ropa en la naturaleza

Apunta estas 7 claves si quieres hacer que tu armario sea más sostenible

Siguiendo una serie de sencillas recomendaciones en la elección de tus prendas, puedes colaborar en el cuidado del medioambiente

por hola.com

La sostenibilidad ya no es tan solo una tendencia pasajera. Debemos asumir que tenemos que cuidar el medioambiente, mostrando un compromiso con el planeta que no solo se limita a lo que comemos. Poco a poco, vamos avanzando por el buen camino, pues según una encuesta realizada por Deloitte, "el 32% de los consumidores está muy comprometido con la adopción de un estilo de vida más sostenible y el 28% de los consumidores ha dejado de comprar ciertos productos debido a preocupaciones éticas o medioambientales". Y también la moda puede ser más sostenible y está en nuestra mano conseguirlo. Con la ayuda de la firma Doop Toothbrush te resumimos una lista de consejos que te pueden ayudar a conseguir un armario más sostenible. ¿Te apuntas?

Lee también: 'Slow life home' o cómo disfrutar más de tus momentos de bienestar en casa

1. La ropa de segunda mano, una buena opción

Sin duda, es una de las alternativas que primero se nos vienen a la cabeza. Y es que comprar ropa usada ayuda a reducir la necesidad general de producir ropa nueva. Así, cuando eliges usar ropa de segunda mano, estás ayudando en el reciclaje de bienes utilizables que, de otro modo, acabarían en la basura.

2. Materiales naturales

Los materiales con los que se realizan nuestras prendas también influyen. Recomiendan optar por telas naturales como lana, seda y cachemira que se descomponen al final de su vida útil. Y es que nos cuentan que los textiles naturales son biodegradables y naturalmente resistentes al moho y la suciedad, además de ser beneficiosos para el medio ambiente. Y ponen el ejemplo del algodón, que puede producirse orgánicamente, lo que asegura que no se utilicen pesticidas y productos químicos en el proceso de fabricación.

Lee también: Hablamos de tejidos 'eco' con SKFK, una marca española comprometida con el medio ambiente

3. En los textiles sintéticos, fibras recicladas

En el caso de que recurras al uso de prendas hechas a base de textiles sintéticos, una buena opción es que sean hechos a partir de fibras recicladas. Y es que tal y como detallan, el reciclaje de textiles sintéticos puede ayudar a ahorrar entre un 35 y un 50 por ciento de energía y reduce las emisiones de carbono en un 79 por ciento en comparación con la utilización de sintéticos puros. Así, se pueden separar múltiples fibras sintéticas y darles una nueva vida como poliéster reciclado, nailon o spandex, realizadas a partir de desechos de poliéster de preproducción hasta con botellas de plástico recuperadas del océano.

Lee también: Zapatos con materiales reciclados, la aplaudida apuesta de Kanna

4. Fiel a tu estilo

Hay que elegir prendas que sean duraderas. Por eso, es importante que compremos piezas basadas en nuestro estilo personal, sabiendo que las utilizarás por mucho tiempo. Puedes permitirte algún capricho de moda, no es cuestión de no sumarse a las tendencias y tener un estilo demasiado encorsetado, pero lo cierto es que comprar pensando en el largo plazo hace que tu guardarropa sea más sostenible, ya que tendrá piezas que usarás por mucho tiempo en lugar de comprar productos, podíamos decir, de usar y tirar, que pronto pasarán de moda y luego se desecharán.

5. Saca partido a tu armario

Es importante que utilices todas aquellas prendas que estén en tu armario o intentar reciclar lo que posees. Y es que hay que tener en cuenta que  el reciclaje es un método para reducir el desperdicio si aprovechas y transformas de forma creativa tus artículos. Solo necesitas tu fondo de armario y tu creatividad para crear un guardarropa más sostenible.

Lee también: Envases biodegradables sí, pero mucho mejor si reutilizamos

6. ¿Has pensado en intercambiar ropa?

¿Recuerdas esa camiseta de tu amiga que tanto te gusta? ¿O ese vestido de tu hermana? Si tienes gustos similares a alguna amiga o familiar, no es mala idea intercambiar ropa con ella. Le estarás haciendo un favor al medioambiente a la vez que utilizas ropa que para ti es novedad.

7. Apuesta por las pequeñas empresas

Estamos acostumbrados a los grandes gigantes textiles, pero es buena idea optar también por la compra en empresas pequeñas y sostenibles que sean transparentes. Y es que no hay que perder de vista que muchas empresas pequeñas sostenibles se han esforzado desde el principio en adoptar políticas que promueven la sostenibilidad ambiental. Ellas han hecho su parte y ahora te toca a ti: si las apoyas comprando sus productos, conseguirás un armario más sostenible.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie