El sello Preysler

Isabel es clásica y de una elegancia eterna… Tamara es desenfadada y jovial, pero ambas hacen buena gala de aquella cita de Coco Chanel que decía: “La moda pasa, el estilo permanece”

Isabel y Tamara

“Toda mujer necesita una buena camisa blanca en su armario, sirve para cualquier look y es imprescindible contar con una o con varias, y, por supuesto, unos vaqueros que sienten bien; también unos buenos pantalones negros y un vestido midi estampado”, confesaba Isabel Preysler a ¡HOLA! con motivo de su 70 cumpleaños. Además de eso, desvelaba algunos de sus curiosos secretos de belleza, como que viaja siempre con su propia almohada y que no sale de casa sin una crema hidratante con color y protección solar (por supuesto). Pero mantenerse en el candelero como un icono de moda y permanecer incombustible al paso del tiempo es algo que pocas han sabido hacer igual de bien que Isabel Preysler. Ella sigue estando tan magnífica como acostumbra. “Sin disciplina, el éxito resulta más difícil, ahí reside la clave”, aseguraba en la anteriormente citada entrevista.

La importancia del orden y la constancia es algo que, de seguro, Isabel ha sabido inculcar muy bien a todos sus hijos. Sin ir más lejos, Tamara, la cuarta de ellos y responsable de recoger el testigo como marquesa de Griñón tras el fallecimiento de su padre, se muestra más guapa, vital y estilosa que nunca… No sabemos si el responsable fue el ‘subidón’ que debió de darle ganar Masterchef o el hecho de sentirse enamorada, pero pudimos comprobar con nuestros propios ojos cómo Tamara brilla con más fuerza, hace tan solo unos meses, cuando protagonizó para un impecable tema de portada. Sin embargo, es difícil no caer en comparaciones cuando tu madre es Isabel Preysler… ¿En qué se asemejan el armario y los gustos de madre e hija?

“Toda mujer necesita una buena camisa blanca en su armario, sirve para cualquier look y es imprescindible contar con una o con varias, y, por supuesto, unos vaqueros que sienten bien; también unos buenos pantalones negros y un vestido midi estampado”, confesaba Isabel Preysler a ¡HOLA! con motivo de su 70 cumpleaños. Además de eso, desvelaba algunos de sus curiosos secretos de belleza, como que viaja siempre con su propia almohada y que no sale de casa sin una crema hidratante con color y protección solar (por supuesto). Pero mantenerse en el candelero como un icono de moda y permanecer incombustible al paso del tiempo es algo que pocas han sabido hacer igual de bien que Isabel Preysler. Ella sigue estando tan magnífica como acostumbra. “Sin disciplina, el éxito resulta más difícil, ahí reside la clave”, aseguraba en la anteriormente citada entrevista.

Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Algo más de tres décadas separan la imagen de abajo, donde Isabel posa, recién llegada a España -muy casual-, en una foto de su archivo personal, y la imagen de la arriba, donde vemos a su hija Tamara, en actitud relajada, durante un reportaje para ¡HOLA!, con motivo de su 39 cumpleaños en la maison Sisley. En esta entrevista nos contaba: “La mejor lección beauty de mi madre es limpiarme muy bien la cara todas las noches. Jamás se me olvida. Y siempre sigo sus consejos de estilo, es la persona de la que más he aprendido”.

La importancia del orden y la constancia es algo que, de seguro, Isabel ha sabido inculcar muy bien a todos sus hijos. Sin ir más lejos, Tamara, la cuarta de ellos y responsable de recoger el testigo como marquesa de Griñón tras el fallecimiento de su padre, se muestra más guapa, vital y estilosa que nunca… No sabemos si el responsable fue el ‘subidón’ que debió de darle ganar Masterchef o el hecho de sentirse enamorada, pero pudimos comprobar con nuestros propios ojos cómo Tamara brilla con más fuerza, hace tan solo unos meses, cuando protagonizó para un impecable tema de portada. Sin embargo, es difícil no caer en comparaciones cuando tu madre es Isabel Preysler… ¿En qué se asemejan el armario y los gustos de madre e hija?

Isabel y Tamara©Andrea Invierno
La sencillez y el minimalismo son unas de las claves del estilo Preysler. En cuestión de complementos, Isabel y Tamara suelen utilizar pocos pero muy sofisticados, como este maxicinturón que vemos, en el caso de Isabel, sobre un vestido vaporoso en tono mostaza.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Tamara lleva también un maxicinturón alrededor de un mono de ante natural.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Tamara, con otra de las máximas de su madre, el vestido midi negro, de corte ajustado y palabra de honor, con el que ambas coinciden.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón

Dos generaciones, dos iconos

Cuesta creer que, ante la pregunta: “¿Cuál es el estilo que más admiras?”, Tamara Falcó pudiera decir algo distinto de “Isabel Preysler”, de hecho esa fue su respuesta para esa fue su respuesta para esta publicación. Pero, si algo. Pero, si algo ha sabido demostrar a lo largo de su fascinante vida, es que a personalidad no le gana nadie. Tanto es así que ella misma se define como “creyente, divertida y espontánea”. Son muchas las veces en las que Tamara nos ha recordado a su madre (¡y viceversa…!) y es que existe un ‘halo’ de estilo, un sello de la casa que orbita sobre todos los hijos de Isabel, aunque, a nuestros ojos, especialmente en ella. Y, todo hay que decirlo, su acertado corte de pelo que tanto le favorece ha terminado de poner la guinda a este pastel. Ya sea con un relajado outfit repleto de básicos o un look de pasarela de imponente escote…, Tamara ha resultado ser más que digna sucesora de su impecable madre, y lo más importante: lo hace sin perder su propia esencia en el camino. Solo el tiempo nos contará la evolución de este relevo generacional, pero, para muestra, todos los looks de madre e hija, que tantas veces nos han mostrado una actitud única ante la vida y ante la moda… Un allure heredado que es difícil, en este caso imposible, de esconder.

Isabel y Tamara©Antonio Terrón
“Me anima mucho ver lo estupendas que están mi madre y mi abuela… Chábeli también. Pero yo soy de las que cree que, tengas la genética que tengas, sin trabajo no sirve de tanto a la larga”, confesaba Tamara en una entrevista a ¡HOLA! En esta foto, la vemos en su debut en el Festival de San Sebastián, con look de chaqueta y pantalón rojos, donde nos recuerda a su madre.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Isabel y Tamara conjuntadísimas en esta misma gama de color, cuando Tamara era aún una niña, en la década de los noventa.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
Madre e hija no solo coinciden en la espectacularidad de su presencia, sino que el rojo, los drapeados y un fabuloso escote barco son algunos ingredientes que dejan constancia de como el allure Preysler está presente en su ADN.
Isabel y Tamara©Antonio Terrón
“Me considero una mujer fuerte. Saco la fuerza de mi familia, del apoyo de mis hijos y de una disciplina a la que me acostumbraron de pequeña”, contaba Isabel a ¡HOLA!