Duques de Sussex

Llegaron a Los Ángeles desde Canadá

Se cumple un año de la mudanza de los duques de Sussex a California: así ha cambiado su vida

Nueva casa, nuevo país, y nuevos proyectos, tanto personales como familiares, han definido los últimos meses de Harry y Meghan, decisivos para perfilar su futuro

por L.F.S.

La vida de los duques de Sussex cambió radicalmente a comienzos del año pasado. Su decisión de cruzar el charzo y desvincularse de la casa real británica sacudió los cimientos de Buckingham y los ojos de medio mundo se dirigieron a Canadá donde se instalaron ya en noviembre de 2019. Parecía que su intención era echar raíces en el país de la hoja de arce, pero hace exactamente un año tomaron una decisión in extremis: mudarse a California. Fue in extremis porque apenas unos días después se cerraron las fronteras entre Estados Unidos y Canadá debido a la pandemia, por lo que el inesperado movimiento sorprendió a muchos, pero el príncipe Harry y Meghan Markle tenían claro desde hacía tiempo que su futuro estaba en Los Ángeles, así como el de Archie y el de la niña que aún está por llegar. 

Isabel II cancela un importante acto al que había invitado a los duques de Sussex

A pesar de que los acontecimientos precipitaron la mudanza, se trata de un cambio que fuentes de su entorno aseguraron a varios medios norteamericanos que llevaban tiempo considerando. Aunque en Vancouver disfrutaban de tranquilidad y privacidad, en California se encuentra la madre de Meghan, Doria Ragland, y tienen numerosos amigos y contactos clave para los siguientes pasos que darían en su nueva vída. A su llegada a Estados Unidos, se instalaron en la casa del magnate de Hollywood Tyler Perry, pero fue solo de manera provisional. Allí pasaron los correspondientes meses de aislamiento debido a la crisis del coronavirus hasta que  meses después compraron una casa en el condado de Santa Bárbara, en las inmediaciones de la exclusiva zona de El Montecito, donde viven personalidades como Oprah Winfrey o Ellen Degeneres

Sin bien la pandemia redujo sus apariciones públicas a alguna videollamada, a través de la cual se podían apreciar detalles de su nuevo hogar, poco a poco se les fue viendo colaborando con diferentes organizaciones benéficas. Los duques de Sussex lanzaban así un mensaje: no iban a abandonar aquellas causas con las que siempre han estado comprometidos. Lo harían, además, a través de su fundación Archewell, que aunque ya está bautizada en honor a su hijo, su arranque definitivo les está dando más de un quebradero de cabeza burocrático. Entre tanto, se cumplió un año de su decisión de abandonar sus obligaciones reales y, con ello, la dura decisión de Isabel II de retirarles sus patronazgos reales y los títulos militares del príncipe Harry. No fue fácil de encajar para el hijo de Carlos de Inglaterra después de una década en el Ejército, que le reportó algunas de sus mayores satisfacciones, por eso respondieron a la Reina acatando sus órdenes pero matizando: "El servicio es universal".

VER GALERÍA

La familia aumenta  

Si este varapalo no fue mayor tal vez se deba a la gran noticia que estaban a punto de comunicar. Los duques de Sussex anunciaron a finales de febrero que iban a ser padres por segunda vez y lo hicieron con una romántica fotografía en blanco y negro firmada por Misan Harriman realizada en el jardín de su residencia. La buena nueva llegaba, además, meses después de que Meghan Markle hiciese público un doloroso episodio en un artículo publicado en el New York Times. El pasado verano, perdió el bebé que esperaba.  "Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que pocos hablan. Mi esposo y yo descurbimos que en una planta de hospital con cien mujeres, entre diez y veinte habian sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, este tema sigue siendo tabú", lamentaba en su misiva al rotativo.

El objetivo de la duquesa de Sussex con su íntima confesión era visibilizar una situación por la que pasan muchísimas mujeres y que, sin embargo, aún es un tema tabú, así como poner en valor la importancia de cuidar la salud mental e interesarse por la de los demás. Se trata de un asunto crucial para la pareja, que no es la primera vez que se implica en iniciativas de este tipo. Sin embargo, ahora parece que también será pieza central de la vida profesional del príncipe Harry, que se unirá al equipo de BetterUp, una startup de Silicon Valley especializada en couching y salud mental, bajo el cargo de director de impacto. Cómo se ganarían la vida, tras renunciar a la financiación de Buckingham era una de las grandes incógnitas y parece que su futuro profesional, al menos del nieto de Isabel II, ya comienza a perfilarse. Además, según ha informado la CNN, el duque de Sussex compaginará está actividad con un proyecto de seis meses puesto en marcha por el instituto Aspen, una organizaci´n de estudios humanísticos donde formará parte de una comisión de 18 miembros que estudiarán la desinformación en el mundo digital. 

VER GALERÍA

La lucha por su privacidad

Precisamente, esta cuestión ha sido también una de las grandes cruzadas de Harry y Meghan desde que iniciasen su vida en Estados Unidos. La pareja no solo ha abandonado las redes sociales desde que la Reina no les permitiese utilizar la marca Sussex Royal con la que se identificaban, sino que se han mostrado muy críticos con las plataformas digitales y su poder para, en ocasiones, propagar mensajes de odio o noticias falsas. Del mismo modo, la duquesa de Sussex ha emprendido una batalla legal, que aún continúa, contra determinados tabloides británicos por difundir una carta privada que le escribió a su padre poco antes de casarse. La presión mediático fue uno de los factores decisivos que les llevó a poner tierra de por medio y tanto su privacidad, como la de sus hijos, sigue siendo una de las cosas que más les preocupan. La seguridad, la privacidad y el acoso de la prensa fueron algunos de los puntos que abordaron con Oprah Winfrey en la entrevista con la que por primera vez se sinceraron sobre los motivos por los que decidieron hacer ese cambio radical y romper con la familia real. 

Harry, Meghan y Archie: Ahora somos tres  

Haz click para ver el documental de Harry de Inglaterra, Meghan Markle y su hijo Archie, un episodio especial de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie