harry

La reina Isabel II da su consentimiento oficial a la boda de Meghan Markle y Harry de Inglaterra

Este jueves, la Monarca ha remitido una carta formal al Consejo Privado del Reino Unido en la que permite el enlace, previsto para el próximo 19 de mayo

por hola.com

Era uno de los pasos necesarios que quedaban por dar antes de la boda que unirá, el próximo 19 de mayo, a Harry de Inglaterra y a Meghan Markle. Este jueves, el Palacio de Buckingham ha hecho público el consentimiento oficial de la reina Isabel II que, en definitiva, es el que permite que la ceremonia pueda llevarse a cabo. La comunicación, por escrito, llega tres meses después del anuncio oficial de compromiso de la pareja. Se trata de una misiva que la Monarca ha de hacer llegar al  Consejo Privado de Reino Unido, su cuerpo de asesores personales, para informarle de su conformidad con el enlace.

VER GALERÍA

"Señores, declaro mi consentimiento al matrimonio entre mi más querido y apreciado nieto, el príncipe Harry Charles Alberto David de Gales y Rachel Meghan Markle, y solicito su registro en los libros del Consejo Privado", ha escrito la reina Isabel II de Inglaterra en la misiva que constituye toda una tradición para las seis primeras personas que figuran en la línea de sucesión a la corona británica. Se trata de un requerimiento que da carta de validez a la boda y sin la cual Harry de Inglaterra se vería obligado a renunciar al trono para sí y sus descendientes en el caso de seguir adelante con el enlace, según consta en la Ley de Matrimonios Reales de 1771, una legislación que regula las bodas de los miembros de la monarquía británica.

El príncipe Harry y Meghan invitarán a más de 2.600 personas a su boda

VER GALERÍA

Hasta 2011, cualquier descendiente del rey Jorge II necesitaba el consentimiento del Monarca reinante para contraer matrimonio. Ese año, el exprimer ministro David Cameron consiguió que se aprobase una enmienda para limitarlo a las seis primeras personas de la línea sucesoria al trono británico. Cabe recordar que, hasta que nazca el tercer hijo de los Duques de Cambridge, Harry de Inglaterra ocupa la quinta posición, por detrás de su padre, su hermano y sus dos sobrinos, George y Charlotte de Cambridge, por lo que la legislación de Reino Unido le compete directamente. 

Tras el consentimiento oficial de la reina Isabel II de Inglaterra, han surgido las comparaciones entre las palabras que utilizó cuando la boda que iba a celebrarse era la del Duque de Cambridge y las que ha empleado ahora con Harry de Inglaterra. En aquel momento, se refirió a los novios como "nuestro muy amado nieto, el Príncipe William Arthur Philip Louis de Gales y nuestra fiel y querida Catherine Elizabeth Middleton". Esta vez, no ha empleado adjetivos calificativos para mencionar a Meghan Markle, con la que coincidió por primera vez el pasado lunes en un acto de máxima relevancia institucional.

Con la Reina y las máximas autoridades, este sí es el gran debut de Meghan Markle

¡Ya llegó! El esperado encuentro de Harry y Meghan con la reina de Inglaterra

Fue en las celebraciones con motivo del Día de la Commonwealth. Los miembros de la Casa Real británica se desplazaron entonces a la Abadía de Westminster, donde coincidieron con representantes de las más altas instituciones del Reino Unido y la Commonwealth, entre ellas la primera ministra Theresa May. En total, unos dos mil invitados fueron testigos del primer encuentro público y oficial entre la prometida de Harry de Inglaterra y la Monarca, pues aunque ambas se encontraron en el servicio religioso navideño en Sandringham, éste se trató de un evento de índole familiar.

Mientras tanto, desde Buckingham se ultiman los preparativos para la boda real del año, que se celebrará en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Por lo pronto, la semana pasada Meghan Markle dio un paso más en su carrera hacia el altar al ser bautizada en una ceremonia privada en la Capilla Real del palacio de St. James, según informó The Daily Mail. El servicio religioso, de carácter privado, reunió a un selecto grupo de allegados entre los que se encontraban los futuros suegros de Meghan. Tras el acto, los 18 invitados cenaron en la residencia del príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles en Clarence House.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie