Ha pasado más de un año desde el 'Megxit'

Todos los frentes abiertos de Meghan Markle (y ninguno está en Buckingham)

Su hermana, Samantha, acaba de publicar un libro en el que arremete duramente contra ella, pero no es lo único con lo que tiene que lidiar la duquesa de Sussex que no acaba de encontrar la calma

Por Lara Fernández

Desde que Meghan Markle decidiese unir su vida a la del príncipe Harry, no han sido pocas las veces que ha tenido que lidiar con distintas polémicas. En el momento en que el foco mediático se posó sobre ella, cada uno de sus movimientos ha sido estudiado y analizado llevando a todo tipo de elucubraciones, infundadas o no, sobre su relación con los Windsor o su encaje en la Monarquía. Esta presión ha acabado por hacer que la pareja acabase renunciando a ser miembros senior de la familia real para refugiarse con su hijo Archie en Los Ángeles, pero, un año después de esta decisión, la duquesa de Sussex no logra escapar de sus fantasmas. Sin embargo, sus grandes quebraderos de cabeza no viven ni en Buckingham ni en Kensington como apuntan a menudo algunos titulares. El último revés al que ha tenido que hacer frente ha venido por parte de su hermana Samantha, que acaba de publicar un libro en el que trata de desmontar el 'cuento de hadas' de Meghan.

El príncipe Harry viajará a Londres, ¿sin Meghan ni Archie?

Diary of princess Pushy's sister, así se titulan las memorias de Samantha que se podría traducir como 'Diario de la hermana de la princesa prepotente'. Con esta carta de presentación, la duquesa de Sussex no puede esperar que la deje en buen lugar, aunque es cierto que no todo son ataques. Según el Daily mail, la hija de Thomas Markle, que es 17 años mayor que Meghan, asegura que cuando su hermana pequeña era una niña sentía "adoración" por ella y la describía como "birracial, preciosa y de un color entre un melocotón y una rosa". Sin embargo, para la autora, todo cambió cuando el éxito como actriz llamó a su puerta y comenzó a distanciarse de la familia, una brecha que se hizo insalvable cuando se comprometió con el príncipe Harry. El principal reproche que le hace Samantha, de 56 años, es que no aplazase su boda al conocer que su padre, recién operado del corazón no podría ir

La vida de Harry y Meghan al cumplirse un año del 'Megxit'

Precisamente su padre representa una de la grandes piedras en el zapato de la Duquesa. La polémica en torno a su progenitor comenzó justo antes del episodio que tanto ha dolido a su hermana. Durante los meses anteriores al enlace, se esperaba que Thomas, que está separado de la madre de Meghan y reside en México, llegase a Reino Unido una semana antes de la boda para conocer a su yerno, ya que solo habían hablado por teléfono, y al resto de la Familia Real. Sería él también el que acompañase a su hija al altar en su gran día. Sin embargo, así como la presencia de su madre, Doria Ragland, estaba más que confirmada, la de su padre comenzó a ser objeto de todo tipo de especulaciones alimentadas tanto por él como por sus hijos Samantha y Thomas, fruto de una relación anterior. 

VER GALERÍA

La tensa situación estalló tras unas fotografías pactadas con un paparazzi en las que aparece el extécnico de luces de Hollywood tomándose un café y ojeando un  libro cuyo título es Imágenes de Gran Bretaña, un volumen ilustrado que como se indica en la portada hace un recorrido por la historia del país, en otra se le podía ver haciendo deporte sobre una bicicleta estática y en una tercera, tomádose medidas en una sastrería mexicana. Fue su hija Samantha, la autora del reciente libro sobre su hermana, la que se confesó como la responsable de haber organizado el falso robado. “La mala prensa que está recibiendo mi padre por supuestamente haber acordado posar en esas fotos es totalmente mi culpa”, afirmó en un programa matinal del canal ITV británico. “Los medios de comunicación estaban injustamente haciendo lo posible para que mi padre pareciera un villano, así que le sugerí que se hiciera fotos que dieran una visión positiva de él para su beneficio, pero también para el beneficio de la familia real", explicó justificándose. 

De los conflictos con su padre a la batalla legal contra los tabloides

Padre e hija no se han visto desde entonces y Thomas, de 76 años, no ha cejado en su empeño de desacreditar a Meghan. Hace apenas un mes, anunció que estaba trabajando en un documental sobre su vida y la de la duquesa de Sussex que promete que contará con vídeos caseros y fotografías nunca antes vistos de Meghan, que está previsto que esté listo a finales de este año. Aunque Thomas ya hizo un programa el año pasado que se emitió en televisión espera que este nuevo material ofrezca una imagen “más completa”. Aunque la relación con su hija y su nieto es nula, ella ha intentado en alguna ocasión ponerse en contacto con él, pero justamente ese intento le ha llevado a abrir un nuevo frente: la batalla legal contra los tabloides. 

VER GALERÍA

Tres meses después de su boda, Meghan envió una carta a su padre en la que le suplicaba una tregua y parte del contenido de la misma acabó publicado en varios medios de comunicación británicos. Fue entonces cuando la esposa del príncipe Harry decidió denunciarles por intromisión en su privacidad, violación de los derechos de protección de datos e infracción de los derechos de autor al publicar extractos de una carta “privada y confidencial”. El litigio aún está en proceso, pero el camino se presenta lleno de obstáculos. Después de que  el equipo legal de la duquesa de Sussex pidiese que el juez emitiera una resolución sin tener que llegar a un juicio completo alegando que Associated Nespapers, el grupo editorial de las publicaciones demandadas, no tenía manera de ganar el litigio, salía a la luz que cuatro de sus extrabjadores más cercanos de su etapa en el Palacio de Kensington no quieren verse involucrados en esta guerra . Se trata de Jason Kanauf, exsecretario de comunicación de los Sussex, Christian Jones, exdelegado del secretario de comunicación, Samantha Cohen, su exsecretaria privada, y Sara Latham, exdirectora de comunicaciones de la pareja. Los cuatro eran piezas fundamentales para aclarar cómo fue la creación de la carta y el primer borrador electrónico lo que es de suma importancia dado que el equipo de la Duquesa ha hecho referencia a la protección de derechos de la misma, así como para determinar si la intención de Markle era que la misiva se hiciese pública.

Mientras el litigio sigue su curso, Meghan Markle continúa su cruzada por defender tanto su intimidad como la de su hijo, que el próximo mes de mayo cumple dos años. Entre tanto, trata de poner en marcha junto al principe Harry los proyectos sobre los que esperan que se asiente su nueva vida lejos de la realeza, como la fundación benéfica Archewell. Sin embargo, escapar de las polémicas del pasado, en especial cuando su familia está directamente involucrada, está resultando una aunténtica misión imposible.

Haz click para ver el documental de Harry de Inglaterra, Meghan Markle y su hijo Archie, un episodio especial de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...