/ 
clock 30min | easyFácil | 4 PORCIONES

Mejillones 'thai' con patatas fritas

En Francia y en Bélgica es tradicional tomar mejillones al vapor con patatas fritas. La combinación puede resultar sorprendente, pero engancha. Son los conocidos como moules frites. Se suelen tomar al vapor, o con alguna salsa ligera típica de su cocina, con mantequilla, chalota o apio. Es un plato que está de moda y ahora hay muchos restaurantes especializados que ofrecen una amplia carta de mejillones, acompañados siempre de sus ‘frites’. En esta línea, os proponemos unos deliciosos mejillones al estilo thai, con todo su exótico sabor. Y por supuesto, con sus patatas fritas.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

En Francia y en Bélgica es tradicional tomar mejillones al vapor con patatas fritas. La combinación puede resultar sorprendente, pero engancha. Son los conocidos como moules frites. Se suelen tomar al vapor, o con alguna salsa ligera típica de su cocina, con mantequilla, chalota o apio. Es un plato que está de moda y ahora hay muchos restaurantes especializados que ofrecen una amplia carta de mejillones, acompañados siempre de sus ‘frites’. En esta línea, os proponemos unos deliciosos mejillones al estilo thai, con todo su exótico sabor. Y por supuesto, con sus patatas fritas.

  • 800 g de Mejillones
  • 1 Puerro
  • 1 diente de Ajo
  • Cebolla morada
  • 1 trozo de Jengibre fresco como de 2 cm.
  • Pasta de curry verde
  • 1 cucharada de Salsa de pescado
  • 125 ml de Leche de coco
  • 1 Lima
  • 1 Chile rojo
  • 1 ramillete de Cilantro
  • 2 cs de Aceite de girasol
Para las patatas fritas:
  • 2 Patatas grandes
  • Aceite de oliva
  • Sal
  1. 1.

    Para hacer estos mejillones thai con patatas fritas, lo primero que tienes que hacer es limpiar bien los mejillones si los has comprado frescos. Con la ayuda de un cuchillo pequeño, quita todas las barbas y cualquier cosa que tengan adheridos a la concha. Una vez limpios, lávalos bien con agua fresca y reserva.

  2. 2.

    Aparte, pela las patatas, pártelas en bastones y fríelas en aceite bien caliente. Sácalas a un plato aparte con papel de cocina para retirar el exceso de aceite y pon a punto de sal. Reserva.

  3. 3.

    Ahora, limpie bien el puerro retirando las raíces, la parte más verde y las capas exteriores. El tronco blanco, pícalo en aritos finos.

  4. 4.

    Pela la cebolla morada y pícala en brunoise fina. Pela también el ajo y pícalo tan menudo como puedas.

  5. 5.

    Pela el trozo de jengibre y pártelo en tiritas bien finas.


  6. 6.

    Acerca al fuego un wok o una cazuela con el aceite de girasol (también puedes usar un aceite de oliva suave) e incorpora el ajo, el puerro y la cebolla picados. Cocina a fuego suave durante unos minutos.

  7. 7.

    Ahora, añade la pasta de curry verde y deja que se sofría ligeramente. Un par de minutos después, incorpora la salsa de pescado y la leche de coco. Remueve para integrar todo bien.

  8. 8.

    Incorpora ahora los mejillones. Sube un poco el fuego y tapa el wok o la cazuela. Deja que se vayan abriendo todos los mejillones, lo que les llevará unos minutos. Y mueve la cazuela entera agarrándola por las asas, pero sin destapar.

  9. 9.

    Sirve los mejillones inmediatamente y adorna con el chile rojo cortado en aritos, el cilantro picado y termina el plato con chorrito de lima.

  10. 10.

    Acompaña con las patatas fritas.