El emotivo encuentro de don Juan Carlos y Adolfo Suárez Illana

El hijo del expresidente devolvió el Toisón de Oro, condecoración que en su día el Rey le otorgó a su padre

por hola.com

El Rey tiene estos días una agenda ajetreada, llena de citas con gran significado. Entre ellas,don Juan Carlos recibió en audiencia a Adolfo Suárez Illana, hijo del fallecido Adolfo Suárez, que acudió a esta cita para devolver la Insigne Orden del Toisón de Oro que se concedió en su día a su padre. La cita fue en el palacio de la Zarzuela y el encuentro estuvo teñido de emoción, dada la cercana relación que ha unido siempre a la Familia Real con los Suárez y que será la última vez que se encuentren siendo don Juan Carlos rey.

 

VER GALERÍA



Don Juan Carlos recibió con un afectuoso abrazo a Adolfo, que se recupera de las dos intervenciones quirúrgicas a las que se sometió como consecuencia del cáncer de cuello que padece. Mientras esperaba, el hijo del político comentó que se encuentra "bastante bien, la verdad, gracias a Dios", antes de añadir: "El caminito no es fácil ni corto, pero lo andaremos con mucho ánimo y con buen humor".

El Monarca se interesó por su salud en cuanto Adolfo entró en el Salón de Audiencias y Suárez le explicó que se encuentra "muy bien", aunque "algo cortadito", comentó con una sonrisa, señalándose las cicatrices que le han dejado en el cuello las dos operaciones.

 

VER GALERÍA



El Rey tuvo en Adolfo Suárez, primer Presidente de la Democracia, a uno de sus más cercanos y buenos amigos. El pasado 23 de marzo, tras el fallecimiento del político, se pudo ver al Monarca muy emocionado en su visita a la capilla ardiente, donde transmitió todo su cariño a la familia. “Mi gratitud hacia Suárez es honda es permanente y mi dolor es grande” dijo el Rey entonces. En aquella ocasión, el estuche con el toisón se colocó junto al féretro del expresidente y luego su hijo Adolfo lo llevó en los actos de despedida.

El Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro es la más alta condecoración que concede la Corona española. El Rey se la otorgó en 2007 a Adolfo Suárez González, Duque de Suárez, como «prueba patente» de su «real aprecio» y para reconocer públicamente su dedicación y entrega al servicio de España y de la Corona, según rezaba el Real Decreto por el que se aprobó su concesión. Dicha distinción, no es hereditaria ni transmisible, por lo que cada joya, que está numerada, debe ser devuelta cuando fallezca su titular, como es el caso de Adolfo Súarez, fallecido el pasado 23 de marzo. El rey Juan Carlos y la Reina Sofía hicieron entrega de la joya al propio Adolfo Suárez durante una visita privada en julio de 2008 en el domicilio del expresidente, en aquel momento ya aquejado de alzheimer.

 

VER GALERÍA

 

Esta alta distinción, considerada una de las de más reconocido prestigio del mundo, fue constituida en 1430 por el duque Felipe III el Bueno de Begoña y pasó a España con Carlos I por herencia del emperador germánico. Don Juan Carlos, que es quien ostenta ahora la soberanía y el Gran Maeztrazgo de la orden, es el único que puede conceder la distinción. En sus 39 años de reinado son 23 las personalidades distinguidas con el Toisón. A Su Majestad le fue concedido también el Toisón por su padre don Juan de Borbón, en 1941.

 

VER GALERÍA

 

Otros encuentros que tuvo el Rey fueron una audiencia con Joaquim Gay de Montellà Ferrer-Vidal, Presidente de Fomento del Trabajo Nacional, y otra con Anders Fogh Rasmussen, Secretario General de la OTAN.

Los Príncipes de Asturias también cumplieron con otro de los compromisos que tenían este jueves. Inauguraron la exposición "El último viaje de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes", que organizan el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Ministerio de Defensa y Acción Cultural Española (AC/E). Esta muestra, que recoge el patrimonio recuperado de la fragata Nuestra Señora de la Mercedes tras el litigio con la empresa cazatesoros Odyssey, pone de relieve la importancia de la protección del patrimonio subacuático y da a conocer el contexto histórico de la época y las circunstancias del hundimiento del buque de la Armada en 1804.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie