Carlotta Rubaltelli

La boda de cuento de Carlotta Rubaltelli, la 'influencer' italiana del look de princesa

Dos vestidos de novia muy diferentes fueron los elegidos para su enlace en un convento a las afueras de Parma

por Estrella Albendea

Hacer un cambio en un enlace es un trastorno al que pocos novios desean enfrentarse y también un traspiés en el que muchos pueden ver mermadas sus ilusiones, por haber tenido que modificar sus planes. Sin embargo, en ocasiones, un problema puede convertirse en una oportunidad y la vida puede sorprender a la pareja con algo que no esperaban y que hace de su gran día un acontecimiento aún más inolvidable. Así sucedió con la boda de ensueño de Carlotta Rubaltelli, la influencer italiana y creadora del blog Style and Trouble, celebrada el pasado 17 de julio después de un cambio de fecha y que ya es todo un fenómeno en redes sociales. “En un primer momento, planeamos casarnos en mayo, pero debido a la pandemia decidimos posponer la boda al verano y fue una gran idea, porque pudimos tener nuestra ceremonia y fiesta con pocas restricciones”, nos explica. 

VER GALERÍA

- La boda de Anita da Costa, la 'influencer' portuguesa que convirtió su vestido en fenómeno viral

Repercusión internacional

De aquella primera idea de celebración primaveral, pasó a una fiesta veraniega que no ha dejado a nadie indiferente y de la que solo guarda recuerdos agradables: “Creo que julio es un mes muy bonito para casarse en Italia: flores preciosas, un ambiente increíble, noches cálidas… ¡Simplemente perfecto!”. Un enlace tan ideal que ha dado la vuelta al mundo y es que ser una influencia en la moda tiene sus ventajas. Una de ellas es, sin duda, sentir el calor de tus seguidores: “me sentí muy agradecida de que mi comunidad siguiera el viaje de mi boda con tanto interés y compromiso”. 

Pero, ¿cómo fue la experiencia?. Le preguntamos. “Me escribieron muchos mensajes dulces para felicitarnos y me sentí abrumada por todo ese cariño que recibimos”, apunta. Porque la audiencia de su blog y redes sociales ha sido la gran espectadora de su historia de amor con el reputado fotógrafo de moda Federico Avanzini: “Me dio mucha alegría compartir una felicidad tan grande y un día tan emotivo con la comunidad que ha seguido nuestra historia desde el principio; muchos de mis seguidores se sintieron parte de la boda”.

VER GALERÍA

- Todo lo que necesitas saber para organizar una boda en una provincia que no es la tuya

Dos looks de novia de ensueño

Fueron esos mismos seguidores los que quedaron cautivados por sus looks de novia. Como si de una película se tratara, el diseño que Carlotta escogió para la ceremonia era una suerte de vestido de princesa, ideado por Pronovias, con escote Bardot y falda con volumen, que más tarde cambió por una segunda pieza, de la misma firma, con mangas largas y abertura central, repleta de pedrería. “Siempre soñé con un vestido de princesa, pero también me fascinaban los vestidos más ceñidos y entallados. Así que decidimos elegir dos vestidos que pudieran reflejar mis diferentes personalidades”, introduce.

VER GALERÍA

- Pronovias Privée Oasis: conoce la colección de vestidos más exóticos y majestuosos

Ambas propuestas eran reflejo fiel de los dos estilos que definen a esta influencer italiana: “el primero es más evocador y romántico, un verdadero vestido de princesa. El segundo fue un vestido con brillo, perfecto para festejar y divertirme con mi marido y amigos toda la noche. ¡Una verdadera obra de arte que realmente quiero guardar en mi armario y reutilizar en alguna ocasión especial!”. Junto a un ramo de hortensias blancas obra de Il Profumo dei Fiori, los accesorios fueron los mejores aliados para completar sus estilismos nupciales y eran tan impresionantes como las propias prendas: un espectacular collar de alta joyería de la firma Messika con dos pendientes de diamantes a juego y el modelo Cinderella de René Caovilla para sus pies.

VER GALERÍA

- Perlas de novia: todo lo que necesitas saber sobre la joya más atemporal

Aires italianos en clave ‘beauty’

Fiel a su marcado flequillo, Carlotta quiso combinar sus dos vestidos con looks de belleza atemporales, similares a los que lleva en su día a día, tal y como nos relata. “Nos decantamos por una base luminosa y natural, sin hacer contouring y solo con un poco de pincel rosa para conseguir el efecto buena cara. Para los ojos elegimos unos ojos marrones ahumados con una sombra de ojos luminosa en el párpado, un poco de máscara resistente al agua y ¡un brillo de labios nude!”. En lo relativo al cabello ella y su peluquero apostaron por un moño alto desenfadado que, más tarde, con el segundo diseño, se convertiría en una melena ondulada al aire, con la que también estaba muy favorecida.

VER GALERÍA

- La boda en Córdoba de Alejandra, la novia minimalista del vestido sencillo

La naturaleza como escenario

Si bien sus estilismos han causado sensación, cuando su comunidad reparó en la ubicación que los novios habían escogido, solo pudieron dar rienda suelta a su curiosidad con preguntas sobre el espacio, a lo que la bloguera italiana respondió con una nueva publicación en su perfil. “Siempre he imaginado mi boda rodeada de verde y de la naturaleza más exuberante, quería que el blanco de mi vestido tuviera como fondo un maravilloso jardín que me recordara los lugares de mi infancia. Por eso me enamoré de inmediato del Convento dell’Annunciata, un lugar mágico entre jardines secretos, logias, claustros del siglo XVI, un estanque de nenúfares y un bosque encantado”, contaba en sus redes sociales.

VER GALERÍA

- Las novias veladas más virales serán tu mejor inspiración

El bonito espacio, nos explica, estaba localizado entre Milán y Parma, la zona en la que los novios y sus invitados residen la mayor parte del tiempo. A pesar de su visión internacional, para los protagonistas, el apoyo a las empresas y emprendedores de su entorno fue una cuestión innegociable: “Cuando organicé esta boda, quise prestar atención a cada elección que hicimos y decidimos tener una gran cantidad de proveedores que fueran locales e italianos”. Y así fue desde el banquete (servido por Bombé Parma) a los detalles para los convidados, recuerdos inolvidables. “Elegimos un menú local con ingredientes que provienen de Parma, nuestra ciudad y también una zona muy famosa por la gastronomía. Además, decidimos regalar una pequeña vela de Acqua di Parma a nuestros invitados, como un pequeño obsequio de nuestra región”, puntualiza Carlotta.

VER GALERÍA

- Irene, la novia sevillana del vestido plisado que se casó en Madrid

Organizar: una montaña rusa de emociones

Su gran día estuvo repleto de momentos memorables, algo que la pareja solo imaginaba desde que Federico le propusiera matrimonio, en enero de 2020, a la influencer italiana, tan solo poco antes de la llegada de la pandemia y con la vista puesta en un enlace en 2021. “Me prometí a mí misma que tendría una actitud positiva en el proceso. En ocasiones me tuve que enfrentar a muchas dificultades como tiendas cerradas, ninguna posibilidad de salir de mi ciudad para probarme mi vestido de novia o agendar otras citas, pero al final creo que fue mágico poder celebrar un enlace tan bonito organizado durante estos tiempos difíciles”, confiesa ella misma. Y, sin embargo, reconoce que no pudo haberse sentido más querida y apoyada, especialmente por sus amigas y wedding planners We are lovers

VER GALERÍA

- Mesas dulces tan bonitas que te darán ganas de casarte

En el enlace estuvieron sus íntimos, seres queridos que han visto crecer la relación, un amor que nació hace siete años en una vista privada a una exposición. “Me propusieron ir como invitada y él fue el fotógrafo del evento. Nos conocimos e inmediatamente nos enamoramos, seis meses después nos mudamos juntos”, describe nuestra protagonista. Comenzaba así un gran travesía con escenarios internacionales: "Viajamos por todo el mundo debido a nuestros trabajos, cubriendo juntos las semanas de la moda (porque Fede es un fotógrafo de street style), recolectando recuerdos increíbles juntos y viviendo una experiencia maravillosa e inolvidable. Además, tenemos en común una perrita, Dora, que nos trajo las alianzas en la boda”. Como el fenómeno The Ferragnez (de Chiara Ferragni y su marido Fedez), Carlotta y Federico son ahora The Avanzinis (en sus propias palabras): una pareja, muy querida por su comunidad, a la que aún le quedan muchas aventuras por sumar a su cuaderno de bitácora.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie