Ariadne Artiles en verano.HOLA.com, tu revista en internet
©GettyImages

Maternidad

Ariadne Artiles: “ser madre te prepara para lo que sea”

La modelo, que acaba de ser mamá a los 39, nos habla de la maternidad a los 40, de los riesgos de un parto gemelar y de la importancia de planificar nuestra fertilidad

Ariadne Artiles, que daba la bienvenida la pasada primavera a María y Julieta, sus dos gemelas, confesaba en sus redes sociales que había sido “un parto difícil por cesárea en el que perdí tres litros de sangre”. Necesitó recuperarse en el hospital y, tres semanas después, reencontrarse con su familia en casa. Ahora, asegura “estar completamente feliz”.

Hace pocos días, formaba parte del primer podcast lanzado por las Clínicas de Reproducción Asistida IVI y conducido por Nuria Roca, en el que se tratan temas como la fertilidad, la reproducción asistida y, en esta ocasión, ser madre a los 40, una edad que califica al embarazo, de por sí, como embarazo de riesgo. A raíz de esta conversación, hemos querido hablar con ella sobre su experiencia de ser madre con 39, de los riesgos que entraña un parto gemelar (en el caso de la modelo canaria, sus hijas han nacido, además, con 34 semanas, es decir, como bebés prematuros) y de la importancia de vitrificar tus óvulos y tomar todas las medidas necesarias para asegurarte un embarazo, o la posibilidad de uno, a tiempo.

Ariadne Artiles en la playa embarazada.©@ariadneartiles

Lo primero, ¿cómo ha sido tu experiencia de ser madre casi a los 40?

Ser madre a cualquier edad es un regalo de la vida y, aunque me hubiera gustado haber empezado antes, estoy feliz de ser madre a los 39 años.

¿Es verdad eso que dicen de que cuanto más mayor, más cansada estás?

Es cierto, pero las ganas son las mismas. Está claro que con 20 años tenemos más energía, pero hoy en día con 39 seguimos siendo muy jóvenes y ser madre te prepara para lo que sea.

¿Has notado estigmas o juicios sociales por el hecho de ser madre a los 40 años?

La verdad es que no. Esta semana se publicaba la noticia de que Naomi Campbell ha sido madre por primera vez a los 50, algo que hace unos años era impensable, hoy es posible. Ser madre cerca de los 40 ya se ha normalizado mucho aunque no debemos olvidarnos de que la edad biológica sí tiene caducidad. Es importante que aprendamos que podemos y debemos congelar nuestros óvulos a los 28-30 años, y no a los 35 años, cuando decides que quieres ser madre. Tenerlos vitrificados y con calidad te da tranquilidad y, si tienes problemas para conseguir el embarazo, no se convierte en un infierno, de ahí la importancia de la labor de IVI con su nuevo podcast.

¿Ha sido muy diferente el embarazo en sí, los síntomas con respecto a tu anterior embarazo?

Completamente diferente. Este ha sido un embarazo gemelar de riesgo donde he tenido que guardar reposo desde la semana 20. Con Ari di a luz en la semana 41 y estuve haciendo Pilates hasta el mismo día de su nacimiento. Con un embarazo gemelar los riesgos se multiplican, pero una vez pasado todo solo puedo dar gracias a la vida por haberme hecho este enorme regalo.

Entonces, ¿las complicaciones han venido más por el hecho de ser gemelar?

El hecho de que haya sido gemelar es lo que complica un poco la situación. Ellas compartían placenta y eso significaba que en algún momento una de ellas podía tener dificultades para crecer. Además, la placenta estaba pegada al útero. Había muchos inconvenientes que hacían que este fuera un parto complicado, pero gracias al doctor Barber salimos todas bien y gracias a él hoy estamos disfrutando mucho de esta nueva vida.

¿Te has tenido que cuidar más por el hecho de la edad?

La verdad es que no ha sido tanto por la edad, sino por el tipo de embarazo que era. Tenía la misma barriga con 30 semanas que con Ari en la semana 41 y a la hora de la recuperación cuesta mucho más, pero los cuidados son prácticamente los mismos.

¿Recomiendas a las madres que ronden los 40 se pongan en manos de los especialistas antes de la concepción?

Recomiendo sobre todo que no confiemos en que todo será fácil, debemos hacernos revisiones desde que tengamos claro que queremos ser madres o incluso desde que pensemos que en algún momento nos gustaría serlo, la realidad es que nos podemos encontrar con algunos obstáculos que nunca nos imaginamos. Es importante ponerse en manos de especialistas para conocer bien nuestro punto de partida y el estado de nuestra fertilidad para valorar las posibilidades. Que la reserva ovárica disminuye a medida que aumenta la edad de la mujer es una realidad, a mayor edad existe una menor reserva ovárica y una menor calidad de estos.

¿Te llegaste a plantear la vitrificación de óvulos?

Por supuesto, muchas veces, aunque finalmente no hizo falta y tuve la suerte de tener este milagro de la vida con un embarazo gemelar sin necesidad de un tratamiento. Tenía claro que no esperaría 3 años de nuevo.

¿Cómo ha influido tu profesión en la maternidad? ¿Hubieses querido ser madre (por segunda vez) un poco antes?

La verdad es que sí, pero nunca pensé que mi carrera fuera a durar tanto en el tiempo y quería exprimirla al máximo antes de parar. Afortunadamente, me di cuenta pronto de que esto no iba a cambiar y que yo tampoco iba a parar, así que he conseguido conciliar mi trabajo con la familia y ahora mismo estoy haciendo lo que me gusta profesionalmente a la vez que disfruto de mi familia.

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.