Entusiasta recibimiento a los Príncipes de Asturias en Florida: 'Vamos a tener que venir más'

Don Felipe y doña Letizia presidieron la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Miami, principal acontecimiento literario de Estados Unidos

por hola.com

Espectacular y sorprendente. Así ha sido el recibimiento que han tenido los Príncipes de Asturias en Florida. Don Felipe y doña Letizia aterrizaron este domingo en Miami, y su primera parada fue el Teatro Olympia de la ciudad. Fue tan grande el entusiasmo derrochado por el público hispano allí presente -en torno a 1.500 personas- que ni los Herederos ni la delegación española que les acompaña en su viaje oficial por Estados Unidos lo esperaban. Los Príncipes fueron vitoreados y aplaudidos como estrellas de Hollywood.


VER GALERÍA


"Vamos a tener que venir más a Miami", se escuchó decir a la princesa poco después, en la inauguración de una exposición en el Pabellón de España de la Feria del Libro de Miami que tuvo lugar tras el vistoso y cálido acto celebrado en el teatro del Centro Gussman, repleto de gentes deseosas de ver a los Príncipes.



Su entrada en el recinto, muy ornamentado, con un techo pintado de azul cielo salpicado de nubes, fue espectacular. Todo el público puesto en pie, desde el patio de butacas hasta la última fila del anfiteatro, aplaudía a rabiar mientras don Felipe y doña Letizia bajaban, sonrientes, por el pasillo central, saludando y estrechando manos, iluminados por los casi continuos flashes de centenares de cámaras y teléfonos. Ya en esos momentos se escucharon los primeros "¡Viva Asturias!" de la velada, dedicada a presentar oficialmente la Feria del Libro de Miami, el acontecimiento literario más importante de los Estados Unidos y que este año está dedicada a España, coincidiendo con el 500º aniversario del descubrimiento de Florida por parte del vallisoletano Juan Ponce de León.

 


VER GALERÍA


La sesión arrancó con alocuciones en inglés y en español, interrumpidas casi de continuo por los aplausos del público. Y es que los invitados reaccionaban cada vez que se mencionaba al Príncipe o a su esposa, pero también cuando se hacía mención a España o a la riqueza de hablantes del español. Una orquesta clásica situada al fondo del escenario interpretó la suite Andalucía, de Ernesto Lecuona, y entre la ovación dedicada a los músicos se oyó un "Viva España". La presentadora afirmó, muy metafóricamente, que la feria literaria, dedicada este año a España, se iba a vestir "de rojo y amarillo", y de nuevo saltaron los aplausos.

Aplausos cuando se agradeció la presencia del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y demás cargos españoles que acompañan a los Príncipes en su viaje por Estados Unidos (entre ellos el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle), aplausos para el grupo flamenco que interpretó una suite con guitarrista, percusionista, bailaora, pianista y soprano, aplausos cuando el mentor de la feria, Eduardo J. Padrón, presidente del Miami Dade College, habló para todos... Y estruendo entusiasta en el momento en que tuvo el "privilegio", remarcó, de presentar a Su Alteza Real el Príncipe de Asturias.


VER GALERÍA


"¡Vivan los príncipes!, ¡Viva España!, ¡Viva Asturias!", se escuchaba bien alto mientras subía al escenario, recibido más como un triunfador de Hollywood que como el Heredero de una corona europea. Consciente de aquella bocanada de calor y admiración que arrasaba en el auditorio, don Felipe improvisó algunas palabras de agradecimiento que antepuso al discurso que traía preparado. Y las comenzó muy al estilo de un artista aclamado por su entregado público: "Buenas noches, Miami".

"Gracias por este cariño que recibimos hoy al llegar a Miami, venimos directamente del aeropuerto y estamos encantados; gracias por ese cariño", dijo en su nombre y en el de la Princesa, que le miraba sentada en la primera fila de butacas. Doña Letizia escogió para su primer acto en Miami un vestido rosa fucsia de Felipe Varela que ya lució durante la inauguración oficial de ARCO 2012. Don Felipe continuó con su alocución, en inglés y en español, y todavía recibió algún que otro piropo, un "te queremos", algún "guapo", y palmas, muchas palmas cuando acabó el discurso que suponía el punto culminante de la inauguración de la feria literaria.

El Príncipe calificó en Miami de "decisiva" la aportación de la cultura hispana a la identidad común de los Estados Unidos y recordó que el español que ya hablan 500 millones de personas en todo el mundo, 50 en este país, es una lengua propia de una comunidad "abierta, diversa y dinámica" que abarca "múltiples nacionalidades y geografías". "Lo hispano, con su cultura y valores -y lo español, como hemos recordado también en nuestra etapa californiana de este viaje- realizan una aportación decisiva a la identidad común estadounidense", subrayó el Heredero. También se refirió a Miami como "una ciudad con multitud de acentos en -y del- español: cubanos, venezolanos, puertorriqueños, dominicanos" a los que se están sumando muchos españoles y ciudadanos de otras naciones de Iberoamérica "atraídos por el dinamismo de esta gran ciudad", remarcó.

Los Príncipes se las vieron y desearon para salir del vestíbulo del recinto, rodeados de mucho público, y muy joven, que quería darles la mano, fotografiarse con ellos y trasladarles un cariño muy emocionado.


VER GALERÍA


A pocas manzanas del lugar, el pabellón de España en la Feria del Libro le acogió seguidamente como grandes triunfadores, con conexiones en directo de las televisiones locales para dar fe de entusiasmo que ellos, pero también el idioma y la cultura española despiertan en Miami. En este segundo acto estaba la exministra española Carme Chacón, que desde hace unos meses imparte clases de sistemas políticos comparados en el Miami Dade College, y que confirmaba tras saludar a los Príncipes que el calor de su recibimiento no era algo habitual. Porque aunque acabaran de llegar de California, donde han pasado cuatro días en visita oficial, Hollywood no estaba escrito para ellos en una colina de Los Ángeles, sino a las mismas puertas del Teatro Olympia de Miami.

Esta fue la primera actividad de los Príncipes de Asturias en Florida, donde permanecerán hasta el martes. Mañana recibirán las llaves de la ciudad de manos de su alcalde, Tomás Regalado, visitarán la sede de la cadena Univisión y tras un encuentro con el gobernador del Estado, Rick Scott, presidirán una cena de la Fundación España-Florida.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie