chica-ojos-cansancio

Tics en los ojos: si los sufres te interesa saber por qué

Te contamos por qué aparecen, si debes preocuparte y, sobre todo, qué puedes hacer para aliviar esta temblor tan molesto que aparece en el párpado superior o inferior.

por Nuria Safont

Seguro que te reconoces en esta situación: una mañana te despiertas y notas un pequeño temblor en un párpado. No es una sensación agradable y, lo peor, es que puede acompañarte durante muchas horas, incluso, todo el día. Los médicos conocen este 'tic' en el ojo como tic nervioso del párpado. No te preocupes. No es algo grave y no debe alarmarte. Además, muchas personas sufren este síntoma que incluso puede durar días. Si alguna vez has experimentado estos pequeños espasmos, te interesará saber por qué ocurren los tics en los ojos y, sobre todo, qué puedes hacer para prevenirlo o para aliviarlo cuando aparezca. 

¿Tienes parpadeos involuntarios? Podría ser un síntoma de estrés

La razón más común: el estrés 

Son varias las causas que producen estas contracciones involuntarias de los músculos del párpado superior o inferior. Entre ellas, están el estrés. Estar estrasadas puede provocarnos una varieadad de sintomatología dependiendo del nivel que soportemos. Por ejemplo, la pérdida o el aumento del apetito, la caída del cabello o las contracturas musculares son consecuencias de tener estrés. Y los ojos también pueden verse afectados.

Como nos cuenta el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera Madrid, “las consecuencias más comunes que podemos notar en nuestros ojos derivadas del estrés son los temblores en los ojos o los tics, lo que de forma técnica se conocen como temblores palpebrales”. El experto nos describe dónde se producen exactamente. "En un pequeño músculo, el músculo de Müller, que sirve para elevar el párpado, por lo que no afecta al movimiento el ojo en sí".  Este músculo, cuyo funcionamiento está controlado por el sistema nervioso simpático, actúa de forma involuntaria y se puede activar en situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina. "A parte de la molestia, este temblor en el ojo no suele tener ningún efecto clínico sobre la visión y, por eso, no suele ser necesario aplicar un tratamiento para frenarlo y, además, suele ser una molestia temporal”, nos tranquiliza el experto 

Las otras causas del temblor en el párpado

Los tics en los ojos pueden aparecer, como decíamos, por otras causas. Por ello, cuando notes que aparece observa cómo te encuentras, cómo son tus hábitos de vida (dieta, ejercicio, sueño...) porque todo ello puede afectar a los músculos de la cara. 

Falta de sueño

Es una de las causas más comunes del los temblores papebrales. Y la falta de sueño suele ser la razón principal por la que acumulamos más cansancio. De ahí, que una de las recomendaciones del experto para evitar estos pequeños espasmos es tratar de dormir lo suficiente. Un descanso reparador te ayuda a tener más energía y, también, a manejar mejor el estrés. 

Deficiencia de magnesio 

Si el déficit es leve, lo más probable es que no notes nada. Pero si es moderado, puede provocar cansancio, alteraciones del ánimo, problemas de sueño, calambres y contracturas involuntarias de los músculos y, por ello, tics en los ojos. Una dieta muy restrictiva ocasiona la deficiencia de magnesio. Por ello, asegúrate de seguir una dieta variada y equilibrada como la mediterránea y consumir alimentos de hoja verde, frutos secos, semillas, cereales integrales e, incluso, chocolate negro. 

Fatiga visual 

Puede ser otra de las razones por las que los estás padeciendo. Esta fatiga puede deberse a la edad, ya que a partir de los 40 es normal tener la vista cansada o presbicia, a la necesidad una revisión de tu graduación y un cambio de gafas o lentillas o porque estás haciendo un uso abusivo de las pantallas, bien por trabajo o por ocio. Como la solución no siempre está en dejar de utilizar el ordenador o los dispositivos móviles porque nos vemos obligadas por trabajo, sí podemos realizar estos ejercicios para que tu vista mejore

Ojo seco 

También puede afectar a los músculos del párpado y provocar los molestos tics. El ojo seco puede ser debido a la edad, a una enfermedad o al uso de medicamentos. Si notas que generas menos lágrima, habla con tu oftalmólogo. Hay tratamientos especfícicos para ello como las lágrimas artificiales o las gotas lubricantes. Es importante, no obstante, que no las utilices sin consejo médico.  

Enfermedades neurológicas

Pese a que no es lo habitual, estos tics también pueden estar producidos por enfermedades neurológicas, como el espasmo hemifacial, un trastorno del sistema nervioso en el que los músculos de la cara se mueven involuntariamente. En el caso de que los temblores en el párpado vinieran acompañados de otros síntomas o que sean muy frecuentes y que afecten a tu calidad de vida, debes hablar con un médico o acudir a un oftalmólogo quien, tras un examen, determinará si es conveniente que te vea un neurólogo. 

¿Sabías que existe una relación entre el estrés y el magnesio?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie