Pita rellena de falafel, ensalada y salsa tahini
 / 
clock 01:00 | easyFácil | 4 COMENSALES

Pita rellena de falafel, ensalada y salsa tahini

Este plato es la esencia de la comida rápida y de la comida callejera de buena parte de Oriente Medio. Una delicia exótica y sabrosa que ahora podrás hacer en casa. El resultado es increíblemente bueno. ¡Sorprende a tus invitados con este bocata árabe!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Este plato es la esencia de la comida rápida y de la comida callejera de buena parte de Oriente Medio. Una delicia exótica y sabrosa que ahora podrás hacer en casa. El resultado es increíblemente bueno. ¡Sorprende a tus invitados con este bocata árabe!

Para el falafel:
  • 250 g de Garbanzos
  • 2 Cebollas
  • 1 ramillete de Cilantro fresco
  • 1 ramillete de Perejil fresco
  • Sal
  • 1 pellizco de Comino
  • Aceite de oliva suave
Para la salsa tahini:
  • 1 Ajo
  • 1 Limón
  • 3 cs de Pasta tahini
  • Sal
  • Pimienta negra
Para la pita:
  • 4 ud de Pan de pita
  • 1 Tomate
  • Pepino
  • Cebolla morada
  • 3 hojas de Lechuga romana
  • Sal
  • 1 cucharada de Aceite de oliva virgen extra
HACER EL FALAFEL:
  1. 1.

    La noche anterior, pon los garbanzos a remojo en abundante agua con una pizca de sal.

  2. 2.

    Al día siguiente, escurre los garbanzos del agua en la que se han hidratado y trítúralos en crudo. Hazlo en el robot de cocina o en la trituradora hasta conseguir una especie de harina gruesa.

  3. 3.

    Pela la cebolla y pícala muy menuda, tan finita como puedas. Hay quien también la tritura, pero en este caso es muy importante escurrir toda el agua que soltará, para ello ponla sobre un colador y déjala escurrir durante al menos 20 minutos o media hora, apretando de vez en cuando, para que suelte toda esa agua.


  4. 4.

    Lava el perejil y el cilantro y pícalos bien menudos.

  5. 5.

    Mezcla un bol el garbanzo triturado junto con la cebolla, el cilantro y el perejil picados. Añade un buen pellizco de sal y mezcla todo bien, amasando con las manos, que para se integre todo bien y se forma una masa.

  6. 6.

    Ve formando pequeñas bolitas con esta masa y ve reservándolas en una bandeja. Continua hasta terminar con la masa.

  7. 7.

    Acerca una sartén al fuego con abundante aceite de oliva suave. Cuando esté bien caliente, ve añadiendo bolitas de falafel. Fríelas por tandas, sin añadir demasiadas a la sartén al mismo tiempo, para que no baje la temperatura del aceite. A medida que vayan estando doradas por todos los lados, ve sacándolas a un plato con papel de cocina, para retirar el exceso de aceite.
PARA LA SALSA TAHINI:
  1. 1.

    Pela el ajo y pártelo por la mitad para retirar el germen, responsable de que a algunas personas les resulte indigesto. Pártelo en dos o tres trozos y ponlo en el vaso de la batidora.


  2. 2.

    Añade el zumo del limón, con cuidado de que no caigan pepitas y el tahini.

  3. 3.

    Tritura con la batidora y añade sal y pimienta negra recién molida al gusto.
MONTAR LA PITA:
  1. 1.

    Prepara todos los ingredientes de la ensalada que pondrás junto al falafel dentro de cada pita. Esto es, lava el tomate y pártelo en lonchas. Lava la lechuga, escúrrela bien y pártela en trozos medianos, pica la cebolla morada en juliana fina. Lava el pepino y parte rodajas finitas. Coge unas hojitas de cilantro, desechando las ramas. Pon un poquito de sal sobre la ensalada, riega con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y reserva.

  2. 2.

    Tuesta ligeramente los panes de pita en una sartén o en tostadora. Corta un extremo, lo suficiente para que el pan se pueda abrir y rellenar.


  3. 3.

    En el fondo, con la ayuda de una cucharilla, pon un poco de salsa tahini.

  4. 4.

    Introduce un poco de cada elemento de la ensalada: una rodaja de tomate, dos de pepino, un poco de lechuga, cilantro y cebolla. Rellena con dos o tres falafeles (depende del tamaño) y termina con un poco de salsa por encima.

  5. 5.

    ¡A disfrutar!