/ 
clock 35min | easyFácil | 4 COMENSALES

Lasaña de berenjenas y carne picada

En lugar de las clásicas láminas de pasta, utilizamos rodajas muy finas de berenjena para hacer este plato. Y la carne picada procede de unas albóndigas que hicimos otro día, nos habían sobrado y teníamos congeladas. Las vamos a deshacer y mezclar con un poco de cebolla pochada para poner como relleno de esta lasaña. Asimismo, también nos había sobrado un poco de bechamel de otra elaboración que aprovechamos, un poco de salsa de tomate y una cuña de queso un poco seca que rallamos para gratinar. ¡Queremos contribuir a reducir el desperdicio alimentario! Y con estos pequeños gestos ponemos nuestro granito de arena. ¡Haz lo mismo!

Lasaña de berenjenas y carne picada

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

En lugar de las clásicas láminas de pasta, utilizamos rodajas muy finas de berenjena para hacer este plato. Y la carne picada procede de unas albóndigas que hicimos otro día, nos habían sobrado y teníamos congeladas. Las vamos a deshacer y mezclar con un poco de cebolla pochada para poner como relleno de esta lasaña. Asimismo, también nos había sobrado un poco de bechamel de otra elaboración que aprovechamos, un poco de salsa de tomate y una cuña de queso un poco seca que rallamos para gratinar. ¡Queremos contribuir a reducir el desperdicio alimentario! Y con estos pequeños gestos ponemos nuestro granito de arena. ¡Haz lo mismo!

  • 2 ud de Berenjena
  • 10 ud de Albóndigas sobrantes
  • 1 unidad de Cebolla
  • 6 cs de Salsa de tomate
  • 6 cs de Salsa bechamel
  • 1 cuña de Queso
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil fresco
  1. 1.

    Lava, seca, quita el rabito y corta unas berenjenas en láminas muy finas a lo largo.

  2. 2.

    Pela y pica la cebolla para pocharla en una sartén con aceite al fuego.

  3. 3.

    Incorpora las albóndigas y desházlas para que quede una masa de carne picada.

  4. 4.

    Añade la salsa de tomate y cocina todo junto unos 3-4 minutos.


  5. 5.

    Cocina la berenjena con un poco de sal y aceite vuelta y vuelta.

  6. 6.

    En una fuente de horno coloca una capa de berenjenas y encima pon la mezcla de carne.

  7. 7.

    Añade un poco de la salsa bechamel y encima pon otra capa de berenjenas.

  8. 8.

    Incorpora un poco más de bechamel y ralla la cuña de queso por encima.

  9. 9.

    Gratina en el horno hasta que el queso se derrita y se dore ¡y con cuidado de no quemarte ya puedes llevar esta lasaña de aprovechamiento, con un poco de perejil por encima, a la mesa!