zapatillas-deportivas

Así debe ser una buena zapatilla deportiva

Elige bien el calzado cuando vayas a practicar deporte porque va a influir en tu rendimiento y en reducir el riesgo de lesiones

por hola.com

A priori, las zapatillas deportivas es un calzado cómodo que se adapta a cualquier pie y que nos permite realizar el ejercicio que hayamos escogido sin riesgos. Pero esto no es del todo cierto. Si la escogemos mal o utilizamos la misma para correr o para una clase de spinning nos arriesgamos a lesionarnos o a que nos duelan los pies. Por tanto, antes de comprarte las zapatillas para correr siguiendo la moda, conoce el consejo de los expertos del Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV). 

- Relacionado: Los mejores accesorios para ir al gimnasio 

“La elección del calzado de los corredores es clave para la salud de los pies y del sistema locomotor, especialmente en el caso de los que hacen carreras de larga distancia, debido a que el impacto repetitivo que se produce sobre los miembros inferiores, es mayor y más continuado. En este sentido, el podólogo es el profesional que mejor podrá asesorar sobre el calzado más adecuado en el caso concreto de cada deportista atendiendo a su propia condición y fisiología”, explica Maite García, presidenta del ICOPCV (Ilustro Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana). 

  1. Realiza antes un estudio biomecánico y de la pisada. El primer paso, es visitar al podólogo para que realice un estudio biomecánico completo así como de la pisada y pueda analizar si el apoyo que realiza el pie en el suelo es correcto o puede generar a la larga algún tipo de lesión por mal apoyo. Hay que tener en cuenta que, en las carreras de larga distancia, el comportamiento del pie no es igual en los primeros kilómetros que cuando ya se ha realizado más de la mitad del recorrido. Debido a que la pisada va cambiando conforme va transcurriendo la carrera, un estudio de la pisada mostrará qué comportamiento tendrá el pie en momentos de más fatiga y así evitar que un apoyo incorrecto causado por el cansancio provoque una lesión.
  2. Ten en cuenta tus condiciones físicas y fisiológicas. Algunos factores como el peso ola altura influyen a la hora de seleccionar el calzado de running.
  3. Escoge bien la talla. La pisada del corredor es diferente en cada momento de la carrera porque se fatigan las estructuras músculoligamentosas y, debido al movimiento repetitivo y que no hay tanto retorno sanguíneo, el pie se hincha y puede aumentar en media talla. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de seleccionar el tallaje porque, en caso contrario, pueden causarse lesiones en las uñas. Éstas, que llegan, incluso, a caerse, imposibilitan finalizar la carrera.
  4. Ten en cuenta el tipo de superficie para optar por un tipo de suela u otro. La mayoría de zapatillas tienen pequeños tacos para realizar una buena tracción o agarre. A mayor tamaño de taco, mayor será el agarre a la superficie. En terrenos inestables, como en montaña, se aconseja utilizar tacos de mayor tamaño. No produce el mismo impacto en el aparato locomotor trabajar sobre superficies duras, blandas, deslizantes,  tierra, asfalto, suelos sintéticos, etc. 
  5. Elige cuándo compras las zapatillas. Hazlo después de caminar un rato para que los pies estén algo hinchados, similar a cuando se practica deporte.
  6. Mismo calcetín. Es recomendable probarlas con el mismo tipo de calcetines con los que se realizará la actividad deportiva.
  7. No te fijes en los demás. Las zapatillas son personales y las que le dan buen resultado a un deportista pueden no ser buenas para otro.

 

Estrenar zapatilla para una maratón es mala idea 

Se trata de una práctica común en los corredores más novatos, que encuentran en la participación en una carrera popular el mejor momento para estrenar outfit deportivo. ¡Error! Pero tampoco conviene utilizar un calzado que se ha llevado solo dos o tres de días. “Está ya muy difundido que no hay que estrenar zapatillas el día del maratón. Sin embargo, hay muchos corredores que piensan que con haber entrenado con ellas la última semana es suficiente y esto no es así. Todo calzado necesita adaptarse al pie a través del uso y un calzado prácticamente nuevo puede provocar rozaduras y hasta afectar a la pisada”, advierte Maite García.

Y si tan poco recomendable es utilizar un calzado nuevo también se desaconseja no utilizar plantillas si las usamos normalmente. Si el podólogo, tras la realización de un estudio biomecánico y de la pisada, ha recomendado la utilización de plantillas, éstas deben utilizarse siempre que se salga a correr, da igual que sea entrenamiento o competición. Las plantillas realizan algún tipo de compensación de los puntos de presión durante la marcha y hay que tener en cuenta que durante la carrera ésta es mayor porque se realiza durante más tiempo. No utilizar plantillas podría favorecer la aparición de lesiones como sobrecargas musculares, tendinitis o fascitis plantar.

Por último, no te olvides de anudar bien las deportivas. Con ello, se consigue la sujeción de la parte superior del pie y es muy importante que estén bien atados para que no se deslicen dentro del calzado, pudiendo generar roces, o soltándose y provocando inestabilidad. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie