Duques de Cambridge

Tras la polémica entrevista de los duques de Sussex

El príncipe Guillermo, sobre las declaraciones de su hermano y Meghan Markle: 'No somos para nada una familia racista'

El hijo mayor de Carlos de Inglaterra ha hablado sobre el controvertido asunto durante una visita a un colegio del este de Londres

por L.F.S.

Tras las incendierias palabras de los duques de Sussex en su entrevista con Oprah Winfrey,  el príncipe Guillermo ha roto su silencio durante una visita junto a la duquesa de Cambridge a un colegio del este de Londres. "No somos para nada una familia racista", así de tajante ha contestado a las preguntas de los periodistas después de que los duques de Sussex sostuvieran que un miembro de la familia había hecho comentarios desafortunados sobre el tono de piel de Archie. Según la Duquesa, mientras estaba embarazada, se compartieron preocupaciones y conversaciones sobre cómo de oscura sería su piel cuando naciera. Estas declaraciones llegan dos días después del comunicado de la Reina que, en tono conciliador, lamenta "conocer hasta qué punto han sido difíciles los últimos años para Harry y Meghan", aunque puntualiza que "algunos recuerdos de lo ocurrido pueden variar".

Loading the player...

Este jueves, el hermano del príncipe Harry ha asegurado: "Aún no he hablado con él pero lo haré". La relación entre los hijos de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales hace tiempo que ocupa titulares debido a su supuesto distancimiento. El benjamín ya hizo referencia a esta brecha en el documental que grabó en Sudáfrica en 2019, donde admitió que habían tomado caminos diferentes. El pasado domingo sostuvo lo mismo ante Oprah Winfrey, aunque aclaró que le quiere mucho.

El acto de hoy en una escuela londinense, donde ha ido a apoyar una iniciativa para favorecer el cuidado de la salud mental, es el primero en el que vemos al Príncipe desde que se emitiese la polémica entrevista. Le acompañaba su esposa, la duquesa de Cambridge, cuyo nombre también salió a colación cuando Meghan relató el episodio ocurrido poco antes de su boda en el que, según publicó la prensa entonces, hizo llorar a Kate durante una discusión sobre los vestidos de damas de honor de las niñas. Sin embargo, contó que fue la duquesa de Cambridge quien estaba "molesta por el tema de los vestidos de las damas de honor", y añadió: "Me hizo llorar e hirió mis sentimientos". No obstante, explico que Kate "luego se disculpó" y le envió flores. Matizó que no fue una "confrontación" y que no sería "justo" para Kate entrar en detalles porque la considera "una buena persona". Afirmó también que fue "difícil superar" que la culparan por algo que no hizo.

Las revelaciones más sorprendentes de los duques de Sussex

VER GALERÍA

El príncipe Guillermo es el primer miembro de la familia real en responder a la prensa sobre las palabras de los duques de Sussex. El pasado martes, el príncipe de Gales fue preguntado durante una visita a un centro de vacunación de Londres, pero prefirió no responder y continuar su camino con una sonrisa. El príncipe Carlos optaba por guardar silencio después de que su hijo menor asegurase que estaba "decepcionado" con su padre ya que, según confesó a Oprah, dejó de responder a sus llamadas cuando se fueron a Canadá, lo que hizo que decidiese "tomar en sus propias manos el asunto" de su salida de la primera línea de la realeza. "Me siento realmente decepcionado porque él ha pasado por algo similar, sabe cómo se siente el dolor y Archie es su nieto", ha señalado, añadiendo: "Al mismo tiempo, siempre le querré. Pero hay mucho dolor, y arreglar esa relación seguirá siendo una de mis prioridades", aseguraba.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

¿A un paso de las 'conversaciones de paz'?

Según ha publicado The Times, tras las controvertidas declaraciones de Meghan y Harry, Isabel II se reunió con los príncipes Carlos y Guillermo para coordinar una respuesta. El equipo de Buckingham tenía preparado el comunicado con la intención de apaciguar los ánimos y acercar posturas. Finalmente, el escrito se envió en la tarde del martes y en él la Reina deja constancia del cariño que la Familia Real tiene por los duques de Sussex y su hijo. "Toda la familia está apenada al conocer hasta qué punto han sido difíciles los últimos años para Harry y Meghan. Los temas que se han tratado, sobre todo en el aspecto racial, son preocupantes. A pesar de que algunos recuerdos de lo ocurrido pueden variar, se toman muy en serio y se tratarán de manera privada por la familia. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia", reza la nota oficial.

Ahora el siguiente paso de Isabel II sería tomar ella misma las riendas de la crisis para evitar discusiones públicas con el personal de Palacio. Según informa el Daily Mail, en los próximos días abuela y nieto hablarán por teléfono personalmente para tratar de llegar a un entendimiento. Cabe recordar que durante la entrevista los duques de Sussex solo tuvieron buenas palabras para la monarca.  "Siempre fue maravillosa conmigo", recordaba Meghan, mientras que el Príncipe admitía: "La respeto demasiado".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie