Tortilla guisada con salsa de tomate
 / 
clock 35min | easyFácil | 4 COMENSALES

Tortilla guisada con salsa de tomate

Una tortilla guisada es una excelente idea para dar una vuelta a uno de los principales clásicos de la cocina española y sorprender a tus invitados. Puedes preparar una tortilla ya pensando en esta elaboración, aunque también es una excelente receta de aprovechamiento, para crear un plato nuevo a partir de las sobras que hayan quedado en casa de tortilla de patatas. Hay diferentes formas de guisar una tortilla, hacerla con salsa de tomate es muy tradicional en León.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Una tortilla guisada es una excelente idea para dar una vuelta a uno de los principales clásicos de la cocina española y sorprender a tus invitados. Puedes preparar una tortilla ya pensando en esta elaboración, aunque también es una excelente receta de aprovechamiento, para crear un plato nuevo a partir de las sobras que hayan quedado en casa de tortilla de patatas. Hay diferentes formas de guisar una tortilla, hacerla con salsa de tomate es muy tradicional en León.

Para la tortilla:
  • 5 Huevos
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
Para la salsa:
  • 4 Tomates maduros
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 pizca de Pimentón dulce
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • 2 ramitas de Perejil
  1. 1.

    Para hacer esta tortilla guisada comenzaremos por la tortilla, a menos que vayas a recuperar restos de una tortilla ya hecha. Pela las patatas y pártelas en rodajas finas. Pela la cebolla y pícala en brunoise fina.

  2. 2.

    Acerca una sartén al fuego con abundante aceite de oliva virgen extra y pocha la patata y la cebolla. De vez en cuando, ve removiendo al tiempo que rompes un poco la patata. Cuando esté bien hecha, saca la patata y la cebolla, escurriendo bien el aceite. Pon a punto de sal.

  3. 3.

    Bate los huevos, pon una pizca de sal e introduce la mezcla de patata y cebolla. Mueve bien para que se integre todo.

  4. 4.

    Acerca al fuego una sartén antiadherente con unas gotas de aceite y añade la mezcla. Da forma a los bordes con la ayuda de una espátula y pasados dos minutos, dale la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato. Vuelve a ponerla en la sartén para cuajarla por los dos lados. Cocínala más o menos según tus gustos.

  5. 5.

    Cuando saques la tortilla déjala enfriar un poco.


  6. 6.

    Para la salsa, comienza por pelar y picar la cebolla en dados. Lava el pimiento rojo, retírale las semillas y pártelo también en trozos, ni muy grandes ni muy pequeños.

  7. 7.

    Acerca una sartén al fuego con un chorro de aceite y cocina a fuego suave la cebolla y pimiento rojo, junto a un pellizco de sal. Cuando estén bien pochados, incorpora el tomate partido en trozos y sigue cocinando a fuego suave durante 10 minutos.

  8. 8.

    Cuando el tomate comience a deshacerse y la cebolla esté transparente y blanda, pasa el sofrito al robot de cocina o el vaso de la batidora y tritura.

  9. 9.

    Vuelve poner la salsa en la sartén o cazo, rectifica de sal y pimienta negra y añade el pimentón. Incorpora el vino blanco y sube el fuego para que se evapore el alcohol.

  10. 10.

    Introduce la tortilla y cocina durante cinco minutos, regando por encima de la tortilla bien con la salsa.

  11. 11.

    Sirve inmediatamente y termina adornando por perejil picado fresco por encima.