Legumbres

¿Sabías que existe una relación entre el estrés y el magnesio?

El estrés y la ansiedad están estrechamente vinculados con el déficit de este mineral, que es fundamental para alcanzar un equilibrio emocional

por Gtresonline

El magnesio, presente en los huesos y musculatura, es el cuarto mineral más abundante en el organismo. Un elemento que participa hasta en 300 importantes funciones metabólicas dentro del cuerpo, como la construcción del ADN o el adecuado funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso. Sin embargo, a pesar de su significativa relevancia, hoy en día el 75 % de la población no cumple con los requerimientos diarios de magnesio. "En los últimos años, ha decrecido significativamente la ingesta de este mineral por parte de la población", nos cuenta Marta Soler (@livingreen_marta), licenciada en Farmacia y Ciencia y tecnología de los alimentos, quien nos comenta, además, la relación directa que existe entre este nutriente y el estrés, una de las grandes afecciones de nuestro tiempo.

Principales 'culpables'

La experta en alimentación saludable alerta de que la carencia de este mineral no se detecta a través de una analítica corriente y asegura que la alimentación basada en productos procesados -cada vez más habitual entre la población- es uno de los principales problemas que provoca los bajos niveles de magnesio dentro del organismo. "Los cultivos, que se dejan reposar menos y no tienen tiempo suficiente para recuperar ese magnesio, así como el moderno sistema de abonado químico son otros de los culpables", anota Marta Soler, quien explica, además, que otras enfermedades como la celiaquía o Crohn, cuyas consecuencias afectan a la flora intestinal, hacen que la absorción de magnesio también se vea reducida.

Sin embargo, además de los factores mencionados anteriormente, la experta señala que el estrés, que actúa como un verdadero 'ladrón' de este elemento en nuestro cuerpo, es una de las causas más importantes (y desconocidas) de que los niveles de magnesio no sean los óptimos en un alto porcentaje de personas.

Leer: ¿Cuál es el mejor tratamiento para la ansiedad y el estrés?

Propiedades del magnesio

Valium natural o mineral antiestrés. Así es como muchos nutricionistas han bautizado este nutriente por todas las funciones positivas que tiene en relación con la estabilidad emocional. "El magnesio colabora con mecanismos que nos llevan a la relajación, a reducir la ansiedad y a mantener el cerebro sano. Sin embargo, cuanto más estrés se tiene y este es más continuado, los niveles de magnesio en el cuerpo disminuyen", nos explica.

Entre sus beneficios señalar, por ejemplo, que incrementa los niveles de un neurotransmisor inhibidor encargado de disminuir la actividad nerviosa en el cerebro (GABA), que en situaciones de estrés registra niveles muy bajos, algo que se relaciona directamente con estados de ansiedad, irritabilidad o ataques de pánico.

También ayuda a reducir la principal hormona del estrés, el cortisol, que contribuye a generar ansiedad, depresión, pérdida de memoria y diferentes desórdenes mentales, y que se libera como respuesta al estrés. "Es un círculo vicioso. Cuando los niveles de cortisol se encuentran muy altos porque estamos en una situación constante de estrés, ese cortisol se mantiene constante y no baja. El magnesio ayuda a controlar esos niveles para que finalmente disminuyan", asegura la experta, que señala que el cansancio, la presión y calambres musculares, la falta de concentración, el tic nervioso que se produce en el ojo o el cansancio son otros de los síntomas que nos avisan de una deficiencia de magnesio en el cuerpo.

¿Qué alimentos lo contienen?

Las fuentes más importantes de magnesio son los vegetales de hoja verde, como las espinacas, los frutos secos, como las almendras, las pipas de girasol y los anacardos, y las legumbres, como los garbanzos y las lentejas. Además, los cereales integrales, la soja, el edamame y el aguacate son otros alimentos con alto contenido en magnesio.

VER GALERÍA

Leer: Cómo enfrentarse a las emociones tóxicas en el trabajo

Suplementos ¿sí o no?

Por todos estos beneficios que aporta al organismo, puede ser necesario que una persona con índices bajos de magnesio necesite una ayuda extra en forma de suplemento. Sin embargo, no todas las sales de magnesio comercializadas son óptimas para hacer frente al estrés. Cada una tiene su función específica.

Mientras que el carbonato de magnesio, que es utilizado como antiácido, tiene un efecto laxante, o el citrato de magnesio, que es el más popular, tiene efecto laxante moderado, Marta Soler recomienda el glycinato de magnesio como remedio efectivo para reducir los niveles de estrés, ya que tiene efectos calmantes. "Disminuye el cansancio y la fatiga contribuyendo a la relajación física y mental y a mejorar la calidad del sueño. Concretamente, una fórmula muy buena es el bisglicinato de magnesio junto con L-Glicina y vitamina B6, que ayuda a su absorción y sin efectos laxantes", asegura la experta de nutrición, que índice en la importancia de mantener unos niveles óptimos de magnesio en el organismo para conseguir un equilibrio emocional.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie