chica tomando el sol

¿Cuáles son los cosméticos y medicamentos que no deberías usar si vas a tomar el sol?

Hay determinados productos que son fotosensibilizantes y causan reacciones adversas en nuestra piel cuando se utilizan

por Pilar Hernán

Una reciente polémica relacionada con una crema solar ha vuelto a poner de actualidad el tema de los cosméticos fotosensibilizantes, es decir, aquellos que al utilizarlos cuando nos exponemos al sol puede provocar reacciones anormales en la piel como pueden ser alergias, irritaciones, manchas o, incluso, provocar quemaduras. Por eso, tal y como nos explica la farmacéutica Rocío Escalante, experta en dermocosmética y titular de Arbosana Farmacia, hay que tener muy claro cuáles son los cosméticos y medicamentos que deberías evitar si vas a tomar el sol este verano y quieres hacerlo de forma segura.

Lee también: ¿Por qué deberías incluir el fotoprotector oral en tu rutina frente al sol este verano?

Generan una reacción en la piel

Y es su compañera de profesión Mar Sieira nos cuenta que los fármacos y cosméticos fotosensibilizantes son aquellos que generan reacciones generalmente de naturaleza cutánea cuando se ingieren o utilizan, y posteriormente nos exponemos al sol. “Habitualmente es porque estos fármacos o cosméticos generan con la exposición solar unos metabolitos que producen esa toxicidad en la piel, multiplicando los efectos nocivos de la radiación solar y haciendo que aparezcan pequeñas vesículas o ampollas en la zona expuesta”, nos detalla la farmacéutica.

Lee también: ¿Cómo tomar el sol para tener buenos niveles de vitamina D sin sufrir daños en la piel?

Ojo con estos fármacos

Tal y como explica Rocío Escalante, el listado de medicamentos con posibles reacciones adversas si tomamos el sol es bastante larga. “Quizás los más conocidos sean los anticonceptivos orales que pueden provocar manchas en la zona de la boca. Pero, hay otros fármacos que son muy consumidos y que también pueden provocar diferentes reacciones en la piel: antiinflamatorios (tipo ibuprofeno), antihistamínicos, antihipertensivos, antiulcerosos (como el omeprazol), algunos antibióticos, antidepresivos y corticoides”, explica. Y cuenta que, como es de esperar, en el caso de los pacientes crónicos que se ven obligados a seguir un tratamiento con determinados medicamentos, estos sí que suelen conocer sus efectos adversos, pero la cosa cambia y es menos habitual en el caso de que los utilicemos de forma puntual, por lo que desconocemos sus consecuencias al tomar el sol. La recomendación de la experta es clara: por este motivo, además de leer los prospectos dónde vienen reflejados sus efectos secundarios y contraindicaciones, es aconsejable consultar con un farmacéutico antes de exponerse al sol.

Lee también: Los riesgos de tomar ibuprofeno sin control

¿Y qué cosméticos deberíamos evitar?

Al margen de uso de algunos medicamentos, también hay que tener especial cuidado con los cosméticos. Los expertos también alertan de que dichas reacciones al sol también pueden deberse al uso de algunos productos son los perfumes y los aceites esenciales, que pueden provocar manchas en la piel. Por eso, es importante tener en cuenta la composición de los cosméticos. Un ejemplo que nos da Rocío Escalante: el ácido retinoico también es fotosensibilizante, y no conviene utilizarlo en verano o si sigues usándolo, deberías bajar la concentración y evitar exponerte al sol. “En el caso del retinol y los ácidos (alfa hidroxiácidos como el glicólico y beta hidroxiácidos como el salicílico), se pueden seguir aplicando, pero siempre por la noche, utilizando protección solar alta por el día y limitando la exposición solar. Aunque no son fotosensibilizantes, al provocar una exfoliación, la piel está más desprotegida y puede ser más propensa a sufrir quemaduras, manchas y otras reacciones adversas. Lo que no es aconsejable es empezar un tratamiento en verano con estos activos, es preferible hacerlo a partir de septiembre”, concluye la experta.

Lee también: Te contamos cómo sacar partido a estos 10 aceites esenciales

Tal y como concluye Mar Sieira, cuando sabes que estás ingiriendo un fármaco o estás utilizando un cosmético que puede generarte fototoxicidad, lo mejor que puedes hacer es evitar exponerte al sol, y si lo haces, siempre con protección solar total. “Ante la aparición de cualquier síntoma de fototoxicidad en la piel, lo mejor es acudir al médico y que valore si hay que suspender el tratamiento”, apunta.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie