para siempre. En 2001 Kate y Guillermo se conocían en la Universidad de St. Andrews, en Escocia, donde estudiaban Historia del Arte pero no sería hasta 2003 cuando los jóvenes empezaron una relación sentimental. Desde ese momento, Kate estuvo muy ligada a la Familia real británica ya que, a pesar de sufrir la presión de la prensa y de una posible ruptura de la pareja, asistió a la boda de Peter Phillips con Autumn Kelly en 2008 (a la que el príncipe Guillermo no acudió) y donde conoció por primera vez a la reina Isabel II. La pareja se comprometió en octubre de 2010 durante un viaje de diez días por Kenya en el que Kate Middleton recibió el anillo de compromiso de la princesa Diana. El 29 de abril de 2011 tuvo lugar el enlace matrimonial que se convirtió en una de las bodas más espectaculares de lo que llevábamos de siglo. 1.900 invitados fueron testigos del 'sí, quiero' de los duques de Cambridge y más de 36 millones de personas en el Reino Unido siguieron la ceremonia a través de la televisión. 

- ¡De tal palo, tal astilla! Una presumida Charlotte le copia este gesto a su madre, Kate Middleton

Entregada a su familia

La imagen maternal que siempre ha manifestado ha sido uno de los puntos que más gustó a la prensa conservadora inglesa. Dio la bienvenida a su primer hijo, el príncipe George, el 22 de julio de 2013 y ella misma reconoció sentirse "ligeramente aterrorizada" al presentarlo a los medios apenas unas horas después de dar a luz. A pesar de ser una tradición que tan solo Meghan Markle rompió, la duquesa de Cambridge demostró cuán grande era su compromiso con la Corona británica "porque era realmente importante ser capaz de compartir con la ciudadanía la alegría de ese momento", confesó Kate a la escritora Giovanna Fletcher en su primer podcast para Happy Mum, Happy Baby. En 2015, nacía la princesa Charlotte y el príncipe Louis lo hizo en 2018, convirtiéndose los duques de Cambridge en familia numerosa. La educación y crianza de sus tres hijos no ha sido fácil y ha sido precisamente su manera de hablar sobre los problemas que conlleva la maternidad y las complicaciones que ha tenido en sus embarazos lo que ha sensibilizado a muchos británicos que no la tenían en buena estima.

VER GALERÍA

Familiar y con la fotografía como afición

A pesar de que no ha sido un hecho confirmado, en numerosos actos públicos se ha podido ver a la duquesa de Cambridge entablar distendidas conversaciones con la reina Isabel II, haciendo evidente su buena relación. Recientemente se ha demostrado que Kate es una persona muy familiar a la que le gusta compartir el tiempo con los suyos y manifestar su dotes fotográficas. Con motivo de la muerte del duque de Edimburgo se hacían públicas fotografías bajo la autoría de la propia duquesa de Cambridge: la inédita estampa en la que Isabel II y el príncipe Felipe posan junto a todos sus bisnietos en 2018; la conmovedora imagen del príncipe George con su bisabuelo en su carruaje favorito en la que los duques de Cambridge aprovecharon para enviar un precioso mensaje en tributo a la figura del duque de Edimburgo. Además, Kate Middleton ha sabido como esquivar a la prensa desde que es ella misma quien fotografía a sus hijos en su primer día de guardería y de colegio y se encarga de compartirla de manera pública, como ha hecho recientemente con el príncipe Louis.

VER GALERÍA

- Las tiernas dedicatorias de George, Charlotte y Louis de Cambridge a su 'abuelita Diana'

Su evolución en los actos públicos

A su perfecta sintonía con la familia de los Windsor se le añade el exquisito protocolo que ha mantenido siempre en los actos en los que ha participado. En 2012, seis meses después de su boda con el príncipe Guillermo, protagonizaba su primer acto en solitario al representar al príncipe Carlos, que se encontraba de viaje de Estado, en una cena de gala que compartió con 32 miembros de una organización benéfica. Pocos meses después, acudía nuevamente en solitario a la National Portrait Gallery de Londres, donde presidió la inauguración de una exposición de arte. Después de sus primeras apariciones públicas sin la figura de su marido al lado de ella, Kate Middleton ha participado en diferentes citas oficiales acompañada del príncipe Harry, con quien acudía a la misa celebrada por el Día Anzac en la Abadía de Westminster; o con la reina Isabel II en el King’s College de Londres para reabrir la Bush House. 

Su lado más solidario

Siempre con muy buena actitud, con mucha educación e interés, la duquesa de Cambridge ha ido cobrando cada vez más protagonismo en los actos a los que ha acudido con el príncipe Guillermo. Además, la monarquía británica está sufriendo cambios significativos en su estructura por lo que Carlos de Gales y su hijo mayor, Guillermo, van tomando poco a poco el control de la situación. Gracias a la ajetreada agenda institucional que posee, Kate Middleton ha podido demostrar su cercanía, su carisma y sus dotes comunicativas y solidarias. A lo largo de sus años en la Familia real se ha ganado el corazón de la sociedad internacional ya que ha sabido utilizar su título real para promover, concienciar y apoyar causas benéficas. Una gran oleada de solidaridad que fue denominada en el Reino Unido como el Efecto Kate. Recientemente, y con motivo de la sensación de angustia y tristeza derivado del confinamiento y la pandemia, Kate mantuvo una charla virtual con niños y profesores de la Academia Nacional de Oak en la que mencionaba la importancia de mantener una buena estabilidad emocional y mental. "Es importante entender que estos sentimientos y estas frustraciones son totalmente normales y no durarán para siempre", animaba la Duquesa.

VER GALERÍA

- Kate Middleton presenta un libro de retratos: recordamos algunas de sus fotografías más personales

La futura reina consorte

Su apoyo al príncipe Guillermo en todos los actos públicos, manteniéndose a su lado y mostrándose cariñosa y cómplice, también se traslada al terreno privado en el que ha tenido un gran protagonismo en el conflicto entre los hermanos. En el funeral del duque de Edimburgo teníamos la oportunidad de ver como Kate Middleton le dirigía unas palabras al príncipe Harry, lo cual conllevó a un acercamiento con el duque de Cambridge. Un gesto que los medios y la sociedad británica supieron apreciar y que elevó su popularidad. "Kate ha entendido, como entendió el duque de Edimburgo, que ser un consorte en la familia real británica puede ser un camino largo", escribía Sarah Vine en el Daily Mail a lo que añadía que puedes "acabar siendo la roca sobre la que se sostenga con firmeza una gran institución" si se recorre de manera lenta, con calma y cordura.

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie