Mujer preparada para comenzar ejercicio

Este es el entrenamiento ideal, si trabajas muchas horas sentada

Los problemas de espalda y cuello, la tensión muscular o las contracturas son algunas de las consecuencias del sedentarismo

por Gtresonline

Las largas jornadas delante del ordenador complican la tarea de mantenernos activos. Sin embargo, no solo permanecemos sentados en las horas de oficina, sino también durante buena parte del resto del día: en el transporte público, en el coche, en el sillón o en muchos de los compromisos que nos esperan al dar por finalizada la jornada laboral. Pasar tanto tiempo sin ningún tipo de actividad física termina por pasar factura y causar diferentes problemas de salud. Los más habituales son dolencias de espalda y cuello, tensión muscular o contracturas, sin olvidar la pérdida de masa muscular. Moverse de forma frecuente es necesario y no solo para romper con el sedentarismo, sino también para evitar molestias y mantener un estado de salud óptimo. Estos ejercicios son especialmente idóneos para aquellas personas que pasan horas, horas y horas sentadas delante de un ordenador. ¡Toma nota! 

Leer: Con este automasaje aliviarás la tensión de tus mandíbulas

Estabilización del core

Estar tantas horas sentados provoca que adquiramos malos hábitos posturales que pueden provocar molestias y lesiones. Para corregir este mal hábito, es importante trabajar el core, la zona del cuerpo que engloba a los músculos que van desde el transverso abdominal hasta el suelo pélvico.

VER GALERÍA

  • Bird dog o Superman en cuadrupedia: Para realizar este ejercicio, nos colocamos en posición de cuadrupedia sobre la esterilla, asegurándonos de tener la espalda recta y los abdominales contraídos. A continuación, estiramos un brazo hacia delante al mismo tiempo que estiramos la pierna opuesta hacia atrás. Aguantamos la posición unos segundos, apretando con fuerza el abdomen, regresamos a la posición inicial y cambiamos de lado.

VER GALERÍA

  • Plancha: Nos tumbamos sobre la esterilla, con los codos apoyados debajo de los hombros y las piernas totalmente extendidas. Elevamos el tronco hasta formar una línea recta con nuestro cuerpo, desde los hombros hasta los tobillos. Contraemos el abdomen y los glúteos y mantenemos esta posición durante unos segundos.

Aliviar y fortalecer cuello y espalda

El cuello y la espalda son los dos grandes damnificados del sedentarismo

VER GALERÍA

  • Postura del gato o Marjaryasana: Nos colocamos en cuadrupedia sobre la esterilla, con las manos apoyadas en el suelo a la distancia de los hombros y las rodillas abiertas a la altura de las caderas. Con la cabeza mirando hacia el suelo, vaciamos los pulmones e inspiramos profundamente mientras elevamos lentamente la espalda, arqueándola. A continuación, estiramos los brazos y metemos el abdomen hacia adentro. Mantenemos la postura unos segundos y regresamos a la posición inicial.

VER GALERÍA

  • Extensión lumbar: Nos tumbamos boca abajo sobre la esterilla, con los brazos extendidos por encima la cabeza y las piernas estiradas. Las palmas de las manos deben estar también apoyadas en el suelo. A continuación, contraemos con fuerza los glúteos y la zona baja de la espalda para levantar del suelo la parte superior del cuerpo y las piernas, que tienen que estar estiradas. Mantenemos esta posición unos segundos y regresamos a la postura de inicio. Podemos añadir intensidad al ejercicio, elevando un brazo y la pierna opuesta. 

Leer: Ejercicios de yoga que te ayudan a aliviar y prevenir el dolor lumbar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie