mujer feliz mirando un documento

Trabajo

¿Tú también has oído hablar del salario emocional?

Los trabajadores valoran, cada vez más, otros beneficios sociales que les ofrecen las compañías, más allá de la gratificación económica de final de mes.

por hola.com

Los últimos meses no están siendo fáciles, tampoco en lo laboral. La manera tradicional en la que entendíamos el trabajo se ha dado la vuelta en muchos casos. Hay quien dice que incluso ya nada volverá a ser como antes de marzo de 2020, cuando el mundo casi se paralizó. Y los expertos coinciden en que cada vez más, en un contexto como el actual, los empleados les piden a las empresas beneficios adicionales a los que se habían planteado hasta la fecha. Muchas son las compañías que se han tenido que apretar el cinturón por la crisis económica derivada de la pandemia, y en momentos de contención salarial como el actual, los trabajadores valoran, cada vez más, otros beneficios sociales que les ofrecen en sus puestos de trabajo. Estos pueden ser, de hecho, un factor diferencial a la hora de atraer y retener talento en las empresas que crean un entorno confortable y en buena sintonía con los trabajadores. Más allá de la gratificación económica de final de mes, aparece lo que se ha venido en llamar salario emocional. Pero, ¿qué es exactamente? Tal y como explican los expertos de TherapyChat se refiere a una serie de retribuciones, que como decimos van más allá de las monetarias, que las empresas ofrecen con el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus empleados, dándoles motivación adicional que suele traducirse en compromiso con los objetivos de la compañía.

“El mayor valor de las empresas es su capital humano, por lo que no cuidarlo repercute en términos de productividad y eficiencia. Un trabajador feliz y que se siente cuidado por su empresa, es una persona más productiva, más creativa, con mayor capacidad resolutiva y más asertiva con sus compañeros. Es, en definitiva, una persona que hace mejor su trabajo y que además puede contribuir en mayor medida al crecimiento de la empresa”, apunta Aída Rubio, Directora del Servicio de Psicología y Psicóloga Sanitaria en TherapyChat.

Lee también: Estos son los tipos de pruebas más habituales que puedes encontrarte en una entrevista de trabajo

Más allá de una cuestión económica

Carlos Delgado, experto en Eficacia y Eficiencia Retributiva de las Organizaciones, detalla cómo la decisión de la persona de trabajar en una determinada organización no se va a basar solo en el salario, “se valorarán aspectos como las medidas orientadas al bienestar, tanto físico como mental de las personas, flexibilidad, tanto temporal como espacial, ejercicios de comunicación bidireccional, el liderazgo… Esa ecuación, si lo queremos ver en términos económicos, solo se puede entender si lo incorporamos como parte esencial de la compensación total de la persona, todo lo que llamamos el salario emocional”.

Y es que es importante que haya satisfacción por parte de los trabajadores y, para ello, exponen los expertos, ya no solo vale que se consideren bien pagados. “El salario emocional y la retribución económica se equilibran”, Manel Fernández Jaria, psicopedagogo especialista en bienestar laboral y profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), que apunta que el bienestar en el trabajo es una necesidad vital para las organizaciones. “Una imagen de marca potente, actual, sensible a los problemas de la gente, empática, es importante para atraer al talento. Solo con dinero ya no se atrae a los mejores”, remarca el profesor colaborador de la UOC.

Lee también: ¿Y tú, piensas que puedes tener miedo al éxito?

Posibles beneficios

Estos pueden ser algunos de los beneficios que toda compañía debería contemplar en el contexto actual.

1. Evitar el presencialismo. Sí, es cierto que España ha sido siempre un país en el que el teletrabajo apenas si existía. Pero la cosa ha cambiado de forma radical desde que comenzó la pandemia. Son muchas las empresas que ya están apostando por modelos híbridos, y ven las ventajas. Y es que los trabajadores esperan de las empresas cada vez más flexibilidad horaria, para que sean ellos mismos quienes controlen su horario y que esto repercuta en una mejora de su productividad. Todo esto derivaría en un menor presencialismo, algo de lo que los trabajadores quieren escapar, puesto que prefieren ser más eficaces y gestionar de mejor manera su tiempo dentro de su compromiso de profesionalidad y responsabilidad.

2. Ofrecer teletrabajo. Muy vinculado con el punto anterior está el hecho de poder trabajar desde casa. Sigue siendo uno de los beneficios más solicitados por los empleados. Eso sí, todos tienen que estar satisfechos con la situación y para implementar esta modalidad con éxito, es fundamental establecer un marco regulatorio claro y comunicarlo a todos los empleados, para garantizar que la actividad de la empresa, claro está, no se vea afectada. Una de las mayores ventajas es que el trabajador, al poder realizar sus tareas sin necesidad de tener que desplazarse o estar en un lugar específico, ahorra tiempos de desplazamiento y puede lograr una mayor conciliación entre su vida laboral y personal.

3. Favorecer la correspondencia personal. Tal vez no te lo habías planteado, pero en un momento como el actual en el que las compras online son algo muy habitual, se ha descubierto que los empleados valoran muy positivamente tener la opción de recibir en su empresa sus pedidos. Lo cierto es que es probable que a la compañía no le cueste mucho ofrecer este servicio y los trabajadores lo perciben como algo muy positivo, puesto que podrán recibir sus pedidos sin tener que preocuparse por el horario de recepción.

4. Apoyo psicológico. Cada vez más empresas se preocupan por la salud mental de sus trabajadores. Por eso, un beneficio fundamental a tener en cuenta a la hora de apostar por la mejora del salario emocional de los empleados es cuidar su salud mental. En este sentido, cada vez más compañías apuestan por ofrecer este tipo de servicios a sus trabajadores aliándose con plataformas de psicología que pueden suponer un apoyo fundamental para su estado psicológico y la gestión de las emociones. Muy vinculado estaría también la opción de ofrecer a los empleados la opción de llegar a acuerdos con gimnasios o de ofrecerles incluso sesiones de fisioterapia.

Lee también: 'Burnout', Estocolmo... estos son los síndromes laborales más comunes

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie