Dal o curry de lentejas rojas
 / 
clock 35min | easyFácil | 4 COMENSALES

Dal o curry de lentejas rojas

El Dal (también dhal o daal) es el plato de legumbres por excelencia en la India, de hecho, es la base de su alimentación. Se puede preparar de mil y una formas, y aunque la lenteja es la legumbre más empleada, también lo podemos encontrar de garbanzos o guisantes. Sabroso y aromático, cuando lo pruebes, este plato se convertirá en un as en la manga de tu recetario. La lenteja roja india se encuentra cada vez más fácilmente en supermercados y comercios de comestibles asiáticos. Se cocina muy rápidamente, lo que convierte a este plato en una excelente opción para una sencilla comida entre semana.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El Dal (también dhal o daal) es el plato de legumbres por excelencia en la India, de hecho, es la base de su alimentación. Se puede preparar de mil y una formas, y aunque la lenteja es la legumbre más empleada, también lo podemos encontrar de garbanzos o guisantes. Sabroso y aromático, cuando lo pruebes, este plato se convertirá en un as en la manga de tu recetario. La lenteja roja india se encuentra cada vez más fácilmente en supermercados y comercios de comestibles asiáticos. Se cocina muy rápidamente, lo que convierte a este plato en una excelente opción para una sencilla comida entre semana.

  • 200 g de Lentejas rojas
  • 2 Tomates maduros
  • 4 Dientes de ajo
  • 1 trozo de Jengibre fresco de 2 cm.
  • 1 pizca de Semillas de comino
  • 1 pizca de Semillas de mostaza
  • 1 pizca de Semillas de cilantro
  • Garam masala
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva suave
  1. 1.

    Enjuaga bien las lentejas sobre un colador amplio de trama fina. Una vez lavadas, ponlas en una cazuela amplia con agua fresca, de tal forma que las cubra y sobrepase como un dedo más o menos. Lleva a ebullición.

  2. 2.

    En cuanto rompa a hervir, deja cocer a fuego suave hasta que estén tiernasn pero sin perder su textura.

  3. 3.

    Mientras se cocinan las lentejas, pela y pica en brunoise fina, es decir, en daditos menudos, la cebolla.

  4. 4.

    Lava los tomates y pícalos en dados. Reserva aparte.

  5. 5.

    Aparte, pela los ajos, pártelos en tres o cuatro trozos cada uno y ponlos en el vaso de la batidora. Pela también el trozo de jengibre, pártelo en varios trozos y ponlo en el vaso de la batidora junto al ajo. Añade un poco de agua, con un chorrito es suficiente, lo justo para que la batidora pueda trabajar bien y reduzca el ajo y el jengibre a una pasta.

  6. 6.

    Acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y cocina la cebolla a fuego suave, hasta que comience a transparentar y estar pochada.


  7. 7.

    En ese momento, incorpora la pasta de ajo y jengibre junto a las especias: el garam masala, las semillas de mostaza, el coriandro o semillas de cilantro y el comino y sigue cocinando durante cinco minutos más.

  8. 8.

    Incorpora el tomate, pon a punto de sal y sigue cocinando durante cinco minutos más, o hasta que el tomate comience a deshacerse.

  9. 9.

    Una vez hecho el sofrito, tienes la opción de pasarlo por la batidora para reducirlo a una salsa muy espesa o dejarlo tal cual. Todo depende de tus gustos y si te gusta mientras comes encontrarte en la boca con las especias en grano y con la textura de la cebolla. El sabor será el mismo.

  10. 10.

    Triturado o no, incorpora el sofrito a las lentejas y da un hervor al conjunto durante tres o cuatro minutos, lo justo para que se integre todo bien y los sabores se mezclen.

  11. 11.

    Prueba el dal y rectifica de sal y pimienta si fuera necesario.

  12. 12.

    Sirve con un poco de cilantro picado por encima, así como unos aritos de chile rojo. Para un menú indio más completo, acompaña este plato con pan naan o con chapatis.