Amalia de Holanda Día del Rey

Amalia de Holanda hace historia al lucir estos pendientes de diamantes y aguamarinas

Se convierte en la primera 'royal' de su generación que luce una pieza del joyero real para sus compromisos oficiales

por Luis Javier Merino

Las celebraciones del Día del Rey (27 de abril) o Koningsdag nos han dejado numerosos titulares de moda, además de divertidas imágenes de la Familia Real holandesa. Por ejemplo, en los primeros actos de la jornada, pudimos ver como las hijas de los Reyes se convertían una vez en un fenómeno de estilo con sus elecciones. De ellas, Alexia se ganó grandes ovaciones al distanciarse de las elecciones de sus hermanas con su conjunto, en el que lucía un bolso de su madre y sandalias de Zara. Por la tarde, en un concierto, se coordinaría con la benjamina de la famlia con básicos también españoles y zapatillas blancas. Sin embargo, hay un detalle por el que la princesa Amalia ha conseguido acaparar la atención mediática. Y lo ha logrado a través de sus pendientes, una joya con la que ha hecho historia.

VER GALERÍA

Sus pendientes de diamantes y aguamarinas

Su elección en el día de ayer le convertía en la primera heredera y royal de su generación que recurre al joyero real para acompañar su imagen. En concreto, ha esperado 17 años hasta lucir unos pendientes largos de diamantes y aguamarinas a los que acompaña una doble historia. Por un lado, los diamantes son un regalo que recibió Máxima de Holanda por parte de su marido, el actual rey Guillermo, en 2009. En cuanto a las aguamarinas de corte briolette, estas formas parte de una colección de la reina Juliana, que amaba estas piedras preciosas. Se presupone que podrían ser un presente que le entregó su suegra, la princesa Armgard.

-El estilo de Amalia de Holanda al cumplir 17: pasión por los tacones y guiños a su madre

VER GALERÍA

-Los looks de concierto de Máxima y sus hijas: de las zapatillas a los básicos españoles

Unos pendientes transformable que son favoritos para Máxima

No solo estos pendientes tienen un lugar significativo en el joyero de la Casa Real holandesa, sino también en el personal de la Reina. Y es que Máxima de Holanda los ha llevado en varias ocasiones e, incluso, ha demostrado la cualidad de que es una joya transformable al lucir los diamantes junto con corales a modo de colgante. Sin embargo, con las aguamarinas como su hija Amalia, por ejemplo, los ha llevado durante la celebración del Día del Rey en 2014, la primera vez que participaba en esta celebración tras su coronación y en la que le acompañan sus hijas con looks de la firma española Pili Carrera. Otra ocasión en las que también ha elegido este diseño ha sido durante una cena en honor al cuerpo diplomático en el Palacio Real de Ámsterdam durante la primavera de 2018.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie