mujer meditando

'Slow life home' o cómo disfrutar más de tus momentos de bienestar en casa

Es buena idea vivir en nuestro hogar a un ritmo más lento y optar, además, por soluciones más sostenibles y ecológicas

por hola.com

No son pocas las personas que durante el último año han ‘redescubierto’ sus casas. Sí, podemos decir que el hecho de pasar tanto tiempo entre las cuatro paredes de nuestro hogar, debido a la pandemia, ha hecho que hayamos comprobado lo importante que es contar con rincones en casa que nos permitan disfrutar de lo que se puede denominar slow life, bienestar lento. Y es que, la vida diaria nos lleva inconscientemente a aplicar un ritmo acelerado. Este ritmo está incentivado en una buena medida por el uso de las tecnologías que dan soluciones rápidas o también debido al uso intensivo de internet y las redes sociales que con su inmediatez nos sumergen en una celeridad constante, tal y como explican desde el Instituto Silestone, cuyos expertos proponen algunos útiles consejos para disfrutar del bienestar en casa y, de paso, hacer que sea más sostenible y ecológica.

Lee también: Hábitos digitales que mejoran tu salud mental

  • ¿Por qué no dejar la televisión en un segundo plano? Suele ser la protagonista en nuestros salones, en torno a la que gira todo. Pues bien, es importante desconectar del ruido constante de la televisión buscando más momentos en silencio para equilibrar nuestro bienestar.
  • Electrodomésticos y aparatos silenciosos. Todo para conseguir un mayor confort acústico.
  • Busca un espacio para la relajación. Sí, también tienes que encontrar un hueco en casa que te permita disfrutar de la relajación, donde te sientas cómodo para practicar mindfulness o meditación, por ejemplo. Pero también has de buscar tiempo para darte una ducha relajante, aplicar prácticas de feng shui…
  • Y también para el ejercicio. Muchos han descubierto lo placentero que puede ser también hacer deporte en casa. Por eso, hay que acondicionar un espacio para hacer ejercicio, el lugar adecuado donde hacer rutinas físicas que favorezcan también a tu bienestar mental.
  • Espacio cómodo para teletrabajar. Muchas personas teletrabajan desde hace más de un año. Por eso, hay que establecer una zona de trabajo que sea confortable, tranquila y donde te sientas a gusto.
  • La cocina como espacio social y familiar. ¿Por qué no pruebas a cocinar mientras pasas tiempo con tus hijos, conversas con amigos…? Son momentos de calidad que no deberías perderte.
  • Hazte con plantas y flores aromáticas. Sin duda serán una buena elección, porque te permitirán mejorar la calidad del aire purificándolo y suministrando un olor mucho más agradable. E incluso, si tienes espacio, instala un huerto vertical en tu hogar para reducir las emisiones de carbono, disminuir la temperatura ambiente y tener mayor conciencia de la utilización de los recursos naturales.
  • Cuida el medio ambiente. Puedes hacerlo utilizando materiales y textiles sostenibles cuando decores tu hogar o te plantees hacer algún cambio en él. Pero también ahorrando energía y agua en tus rutinas diarias. Una buena idea es aplicar una correcta ventilación en tu hogar y aprovechar al máximo la luz natural.

Lee también: Cómo hacer tu hogar más sostenible

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie