¿Quieres presumir de sonrisa?

La ortodoncia cada vez es más habitual entre los adultos. ¿Sabes cómo cuidarla?

por hola.com

VER GALERÍA  

Aunque casi siempre relacionamos los aparatos dentales con los más pequeños de la casa, lo cierto es que poco a poco se confirma que la ortodoncia no tiene por qué ser sólo cosa de niños. Y es que, la edad ya no es una limitación para corregir la posición de dientes y huesos o para solucionar los problemas de maloclusión. Cualquiera puede querer lucir una sonrisa bonita y nunca es tarde para intentarlo. De hecho, algunos famosos han lucido aparato sin ningún complejo, por ejemplo, el actor Tom Cruise, el futbolista Ronaldo o el cantante Dani Martín.
Por ello, no está de más conocer las claves para cuidar la ortodoncia, con la ayuda de las Clínicas Vital Dent. Toma nota.
1. Ojo al masticar los primeros días. No te extrañe si te sientes algo incómodo hasta que te adaptes a la ortodoncia. Para que resulte menos difícil, se recomienda ingerir los primeros días alimentos blandos que no requieran de mucha masticación, así como aplicarse cera alrededor de los brackets para evitar posibles rozaduras y lesiones en la mucosa oral, encías o lengua.
2. Ligeras molestias ocasionadas por la presión. Una vez colocado el aparato puedes sentir molestias que no duran más de 48 ó 72 horas. Si la presión que ejerce los ajustes de la ortodoncia es muy fuerte, puedes tomar un analgésico que te recomiende tu especialista con el fin de calmar el dolor.
3. El cepillado, imprescindible. La higiene es fundamental, las personas que utilizan ortodoncia necesitan una limpieza exhaustiva tras las comidas. Así, es muy importante cepillar cuidadosamente cada diente con especial atención alrededor del bracket y por debajo de los alambres para eliminar cualquier resto de comida. Asimismo hoy en día existen en las farmacias unos cepillos dentales especialmente indicados para limpiar la ortodoncia.
4. Elegir bien el cepillo. Para una correcta higiene, el cepillo debe ser suave y blando, para que se adapte a la ortodoncia y acceda a los huecos de más difícil acceso donde se queden los restos de comida. Una  buena alternativa sería el uso de un cepillo interdental para facilitar la limpieza allí donde un cepillo convencional no llega.
5. ¡Ay, qué duro! Evita los alimentos duros o pegajosos, como chicles o caramelos, ya que pueden despegar los aparatos o doblar los alambres, lo que provocaría que los dientes se movieran incorrectamente y retrasaría el tratamiento.

VER GALERÍA

6. El azúcar, un mal aliado. El azúcar refinado aporta hidratos de carbono que fomenta la creación de ácidos en la placa bacteriana que dañan el esmalte produciendo las caries. A la vez, los brackets permiten que se acumule con más facilidad la placa, aumentando el riesgo de presentar inflamaciones y la aparición de caries.
7. ¿Y si se despega? Acude inmediatamente al especialista si algún bracket se despega o algún alambre de la ortodoncia se suelta. Si esto último sucede y te roza, aplica cera para evitar heridas.
8. Visita periódicamente al dentista. Conviene acudir con regularidad al ortodoncista para realizar un seguimiento del tratamiento y reajustar la ortodoncia. Piensa que retrasar la cita o abandonar el tratamiento puede atrasar los resultados o incluso provocar severos daños en los dientes y encías.
9. Cuidados especiales para los aparatos removibles. Ten cuidado de no golpearlo o perderlo al extraerlo de la boca porque pueden deformarse o romperse. Una buena opción es guardarlo dentro de una caja habilitada siempre que te lo quites. También debes lavarlo a diario con cepillo y pasta específica para prótesis o simplemente jabón, y quitarlo siempre que comas.
10. En el caso de ortodoncia invisible... Si llevas ortodoncia estética invisible debes reducir el consumo de sustancias colorantes como el café, bebidas de cola o tabaco para evitar que se tiña.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie