Hábitos digitales que mejoran tu salud mental

Hábitos digitales que mejoran tu salud mental

No es necesario que renuncies a tus redes sociales, pero sí que aprendas a usarlas en tu propio beneficio para que no lleguen a perjudicarte.

por hola.com

Cada vez hay más interés en indagar acerca de los efectos negativos que tiene en nuestra salud mental la forma en la que nos relacionamos con los demás a través de las redes sociales. Hemos asimilado la cultura del “like” y, aunque sepamos que es mentira, no podemos resistirnos a mostrar una vida perfecta a través de nuestras cuentas de Instagram o Facebook. Esto nos lleva en ocasiones a amar y odiar las redes sociales a un tiempo, sin lograr alejarnos de ellas por completo, aunque podamos pensar que no nos aportan nada. Pero podemos mantener unas buenas normas de uso para preservar nuestra salud mental, como aprender a relativizar los likes y comentarios de cada publicación y ser capaces de estar horas sin consultar las diferentes cuentas. 

Es un selfie, no tú

Hace unos años descubrimos el selfie, y en un primer momento se convirtió en un hito por el que todo aquel que tuviera Instagram tenía que pasar. Aprendimos a poner morritos, a enseñar la manicura, a buscar nuestro mejor perfil, a hacerlos en grupo… Luego comenzaron a aparecer los filtros de belleza, más y menos sutiles, y existen a día de hoy numerosas aplicaciones que son capaces de mejorar (según determinados cánones) nuestros rasgos para mejorarlos. 

A día de hoy nos hacemos selfies de manera constante e instintiva, y ofrecemos al resto (y a nosotros mismos) una imagen distorsionada que no se termina de corresponder con lo que somos. Pero puedes empezar a comprobar lo saludable que es dejar de medir tu aspecto físico a través del teléfono y de la necesidad de generar un like en aquellos que te rodean en las redes. Revisa tus últimas fotos y valora si quizás es hora de bajar un poco el ritmo y empezar a verte más desde dentro y confiando más en ti.

VER GALERÍA

Leer: Cómo acabar con la tiranía de los pensamientos negativos

Reduce la presión por mostrarlo todo cada vez que viajes

Piensa por un momento en la época en la que no había redes sociales y viajabas por puro placer, para disfrutar tú y las personas que te acompañaban. Y luego, como mucho, podías juntar a algunos amigos en casa y enseñarles las fotos que habías hecho. Algo tan apasionante como aburrido en muchas ocasiones. Ahora acompañamos digitalmente a nuestros amigos en sus viajes y podemos ver dónde están en cada momento. Y lo mismo hacemos nosotros: contar a través de nuestras fotos en redes los bien que nos lo estamos pasando y los lugares maravillosos que estamos descubriendo. 

Una vez más nos mueve la obsesión de mostrar una vida perfecta, la estemos viviendo o no, y en el camino nos olvidamos de disfrutar y de experimentar plenamente lo que el viaje nos está ofreciendo. Piensa que lo importante es tu propia vivencia, que no es necesario que muestres todo online y redescubre el verdadero placer de viajar.

Utiliza la parte positiva de las redes

Por suerte, en las redes sociales no todo va de mostrar una vida perfecta. Hay muchas cuentas dedicadas a temas de salud, de nutrición, de vida saludable, deporte, relajación… Si sabes elegir las cuentas a las que sigues y no centrarte solo en las que venden humo y apariencia, puedes encontrar muchas cosas que hagan tu vida más fácil, que te ayuden a descubrir formas de hacer las cosas que desconocías, que te motiven para hacer ejercicio, que te orienten sobre qué libro leer según tus intereses… no todo es malo ahí fuera y no es cuestión de demonizar las redes sociales, sino de utilizarlas en nuestro beneficio de la forma más s

Leer: No lo llames timidez si se trata de fobia social

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie