nemonia-grave

¿Por qué puede ser tan grave y mortal una neumonía?

Aunque la neumonía por bacterias puede tratarse con antibióticos, sufrir una enfermedad crónica y ser mayor de 60 años con el sistema inmunológico debilitado puede complicar la infección y el paciente puede requerir hospitalización.

por Nuria Safont

La neumonía es una enfermedad infecciosa que provoca inflamación en los pulmones. Es una de las infecciones respiratorias más frecuentes y con mayor impacto entre la población por su incidencia en número de casos y por ser una infección que empeora la calidad de vida. Es una enfermedad que puede ser grave, e incluso mortal, si no se detecta a tiempo. En algunas personas se presenta con solo unos pocos síntomas clínicos, pero en otras personas puede presentarse como una infección sistémica fulminante que puede llegar a ser mortal. 

- Fallece el actor Enrique San Francisco a los 65 años 

Según el Dr. D. Antoni Torres, facultativo de referencia nacional e internacional en infecciones pulmonares, y socio fundador y miembro de la junta directiva de NEUMOAI “no todas las neumonías son iguales. Se dividen en tres grupos: neumonías adquiridas en la comunidad, es decir, neumonías que son debidas a un proceso infeccioso en un entorno no sanitario (entorno laboral, hogar…), neumonías adquiridas en el hospital, es decir, cuando un paciente está hospitalizado y se le origina una neumonía asociada a su estancia en el hospital, y aquellas neumonías que se presentan en personas inmunodeprimidas, siendo personas más vulnerables a la afectación por parte de los microorganismos causantes de la neumonía. Las neumonías que se adquieren en la comunidad están aumentando en los últimos años y se clasifican según sean causadas por bacterias, virus, o bacteria y virus a la vez, donde existe una co-infección”. Aunque la responsable de los casos más complicados es el neumococo (Streptococcus pneumoniae), que se transmite mediante el contacto directo con las secreciones respiratorias, mocos o saliva. La neumonía de origen bacteriano se puede tratar con antibióticos. Sin embargo, hay una población con un mayor riesgo de sufrir complicaciones. 

- Relacionado: Concha Velasco, hospitalizada en Madrid por una neumonía

"Las personas mayores de 60-65 años y, sobre todo, aquellas que sufren otras patologías crónicas (insuficiencia cardiaca, respiratoria, diabetes, etc), tienen un riesgo mayor de sufrir problemas. Además, su sistema inmune es más delicado, con lo que tienen más problemas para combatir esta infección y pueden tardar más en recuperarse. En estos mayores tasa de letalidad de la enfermedad es de un 15%", alerta el profesor Ángel Gil, académico de la Real Academia de Medicina y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos. 

¿Cómo sé si es neumonía?

La neumonía de origen bacteriano puede aparecer en cualquier momento del año, aunque es más típica de los meses más fríos. Los síntomas son: tos productiva con moco (este suele ser de color verde, típico de las afecciones bacterianas), fatiga, dolor al toser, y fiebre superior a los 39ºC. Si sospechamos que la podemos sufrir, hay que acudir rápidamente a un centro sanitario. Allí nos realizarán diversas pruebas como un análisis de sangre, de esputo y se comprobará la saturación de oxígeno.

"El diagnóstico se confirma mediante una placa de torax en la que se analiza el estado del pulmón. Si es neumonía, y el estado del paciente es bueno, es decir, no hay otras enfermedades ni problemas asociados, se podrá ir a su casa con tratamiento antibiótico. Sin embargo, los pacientes mayores y, sobre todo, si tienen otras patologías, suelen necesitar hospitalización. Además, se debe realizar un control periódico para comprobar el estado de los pulmones y que estos, ni ningún otro órgano, están empeorando", explica el catedrático. En general, la estancia hospitalaria suele ser de una semana, que puede alargarse si surgen complicaciones o acortarse si el estado del paciente es bueno. 

- Relacionado: Concha Velasco recibe el alta hospitalaria 

¿Se puede prevenir la neumonía por neumococo?

Sí, de hecho, a los menores de un año también se les considera población de riesgo y, sin embargo, gracias a la vacuna del neumococo, incluida en el calendario vacunal de los pequeños, "casi ha desparecido en ellos", apunta el especialista en medicina preventiva. Por tanto, se trata de una enfermedad que puede prevenirse con una vacuna

Los adultos también pueden vacunarse del neumococo. "En CCAA como Madrid, Castilla y León, Galicia y Asturias la vacuna está financiada por Sanidad en mayores de 60 años", indica el profesor Ángel Gil. En el resto de España, los que deseen vacunarse, pueden adquirirla de forma privada. 

Solo es necesaria una sola dosis para toda la vida y puede administrarse junto a la vacuna de la gripe, en el mes de octubre. Sin embargo, "no hay que olvidar que puede afectar a cualquier persona y en cualquier momento del año", concluye el especialista. 

Asimismo, debido a que se trata de una enfermedad infecciosa y contagiosa, se deben adoptar las medidas de prevención habituales en este tipo de patologías, como lavarse las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico, taparse la boca al toser y o estornudar. La mascarilla y la distancia física también ayudan a evitar su propagación. 

- Relacionado: Cómo la meningitis se puede combatir con la vacunación

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie