zapatos-verano

Zapatos con materiales reciclados, la aplaudida apuesta de Kanna

Con la mirada puesta en un presente más sostenible y en un futuro para todos, este proyecto fabrica calzados 'eco' y crea empleo, una gran apuesta de economía circular y trabajo digno

por Nuria Safont

Cada vez surgen más proyectos que tratan de contaminar menos, además de dar una segunda oportunidad a aquello que ya no utilizamos. Es el caso de Kanna, la firma de calzado que junto a Cambio Circular, la empresa empleo digno y de inserción laboral, ha lanzado la iniciativa Life Kanna Green, una muestra de que se pueden fabricar zapatos sostenibles, bonitos y, además, se puede crear empleo. Hablamos con sus impulsores para que nos expliquen en qué consiste Life Kanna Green, cuál es su impacto en el medio ambiente y si podemos contribuir aportando nuestro granito de arena en esta iniciativa. 

Moda sostenible: Hacia un consumo más responsable

Cómo funciona este proyecto 

En Kanna desde el origen de la marca, se ha trabajado un producto natural y sostenible basado en fibras naturales como es el yute. Además, en estos últimos años hemos realizado diferentes proyectos enfocados en sostenibilidad y en conseguir un producto basado en el ecodiseño, utilizando materiales como pieles y forros sostenibles o incluso introduciendo desechos agrícolas como la cáscara de arroz en las suelas para reducir el uso de gomas y materiales provenientes del petróleo. Life Kanna Green es un paso más en esa dirección, un paso muy ambicioso con el que, junto a Cambio Circular, estamos liderando la economía circular en el sector del calzado y la moda", nos explica Rubén de la Cerda Sánchez, técnico de investigación y desarrollo en Kanna

El “material” utilizado más novedoso es el triturado de los zapatos al final de su vida útil, que se recolectan a través de la red de recogida por toda Europa, para la fabricación de las suelas. Con ello, se evita que esos zapatos acaben en vertederos y, además, se reduce el uso de materiales procedentes de petróleo. Asimismo, para complementar la suelas de material reciclado, se utilizan pieles libres de metales, forros hechos también con materiales reciclados, algodón 100% natural. Además, "estamos investigando el uso de otros materiales como posos de café o algas marinas, provenientes de materiales próximos a nuestra fábrica, reforzando el concepto de proximidad", continúa Rubén. 

Este proyecto está dividido en 5 etapas: primero la recolección de los zapatos al final de su vida útil. Tras esto, se realiza una clasificación del calzado recogido, de modo que aquellos zapatos que aún se les puede dar una segunda vida son donados a través de Proyecto Abraham y de otras asociaciones y ONGs, a personas vulnerables o familias con pocos recursos. Por otro lado, aquellos zapatos que por su estado no se les puede dar este segundo uso, se les da una segunda vida introduciéndolos en el proceso de reciclado. Posteriormente, se desensamblan los zapatos y se separan los distintos tipos de materiales. Y, por último, se utilizan esos materiales en el proceso de fabricación de nuevo calzado, cerrando así el circulo.

Cualquier persona puede donar zapatos para contribuir en esta iniciativa. "Esa acción es clave para nosotros. Por este motivo estamos distribuyendo contendedores en gran número de tiendas por todo Europa donde clientes y consumidores Podrán depositar el calzado que ya no utilizan, que no desean o que está estropeado para que podamos proceder a su reciclaje. Además, se realizarán sorteos y se darán cupones de descuento a las personas que donen sus zapatos para incentivar este modelo de economía circular", señala el técnico de investigación y desarrollo. 

Moda sostenible: Ropa de segunda mano, tiendas 'vintage'...

Empleo digno para personas en riesgo de exclusión 

Además de reciclar y apostar por un modelo más sostenible esta iniciativa también contribuye a ayudar a las poblaciones más vulnerables. "Las personas que forman parte del proyecto, por parte de Cambio Circular cuentan con contratos de inserción que se ajustan a las necesidades personales de las mismas. Dichos contratos, se desarrollan mediante itinerarios de inserción personalizados, que ofrecen apoyo a las trabajadoras que se encuentran en situación de riesgo o de exclusión social, mediante acompañamiento, tanto a nivel social y personal como laboral. Al tratarse de una empresa de inserción, Cambio Circular establece sus bases en este modelo de contratación, ya que está destinado a emplear a personas especialmente desfavorecidas debido a sus carencias sociales, culturales, etc", nos cuenta Virginia Lorca Moreno, técnica de acompañamiento de inserción y  responsable de Cambio Circular

Por el momento, y teniendo en cuenta que el proyecto acaba de arrancar y que la pandemia ha paralizado todo el desarrollo europeo, Cambio Circular ha empleado a 5 personas en la parte productiva. El objetivo es intervenir en la fase de formación, para proporcionar al personal de inserción una experiencia laboral real, mediante la adquisición de las herramientas necesarias para el desarrollo de su puesto de trabajo. 

"La valoración hasta ahora es muy positiva", afirma Rubén de la Cerna, quien aplaude que el concepto de sostenibilidad y reciclaje hayan calado en el consumidor de toda Europa. 

Estos zapatos mantienen la identidad de la marca y abarcan un amplio abanico de edades. Cada año se añaden nuevos modelos y estarán disponibles en la web de Kanna a partir de octubre. 

Las grandes firmas de moda dan un paso firme hacia la sostenibilidad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie