Fertilidad y Psoriasis.©AdobeStock

Fertilidad

¿Puede la psoriasis afectar a la fertilidad?

Es una dolencia crónica que suele afectar a la piel y las articulaciones, pero que puede llegar a tener otros efectos en los que no pensabas

Cuando nos ponemos a planificar un embarazo, son muchas las dudas que nos surgen en torno a si estamos preparadas o no para empezar, pero hay otras muchas variantes en las que no pensamos. Una de ellas puede ser la psoriasis, una enfermedad inflamatoria del sistema inmunitario que suele afectar a la piel, las uñas y las articulaciones, pero también a la fertilidad. Sí, esta dolencia crónica, que suele manifestarse por brotes, afecta a casi un 3% de la población, dependiendo de la edad, y puede ser un factor a tener en cuenta a la hora de quedarse embarazada.

Así nos lo confirma el Dr. Jan Tesarik, director médico de la Clínica MAR&Gen, quien confirma que muchas mujeres en edad fértil afectadas por la enfermedad deciden retrasar e, incluso, renunciar al embarazo por el miedo a las consecuencias que esta dolencia pueda tener. Sin embargo, tenemos que entender muy bien cómo afecta realmente y qué alternativas tenemos antes de tomar una decisión como ésta.

La psoriasis, ¿qué es y cómo afecta a la fertilidad de la mujer?

La psoriasis, nos explica el doctor, “es una enfermedad crónica, pero no contagiosa”. Se cree, pues no existe todavía una evidencia científica firme, que está provocada por una mal funcionamiento del sistema inmunitario que acelera el proceso de regeneración de la piel con respecto al ritmo normal. Esto se manifiesta como una inflamación y descamación en la superficie de la piel. La causa de la enfermedad no está clara, aunque se sospecha, tanto de una predisposición genética como de los factores ambientales. Y, en torno a un 10% de los casos, este cuadro se acompaña por una artritis.

En general, los síntomas de la psoriasis suelen ocasionar un importante malestar físico y psicológico. La mayoría de los casos afecta a las mujeres antes de los 40 años, por lo que coincide con la edad reproductiva y, según varios informes, nos dice el doctor, “la psoriasis moderada o grave afecta negativamente a la fertilidad de la mujer”. Pero, ¿cómo lo hace? “Reduciendo la tasa de fertilidad hasta la mitad de lo normal para su edad; aunque, el mecanismo de este deterioro aún no está claro”.

Hay estudios, nos dice el doctor, “que sugieren que las mujeres con psoriasis tienen la reserva ovárica (esto es, la capacidad de los ovarios para generar óvulos de buena calidad) disminuida, lo que causa un aumento del tiempo necesario para conseguir quedarse embarazada”. Sin embargo, los problemas más graves aparecen ya durante el embarazo. Hay que tener en cuenta, nos dice, “que se trata de una enfermedad que tiene como consecuencia hipertensión arterial, diabetes mellitus gestacional y riesgo de parte prematuro”. Esto es por una subpoblación de linfocitos, denominador común a las tres complicaciones:

  1. Aumenta la tensión arterial, con lo que se produce esa hipertensión.
  2. Perturba la acción de la insulina en diferentes tipos de células, lo que deriva en diabetes mellitus gestacional.
  3. Y, por último, activa la secreción de otras citocinas pro-inflamatorias por el sistema inmunitario, lo que puede llegar a producir un parto prematuro.

No hay que renunciar al deseo de ser madre

En ningún caso, nos dice el doctor, “hay que renunciar a ser madre a causa de la psoriasis”. Muchas mujeres tienen reticencias debido a su malestar físico -dolores articulares, posible afectación de los órganos genitales externos por las erupciones cutáneas- y psicológico -angustia y depresión-. Pero, si la mujer tiene una edad avanzada, acercándose ya a la pre-menopausia o menopausia, es aún más importante no aplazar la realización de su proyecto maternal. Eso sí, cada mujer tiene que ser adecuadamente informada, mediante consultas con un obstetra, un dermatólogo y un reumatólogo, de las posibilidades de embarazo y de sus riesgos para tomar una decisión responsable.

El tratamiento no debe retrasar el embarazo

Por otro lado, nos surge la duda de si, estando en tratamiento, se debería retrasar la decisión de quedarse embarazada. De nuevo, el doctor nos dice que “no es aconsejable retrasarlo, porque los tratamientos utilizados solo alivian los síntomas de la psoriasis, pero no la curan definitivamente”. Así, un retraso de embarazo hacía una edad más avanzada, sin aportar una mejora significativa de la enfermedad, puede aumentar el riesgo de infertilidad, aborto espontáneo y anomalías cromosómicas de la descendencia. Además, el tratamiento será modificado en su caso, evitando algunos medicamentos que podrían dañar el feto.

Tratamientos de psoriasis aptos para el embarazo

La psoriasis se puede tratar mientras una mujer intenta quedarse embarazada e, incluso, durante el propio embarazo y la lactancia. Solo hay que evitar ciertos medicamentos que podrían dañar al bebé, pero hay otros que se pueden utilizar con total seguridad. La decisión, en todos los casos, le corresponde a un dermatólogo después de evaluar cuidadosamente el estado de la paciente, con el fin de controlar de manera eficaz la enfermedad sin afectar al bebé.

Algunas de las posibilidades en cuanto a tratamiento que existen, nos explica el doctor, serían:

  • Utilizar hidratantes y emolientes para proteger la piel contra la excoriación y reducir el riesgo de conflagración en caso de una lesión o irritación.
  • Aplicación cutánea de dosis bajas o medianas de corticoides.
  • Aplicación de diferentes tipos de fototerapia, acompañada por un tratamiento oral con ácido fólico.

Por otro lado, hay que evitar medicamentos como Acitretin, Metotrexato o Tazaroteno, creando un plan personalizado de medicación para cada mujer según su condición individual.

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.