gimnasia-facial

Un novedoso método para aliviar la tensión de tu rostro en solo 10 minutos

La fisioterapeuta Daniela Toro ha desarrollado un protocolo de gimnasia facial que permite trabajar problemas como el bruxismo o los dolores de cabeza y cuello.

por Pilar Hernán

Solo necesitarás 10 minutos al día. En ese tiempo, la fisioterapeuta experta en dolor orofacial, Daniela Toro Mattozzi promete resultados visibles con su método Face Fit, que acaba de resumir en un libro publicado por Ediciones Martínez Roca. El objetivo de este método de gimnasia facial es aliviar la tensión y el dolor y conseguir, además, un rostro más bello. Un completo entrenamiento que no te exige demasiado tiempo y te permite trabajar la salud y la belleza de la región facial y cervical mediante ejercicios manuales. Hemos hablado con la autora de El método Face Fit, quien nos ha relevado todos los detalles, nos ha hablado de bruxismo, de dolores de cabeza, de tonificación facial y de cómo el método puede convertirse en un excelente aliado antiedad. 

Lee también: Con este automasaje aliviarás la tensión de tus mandíbulas

Si tuviera que explicar a alguien que no lo conoce qué es exactamente el método Face Fit, ¿qué le diría?

Face Fit es un entrenamiento facial y cervical que mediante ejercicios y masajes de la región orofacial y cervical conseguimos prevenir y tratar diferentes patologías, así como mejorar nuestra postura y un rostros más tonificado y armónico. Es salud y belleza.

Solo 10 minutos al día, ese es el tiempo que afirma que se necesita para conseguir aliviar la tensión, eliminar el dolor y conseguir un rostro más bello, ¿es posible?

Sí, lo importante es la constancia. Tenemos más de 50 músculos entre la cara y cuello, el músculo es una de las estructuras que le da soporte a nuestra piel, por lo tanto, si mejoramos nuestra musculatura con ejercicios y masajes nuestra piel se verá más firme, esculpida y relajada. Aprovecha tu rutina de cuidado facial para realizar Face Fit y sacar el máximo provecho a tus maravillosos cosméticos. Si entrenas el cuerpo, ¿por qué no la cara?

Muchas veces no nos damos cuenta de cómo interfieren en nuestra vida las tensiones musculares en la zona de la mandíbula y el rostro, ¿no es así?

Totalmente cierto, hay que tener en cuenta que esta zona hace una función muy importante también, y es el lenguaje no verbal. Por lo tanto, sin darnos cuenta, la mayoría de las emociones las reflejamos en la cara, por ejemplo, si tenemos estrés o emociones de rabia e ira se verán reflejados en la zona mandibular, si estamos enfadados o tristes, la tensión se suele ver en el entrecejo y la región de los ojos. Por eso, siempre digo que un beneficio maravilloso de este método es también esta liberación de esta emoción y tensión que tenemos en la memoria muscular lo que produce un bienestar y liberación.

¿No les prestamos a estos problemas la atención que se merecen?

Lo vamos dejando pensando “ya se pasará”, pero cuando le prestamos la atención que se merece, muchas veces es porque ya las molestias están más avanzadas, cuando la musculatura y el sistema nervioso no pueden más, y es cuando tenemos esos dolores insoportables de cabeza, dolor en la articulación temporomandibular que nos impiden abrir bien la boca y, por lo tanto, hacer una acción básica que es comer e incluso hablar, pitidos en los oídos que nos dificultan dormir… todo eso son factores que al final empeoran tu calidad de vida. Mi recomendación es que cuando empieces a sentir algo de molestia en esta zona, que visites a un profesional, no lo dejes pasar y, por supuesto, realizar ejercicios como parte del tratamiento, pero lo más importante como prevención. Cuando estés bien, no los dejes, es un estilo de vida.

¿Es el estrés uno de los grandes culpables de este tipo de dolor orofacial?

Sí, pero no sólo para el dolor orofacial sino para todo nuestro organismo, hemos llegado a un punto que vivimos con estrés casi permanente y nos cuesta mucho desconectar y esto nos causa un nivel de cortisol (hormona del estrés) muy elevado, lo que hace que estemos en alerta constante y también que nuestro organismo esté inflamado. Esto a su vez nos genera desequilibrios en muchos aspectos como, por ejemplo, en el biorritmo y en la macrobiota, entre otras.

Tonificar y relajar: ¿son, tal vez, los dos pilares básicos para conseguir mejorar la musculatura de la zona facial cuando está cargada y en tensión?

Sí, además con esto también incorporamos movilidad, estiramiento y una respiración fluida, una buena combinación para liberar dicha tensión.

Lee también: El masaje facial con dos cucharas para tonificar tu piel (y que se ha hecho viral)

¿Por qué tendemos a tener en tensión esta zona?

Cada vez más se ve que puede estar muy ligado a una mala postura, la falta de tono en la musculatura estabilizadora, una vida sedentaria, el exceso de estrés y alteraciones en el sueño y todo esto ligado a que no nos dedicamos el tiempo para nosotros mismos cambiando de estrategia, haciendo pequeños cambios que nos darán grandes beneficios como, por ejemplo:

  • Recuerda colocar tu lengua adosada al paladar como si dijeras la letra N, desde esta postura tus dientes no están en contracto y tu postura mejora.
  • Rompe el tiempo sentado cuando trabajes, levántate al menos cada hora y muévete incluso te propongo hacer por ejemplo sentadillas.
  • Muévete todos los días.
  • Una buena estrategia para mejorar el descanso y liberar el estrés es la respiración, tomate tu tiempo para respirar de forma consciente, además hacer ejercicios de movilidad y estiramientos suaves antes de dormir ayuda a tener un sueño reparador.
  • No comas antes de irte a dormir y si ves pantallas, ponte gafas con filtro azul, esto hará que tu ciclo de melatonina no se vea interrumpido y puedas conciliar mejor el sueño.
  • Haz actividades y rodéate de gente que te generen placer y felicidad.

También nuestra belleza se ve favorecida, ¿de qué manera?

Veremos nuestro rostro más firme y esculpido, además activamos todas las estructuras, activando así el sistema circulatorio ayudando por una parte a la formación de colágeno y elastina, además se activa el sistema linfático expulsando así toxinas y sustancias de desecho. Además, al haber un aumento de circulación en la zona los nutrientes llegarán mejor a nuestra piel por lo que veremos un rostro con más luminosidad por eso es importante una buena alimentación y un estilo de vida saludable para que la belleza salga del interior en todos los aspectos, como menciono en mi libro.

Es un método totalmente manual que todos podemos realizar en casa, ¿no es así?

Sí, es importante recordar tener la cara y manos limpias y aprovechar tus momentos de cuidado facial para realizar Face Fit.

¿Hay que ser constante y hacer los ejercicios a diario?

Sí, la constancia es importante para ver el resultado, yo recomiendo 4 a 5 días a la semana, así como realizar los ejercicios en todo el rostro y no sólo centrarnos en la zona que más nos preocupa para tener un resultado mejor.

En su opinión y basándose en su experiencia, ¿es mejor hacerlos por la mañana, nada más levantarse, o por la noche, antes de acostarse?

Lo ideal es alternarlo, por la mañana haremos los ejercicios que son “más energéticos”, lo que nos ayuda a “despertarnos con mejor cara” descongestionando el rostro, nos aporta firmeza, definición y luminosidad, además de mejorar la movilidad y relajar musculatura en el masetero o temporal, producido por el bruxismo, para empezar bien nuestro día, con buena cara y energía.

Antes de dormir también es un buen momento para realizar Face Fit, pero está más centrado en relajar la tensión facial y cervical que acumulamos durante el día para favorecer el descanso, así como movilidad y tonificación muy ligera. En el libro se encontrarán gran variedad de rutinas para que vayas eligiendo la mejor para cada momento.

Lee también: 8 ejercicios para reducir las arrugas y rejuvenecer el rostro

¿Son ejercicios sencillos de realizar?

Sí, aunque es verdad que algunos son diferentes dado que se usa mucho la coordinación de la lengua y ojos, además del control motor cervical, por lo que al principio pueden resultar un poco más complicado, pero es normal ya que son ejercicios que no solemos hacer o no somos conscientes, por eso es importante ser consciente, sobre todo al principio, del control de la musculatura facial.

¿Hay un orden establecido de ejercicios o podemos alternar unos con otros cada día?

Lo ideal sería seguir el orden establecido dentro de cada rutina, pero en el libro encontrareis un capítulo con varios ejercicios dividido por zonas por lo que se puede ir alternando y elegir los que mejor se adapten a ti, de esta forma tienes una gran variedad de ejercicios para cada momento.

¿Nos puede poner algún ejemplo sencillo de ejercicios que recomiende en el libro, para 'enganchar' al lector y hacer que lo pruebe?

Uno que me gusta mucho por su efecto inmediato es el de esculpir la mirada levantando las cejas. Este ejercicio además libera la fascia y relaja la musculatura frontal ¡Vamos a ello!

  • Pasa el brazo derecho por encima de la cabeza, de tal forma que los dedos quedan a la altura de la ceja y del párpado superior y desde aquí hacemos lo que llamo el movimiento del piano.
  • De tal forma que tenemos el dedo índice, corazón y anular sobre la zona, desde aquí desliza los dedos corazón y anular hacia arriba dirección hacia el cuero cabelludo al llegar ahí el dedo índice hace el mismo recorrido desde las cejas hacia arriba.
  • La clave de este ejercicio es que cuando un dedo termina de hacer el masaje se queda “fijando el tejido” mientras que los otros empiezan a hacer el masaje, de tal forma que siempre hay contacto y se consigue un efecto de lifting de cejas increíble.
  • Hazlo con una velocidad media e intensidad profunda (sin dolor).
  • Realízalo de treinta a sesenta segundos cada lado.
  • Te recomiendo que primero un lado y quiero que veas la diferencia con el otro lado no solo visual respecto a la otra ceja sino también al tacto y a la sensación en cuando la tensión de la musculatura. Además, no dudes en hacerte un selfie antes y después lo verás mucho mejor.

Y si tuviera que seleccionar los ejercicios más eficaces, las 'estrellas' si nos permite llamarlas así, del método, ¿cuáles serían?

¡Claro que sí!  Además del explicado anteriormente, para mí algunos de los ejercicios estrellas son:

-Abrir y cerrar la boca. Mientras abres la boca (con la lengua arriba detrás de los dientes) haces un masaje ascendente con los nudillos desde el ángulo mandibular hasta los pómulos. Este ejercicio combina movilidad de la articulación, relaja el músculo masetero y esculpe el rostro.

-El que yo llamo “cardio” que es hacer tapping, es decir, dar golpecitos rápidos hacia arriba y hacia atrás en la zona de mofletes y frente. Este ejercicio me encanta porque da mucha vitalidad y tonifica el rostro.

-El ejercicio del pez que se ríe es ideal para tonificar pómulos una zona muy importante en el rejuvenecimiento facial.

-Todos los intrabucales me parece que tienen efecto y beneficios maravillosos.

-Pero lo que más me gusta sin duda es los beneficios de tener siempre la lengua adosada al paladar, es algo que no nos cuesta nada y lo podemos hacer siempre.

Lee también: Yoga facial, los ejercicios que necesitas para parecer más joven

Una de sus ventajas, tal vez, es que se pueden realizar rutinas exprés, para esos momentos en los que vamos sin tiempo, ¿no lo cree?

¡Por supuesto!, hoy en día vamos corriendo a todas partes por lo tanto con estas rutinas exprés podrás tener beneficios en cuanto a salud y belleza de una forma rápida y práctica. Además, podemos aprovechar determinados momentos como, por ejemplo, cuando nos estamos lavando el pelo para masajear bien el cuero cabelludo con masajes “cortantes”, también podemos aprovechar cuando nos enjuagamos la boca en movilizar el agua por dentro de toda la boca de forma lenta y controlada en ambos sentidos.

La pregunta del millón, si se hacen con constancia, ¿cuándo empezamos a notar los resultados?

El mismo día que se empieza se ven los resultados inmediatos, como cuando hacemos abdominales y enseguida están marcados, pero al mes o mes y medio veremos un buen cambio, una mejor postura, un rostro más tonificado, definido, armónico y, por supuesto, saludable. Me gusta porque la gente suele decir: ‘¿Qué te has hecho? estás muy bien, te veo con buena cara’.

El bruxismo es, no hay duda, uno de los problemas a los que se enfrenta un porcentaje significativo de la población en la actualidad, ¿cómo ayuda este método a tratar este problema?

En España actualmente alrededor de un 70% de la población adulta padece de bruxismo y cada vez más se está viendo en niños por lo que es fundamental encontrar vías para mejorar esto. Este método ayuda a tratar el bruxismo con automasajes relajando la musculatura masticatoria además mejora mediante movilidad y ejercicios de tonificación y estabilidad de la región cervical, craneal y de la articulación temporomandibular.  El bruxismo es una patología multifactorial por lo que un trabajo multidisciplinar sería ideal además de potenciarlo tu desde casa con el Método Face Fit. De hecho una de las razones por las que empecé mi página de Instagram @my.facefit era para que mis pacientes continuaran el tratamiento en casa de una forma práctica y visual todos los días y así poder seguir avanzando en la clínica juntos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie