Royals nórdicos

Desde el salón de casa y a través de videollamada: el encuentro informal de los royals nórdicos

Los príncipes herederos de Suecia, Dinamarca y Noruega se han puesto al día sobre sus familias y trabajos en una reunión digital

por Raquel Barahona

Las Casas Reales han vivido un gran cambio en cuanto a la manera de realizar sus compromisos oficiales y liderar los actos públicos a los que normalmente acudían de manera presencial a causa de la pandemia. Son muchas las reuniones digitales que hemos visto de los royals europeos participando en congresos, conferencias o charlas de proyectos en los que están involucrados, pero han sido los miembros de la realeza nórdica los que han demostrado ser los reyes en este aspecto. Este lunes han protagonizado una reunión a través de una videollamada en la que han participado los príncipes herederos de Dinamarca, Federico y Mary, desde el Palacio de Frederik VIII en Amalienborg; los de Noruega, Mette-Marit y Haakon, desde la finca Skaugum; y los de Suecia, Victoria y Daniel desde el Palacio de Haga. Tal y como compartía la cuenta oficial danesa, desde cada uno de sus hogares, Sus Altezas Reales han compartido anécdotas familiares y han charlado sobre la evolución de los proyectos en los que son embajadores y cuales están siendo sus perspectivas de futuro en estos tiempos tan complicados.

VER GALERÍA

Mette-Marit de Noruega explica por qué se rapó la cabeza en su adolescencia: 'Todavía hay mucha rebeldía en mí'

Desde el salón de sus residencias

En un escenario muy informal, teniendo como centro los salones de sus residencias, las parejas reales han hecho evidencia de la buena sintonía que existe entre ellos. Federico y Mary de Dinamarca, utilizaban una tableta para conectarse con los royals vecinos y usaban unos libros como apoyo para que el enfoque fuera perfecto. En el encuadre podía observarse como se habían dispuesto en una de las mesas centrales de una de las estancias de su Palacio en Amalienborg, a pocos días de trasladarse definitivamente a la que será su nueva residencia; el Palacio de Fredensborg. Mette-Marit y Haakon de Noruega, por su parte, escogían un ordenador portátil para esta reunión digital y una sala muy pintoresca y acogedora en la que se dejaba ver una pared decorada con motivos florales en azul y blanco. Además, la pareja lucía una indumentaria que se asemejaba al estilo de la decoración, teniendo en cuenta todos los detalles, a pesar de tratarse de una llamada informal. Por último, Victoria y Daniel de Dinamarca eligieron uno de los sofás de su salón, por lo que tuvieron que coger una gran cantidad de libros para que la imagen estuviera bien encuadrada en su ordenador. La princesa heredera, sin olvidar sus dotes de elegancia, vestía una americana ajustada de color rosa palo que combinaba con una blusa con volantes en el escote de la misma tonalidad.

VER GALERÍA

El apodo con el que Federico de Dinamarca llama a su mujer

Una amistad más allá de fronteras

La distendida llamada acababa con un deseo esperanzador de poder reencontrarse físicamente lo antes posible en cualquiera de los países de origen de los participantes en las llamadas. Desde que comenzara la pandemia, han quedado suspendidos los viajes oficiales a destinos fronterizos, por lo que todos los compromisos se han tenido que hacer a través de llamadas o videoconferencias. A pesar de ello, las restricciones de movilidad no les han impedido estar en contacto y mantener su estupenda relación. A principios de año, Victoria y Daniel de Suecia se ponían en contacto telefónico con Federico de Dinamarca con motivo de la final del Mundial de Balonmano que tuvo lugar en Egipto el pasado mes de enero. La competición se disputaba entre el país danés y Suecia, por lo que los príncipes herederos respectivos hacían alusión de la buena sintonía entre ellos y se deseaban suerte antes de que el partido comenzara. De hecho, fue Daniel de Suecia quien trasladó a los hijos de los royals daneses su afición por los deportes. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie