Plenamente integrada en la vida de Palacio

Miriam al-Ghazi, la princesa española en la Corte Jordana, no se pierde la gran ceremonia por el Jubileo de Plata

El multitudinario evento se ha celebrado en Amán para conmemorar los 25 años en el trono del rey Abdalá, que estaba arropado por su familia

Por Martín Gálvez Piqueras

Plenamente integrada en la vida de Palacio desde que se casara por sorpresa con el príncipe jordano Ghazi bin Muhammad hace casi dos años, Miriam Ungría ha acudido este domingo por la tarde junto a su esposo al gran ceremonial por el Jubileo de Plata de Abdalá II. El parque empresarial Rey Hussein, en Amán, era el escenario donde la gemóloga española se dejaba ver en las gradas al lado de su marido, disfrutando de este multitudinario evento que congregó en el recinto a unas nueve mil personas.

El retrato oficial de Abdalá y Rania de Jordania por su Jubileo de Plata

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Vestida para la ocasión con un elegante traje blanco de pantalón que acompañaba con una chaqueta de color rosa palo, la que fuera viuda de Kardam de Bulgaria se mostraba muy animada durante el majestuoso acto que tuvo la oportunidad de presenciar en vivo. Sonriente y aplaudiendo, fue testigo directo de los impresionantes desfiles de las Fuerzas Armadas que allí tuvieron lugar y de otros espectáculos de danza tradicional o acrobacias aéreas de la Royal Air Force programados para agasajar al monarca.

Miriam Ungría y el príncipe Ghazi de Jordania: el origen de su historia de amor

VER GALERÍA

VER GALERÍA

En la zona reservada para el soberano y sus familiares, Miriam al-Ghazi ocupaba su asiento en segunda fila junto al que es primo hermano del jefe de Estado. Delante de ellos, veíamos a la princesa Iman (27 años) y al joven príncipe Hashem (19), dos de los cuatro hijos de Abdalá y Rania de Jordania. De un tiempo a esta parte, el benjamín de la casa está cobrando cada vez mayor protagonismo en la agenda institucional de la Corte Hachemita.

Miriam al-Ghazi de Jordania, una madre orgullosa de sus hijos Boris y Beltrán

VER GALERÍA

VER GALERÍA

En esta primera línea del palco, como no podía ser de otra forma, los Reyes presidían una cita con la que se conmemoraba los 25 años exactos que han pasado desde que fueran entronizados (un 9 de junio de 1999). A su derecha, con su característico pelo blanco, veíamos a la princesa Muna, madre de Abdalá II, mientras que a la izquierda se situaban al príncipe heredero Hussein y su embarazadísima mujer, Rajwa de Jordania.

Las palabras del rey Abdalá a Rania de Jordania tras concederle la máxima condecoración

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Durante la ceremonia, que contó con más de 3.000 participantes según recoge la prensa local, intervinieron políticos, personalidades del mundo civil, representantes religiosos y militares o diplomáticos de países hermanos y amigos. También se escuchó el himno nacional y el tema especial que se ha compuesto para el Jubileo de Plata. Después, uno de los momentos cumbre llegó con el discurso del Rey, donde este quiso ensalzar "los valores auténticos de los hombres y mujeres" que conforman su "orgulloso pueblo".

Miriam Ungría y su hijo mayor, la presencia española en la boda de María Francisca de Portugal

VER GALERÍA

VER GALERÍA

"Han pasado veinticinco años desde que asumí la responsabilidad de servir a este país", comenzó diciendo Abdalá. "Estoy entre vosotros después de un cuarto de siglo que no ha estado exentos de grandes desafíos, pero que también nos ha traído importantes logros en un período de acontecimientos turbulentos en todo el mundo", señaló. "Nuestra identidad nacional jordana fue y seguirá siendo una fuente de estabilidad y fortaleza que nos une frente a los peligros, y con ella protegemos el progreso del Estado y la sociedad", sentenció.

Miriam Ungría cumple 60 años un día antes de su primer aniversario de boda

VER GALERÍA

Loading the player...

Haz click si quieres ver “La red social de María con Miriam Ungría” una mujer empresaria, diseñadora y madre de dos hijos que dejó de lado su profesión durante unos años para dedicarse al cuidado de su familia pero que nunca abandonó su pasión por el mundo de la joyería. Miriam ha hablado con María sobre su nueva colección de joyas, su nueva vida en Londres con sus hijos Boris y Beltrán,  y cómo consiguió seguir adelante tras la pérdida de su marido, Kardam de Bulgaria, quien falleció en 2015.