Therezia Sloet tot Everlo: Una llamada a la sostenibilidad

Con grandes dosis de cariño y ‘savoir faire’, la prestigiosa arquitecta Therezia Sloet tot Everlo nos recibe en su espectacular casa familiar de Comporta (Portugal) junto a sus tres sobrinas pequeñas Benedicta, Catharina y Mathilda Simões de Almeida

Therezia Comporta LIVING 32

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Experta en arquitectura sostenible, Therezia Sloet tot Everlo, mitad portuguesa y mitad holandesa, bromea con que en su vida pasada debió de ser española, porque salió de Madrid con el corazón roto tras haber vivido en la ciudad tres años. Dejó España por la crisis financiera y se mudó a Londres para especializarse en diseño sostenible y ambiental, donde acabó creando su propio estudio de arquitectura, Studio 3A. Ahora nos recibe en la residencia que su familia posee en Comporta, bautizada por muchos como “los Hamptons europeos”, una aldea costera de la región del Alentejo donde la naturaleza campa a sus anchas y las playas se extienden durante kilómetros. Aristócratas y famosos de todo el mundo han hecho de este lugar su refugio de vacaciones. Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, los Grimaldi o Christian Louboutin disfrutan de este paraíso que el escritor Hans Christian Andersen describió como: “Un lugar de paz y tranquilidad que desearía comunicar a todos los hombres”. Therezia lo visita constantemente por trabajo y se convierte en su momento favorito. Aquí medita y aprovecha el silencio y la luz natural, pero cuando están todos juntos en familia, el plan varía según la época del año. Esta baronesa del siglo XXI -culta, trotamundos y emprendedora- no deja indiferente; y esta casa, tampoco.

Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Un paseo para recordar. Therezia, caminando descalza alrededor de la piscina, donde tantas tardes juega con sus tres sobrinas.

-Eres mitad holandesa y mitad portuguesa. ¿Cómo se conocieron tus padres?

-Es una mezcla muy particular. Son dos países con mucha historia y estoy muy orgullosa de mis orígenes. Mi padre es holandés, pero nació en Lisboa en 1942, después de que mis abuelos emigraran a Portugal durante la Segunda Guerra Mundial en 1939. Aunque mis padres se conocieron en Londres en los 70. Mi madre se fue a vivir allí para estudiar y aprender inglés, y mi padre por negocios. Coincidieron en una cena de amigos en común.

-¿Provienes de una familia numerosa?

-Soy la tercera de cuatro hermanas, y mi hermana mayor tiene también tres hijas. ¡Somos una gran familia de mujeres!

“Acepté el desafío de construir desde cero y, ahora, la mayoría de mis proyectos están en el campo del Alentejo, en Comporta y alrededores. Hacemos casas familiares y pequeños hoteles”

-¿En qué ciudades has vivido?

-Nací en Lisboa y he vivido toda mi infancia hasta la universidad en Portugal, que es un país magnífico para crecer. Luego terminé mis estudios de Arquitectura en Roma en 2006. Fue un año alucinante en el que hice amigos para toda la vida. Y como tenía claro que quería embarcarme en el camino de la arquitectura sostenible, porque siempre me ha interesado la relación entre la construcción y el clima, y en consecuencia la arquitectura vernácula, acabé en Madrid. Mi padrino, Carlos Moreira García, en esa época embajador de Brasil en España, me puso en contacto con el arquitecto Fernando Navarro Bidegain, que era (y es) un maestro en arquitectura ambiental y sostenible. Desde entonces es mi mentor y gran amigo. Fue el que me trajo a la capital española, donde me quedé tres maravillosos años que parecen una vida. Me identifico mucho con la cultura y el estilo de vida de este país. Por desgracia, tuve que dejar España por la crisis financiera de 2008, ya que no había trabajo. Así que decidí irme a Londres para especializarme en Sustainable and Environmental Design en la prestigiosa universidad Architectural Association School of Architecture, más conocida como AA. Estudié dos años y terminé quedándome más de siete en la capital inglesa, donde finalmente abrí mi estudio de arquitectura. Hace cinco años volví a Lisboa porque me salieron proyectos más interesantes en Comporta y estoy encantada viviendo en Portugal.

Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Amplitud de miras. En esta vivienda destacan los espacios abiertos -como el salón de la imagen de arriba-, los materiales nobles y el diseño funcional.

-¿Cuáles son tus hobbies?

-No tengo una afición principal. Soy muy curiosa y siempre estoy buscando cosas nuevas. Hace un par de años remaba en el río Tajo durante los fines de semana y, hace poco, estuve haciendo un espejo de bronce. Me divierte mucho probar… pero siempre con música. ¡Me apasiona!

-¿Cómo consigues vivir sin televisión desde hace una década?

-Inténtalo y verás como eres más feliz. Haces más planes, llamas con frecuencia a tus amigos, lees más, descansas mejor y estás más conectada con la vida. ¡Eres mucho más libre! Tengo un ordenador para ver películas cuando me apetece, pero normalmente a los diez minutos estoy dormida. Cuando mis clientes me piden que el salón principal gire alrededor de la televisión, le encargo a un colaborador que haga esa parte.

“Hace cinco años volví a Lisboa porque me salieron proyectos más interesantes aquí en Comporta y estoy encantada viviendo de nuevo en Portugal”

-¿Cuál es la historia de esta casa?

-Mi tatarabuelo portugués, junto con tres socios ingleses, compraron la Herdade da Comporta, un gran terreno de 17.000 hectáreas donde fundaron The Atlantic Company. Lo adquirieron en el inicio del siglo y lo vendieron en 1953 a un intermediario que luego hizo lo propio a la familia Espirito Santo. En 1974 Herdade da Comporta fue nacionalizada durante la revolución y, años más tarde, la familia Espirito Santo la recuperó. Cuando empezaron a vender los primeros terrenos, un querido amigo de la familia Espirito Santo llamó a mi madre y le preguntó si quería tener una de las primeras opciones de compra, dada su historia familiar en Comporta. Finalmente, mi abuela consiguió un terreno de 69,40 hectáreas y lo dividió entre mi madre y mis tías. Es muy especial tener casa aquí cuando tus vecinos son tus tías, tíos, primos... ¡Es una gran fiesta!

-¿Qué es lo más especial de esta casa?

-El silencio y la luz.

-¿Qué planes sueles hacer y cómo es tu día a día?

-Vengo a menudo por trabajo; tenemos varios proyectos de arquitectura en los alrededores y aprovecho para quedarme a dormir. Me da paz. Es mi día favorito de la semana. Cuando estamos en familia, nuestro plan depende de la temporada: en verano vamos a la playa y en invierno, damos largos paseos o jugamos a las cartas. Lo que nunca falla, en cualquier estación, es una gran comida hecha por mi madre. Me encanta aprender de ella y pasamos mucho tiempo en la cocina.

“Que mis padres construyeran muchas casas durante mi infancia y el buen gusto de mi madre decorando interiores me llevaron a ser arquitecta”
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Se hace camino al andar. Nuestra anfitriona habla portugués, inglés, castellano e italiano. Esta políglota es fruto de la mezcla de culturas. Arriba, Therezia junto a su ahijada Mathilda. En las siguientes fotos, varios dormitorios y el baño.

-¿Cuánto hace que veraneáis aquí?

-Desde 2009.

-Háblanos de tus recuerdos en esta casa.

-Es una casa familiar muy vivida durante todo el año. Celebraciones, planes de verano con amigos, Navidades en familia, días tranquilos de trabajo, juegos con mis sobrinas... Todo aderezado con risas y alegría. Se trata de un hogar con mucho amor.

-¿Qué te llevó a ser arquitecta?

-Creo que el hecho de que mis padres construyeran muchas casas durante nuestra infancia y el buen gusto de mi madre a la hora de decorar los interiores.

“Es muy especial tener casa aquí en Comporta cuando tus vecinos son tus tías, tíos, primos... ¡Es como una gran fiesta!”

-Tienes tu propio estudio, especializado en arquitectura sostenible. ¿Cómo son tus proyectos y qué tipo de materiales utilizas?

-Abrí Studio 3A en 2014, después de unos años trabajando como consultora de arquitectura sostenible. En 2017 me trasladé a Lisboa porque me llamaron para hacer proyectos con más libertad intelectual en Comporta. Acepté el desafío de construir casas desde cero y ahora la mayoría de mis trabajos están en el campo del Alentejo, en Comporta y alrededores. Hacemos casas familiares y pequeños hoteles. Estamos rescatando un método tradicional de construcción en la zona: el tapial. Consiste en levantar paredes muy gruesas con varias capas de tierra compactada y sin necesidad de añadir aislamiento. Si la residencia está construida en un clima como el del Alentejo, está bien orientada con las aperturas correctas y tiene protección solar exterior, no necesita aire acondicionado ni calefacción para habitarla en buenas condiciones. Nuestros antepasados hacían sus casas para protegerse del clima. La arquitectura sostenible es muy fácil: consiste en observar la arquitectura local tradicional (o vernácula) y utilizar herramientas modernas para mitigar el uso de la energía.

Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Arriba, en buena compañía Therezia, ejerciendo de anfitriona en el comedor. Abajo, la arquitecta junto a sus tres sobrinas.

-¿En qué proyectos estás inmersa ahora?

-Estamos construyendo tres hoteles cerca de Comporta, dos de ellos cien por cien de tierra. Otro es una recuperación, utilizando corcho como aislamiento en paredes y techo, cal como revestimiento exterior y otros materiales locales en muchos detalles para facilitar el confort térmico. También estamos con la ampliación de 250 metros cuadrados de una casa ya existente en Estoril, que data de los años 60 y está elaborada en CLT (Cross Laminated Timber). Hace poco recibimos la buena noticia de que un Ayuntamiento ha aceptado nuestra propuesta para hacer un pequeño ecovillage en tapial al sur del Alentejo. Y acabamos de terminar unas cabañas con madera carbonizada en Comporta.

“Tenía claro que quería dedicarme a la arquitectura sostenible, porque siempre me ha interesado la relación entre la construcción y el clima”

-Háblanos del proyecto de meditación que creaste durante la pandemia, Tuukul.

-La meditación es un recurso que me ayuda a tener consciencia y aterrizar. Es como una limpieza emocional y espiritual que hago casi a diario. He aprendido mucho de mí misma con su ayuda. Durante la pandemia viajaba con mi maleta y mi banco de meditación elaborado en madera, el cual provocaba innumerables conversaciones que empezaban siempre con un: “¿Eso qué es?”. Se lo presté a varias personas y siempre me lo devolvían pidiéndome uno, pero el mío era un regalo de México y en Portugal no sabía dónde encontrarlos. Le pedí ayuda a mi amigo Tomás Viana, que es un ebanista ejemplar, e hicimos siete bancos. Esos los regalé, pero como había más gente interesada Tomás y yo decidimos abrir un pequeño negocio para ofrecer kits con todo lo necesario para crear tu espacio de meditación: bolsas de juta con un banco, una alfombra, una vela, salvia para incienso y una lista de música. Todo hecho a mano en Portugal, para así ayudar a los artesanos locales. Nuestra mayor satisfacción es que nos llamen y nos digan que, a causa de Tuukul, han empezado a meditar.

-¿Cómo es ser baronesa en pleno siglo XXI?

-Estoy orgullosa de mis antepasados holandeses, de los que procede el título de baronesa, pero también de los portugueses. He tenido mucha suerte con mi familia en varios aspectos, especialmente en los valores.

Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia Comporta LIVING 32©Fernanda y Paloma (Couche Studio)
Therezia tiene una sensibilidad especial para la decoración. En su mesa no faltan una vajilla vistosa, como esta (arriba) de Bordallo Pinheiro, acompañada de una cristalería de calidad, como la de Villeroy & Boch. Arriba, imagen del exterior de la casa. Abajo, Mathilda, Catharina y Benedicta en la piscina.

-Tu familia está muy vinculada al vino, ¿cierto?

-La familia de mi madre, Nunes de Matos, tiene cuatro fincas con viñedos ubicados alrededor de Régua, en la región del Douro: Quinta da Varanda, Quinta do Torrão, Quinta da Firvida y Quinta dos Avidagos, donde se encuentra la casa y el lagar principal. Esta última fue adquirida en 1978 y el vino adoptó el nombre de la finca. En 1999 construimos una bodega con los últimos avances tecnológicos para elaborar referencias de calidad. Actualmente, contamos con una amplia gama: blanco, rosado, tinto y claro. Solemos pasar la Semana Santa y un fin de semana largo de octubre en el Douro. ¡Es un sitio de unión familiar y de muchos recuerdos!

Direcciones

  • Porto Palafítico de Carrasqueira: “Uno de mis sitios favoritos de Comporta es este pequeño pueblo de pescadores construido con estacas palafíticas de madera en el estuario del río Sado. Se hizo así por las mareas, por lo que lo ideal es visitarlo cuando estén altas al final del día o justo al amanecer. La luz es preciosa y el sitio muy romántico”.
  • La playa y las dunas de Comporta: Para Therezia estas dos localizaciones no pueden faltar en la lista de lugares de Comporta donde perderse. “Recomiendo dar un paseo a caballo con mi amigo José Ribeira por Cavalos na Areia para una experiencia inolvidable y para conocer la verdadera belleza de las dunas y las playas salvajes”. Un destino de arena fina y blanca que contrasta con el profundo azul del mar y la vegetación del paisaje.

A dos pasos de la slow life

  • Meditar: “Me encanta meditar en silencio, escuchando mi respiración y haciendo mi limpieza emocional sin distracciones. Lo importante es que cada persona encuentre su espacio”.
  • Alimentación: “¡Me gusta todo! Intento comer lo más sano posible, pero me vuelve loca el aperitivo. Eso y una copa de vino tinto es lo que me hace más feliz”.

FOTOGRAFÍA: FERNANDA Y PALOMA (COUCHE STUDIO)

REALIZACIÓN Y TEXTO: ANA FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA CENDRA Y CRISTINA LORA ALARCÓN

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: STYLING COMPORTA

DECORACIÓN FLORAL: JOANA LEITAO

AGRADECIMIENTOS: BENEDITA NUNES DE MATOS

LOOK 1: CAFTÁN DE MES DEMOISELLES PARIS

LOOK 2: VESTIDO DE ANTIK BATIK

LOOK 3: THEREZIA, CON VESTIDO DE SANDRO; ZAPATILLAS DE FLABELUS Y MATHILDA, CON CAMISETA DE MANGO; CHALECO DE ANTIK BATIK

LOOK 4: VESTIDO Y CINTURÓN DE MARCIANO BY GUESS; SANDALIAS DE ZARA; PAÑUELO DE MES DEMOISELLES PARIS

LOOK 5: BENEDICTA, CON CAMISETA Y PANTALÓN DE MANGO; ZAPATILLAS ALL STAR DE CONVERSE. MATHILDA, CON CAMISETA DE MANGO; SHORTS DE ZARA. THEREZIA, DE ANTIK BATIK. CATHARINA, CON ROPA DE MANGO; ZAPATILLAS ALL STAR DE CONVERSE

Más sobre